Así fue la negociación para rescatar a mujer retenida por su pareja

Así fue la negociación para rescatar a mujer retenida por su pareja

Agosto 31, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Desde las 5:00 p.m hasta pasadas las 12:00 m del lunes, un psicólogo del Gaula de la Policía intentó disuadir al tendero que se entregara a las autoridades y permitiera que su ex esposa fuera atendida por los médicos. El hecho terminó en tragedia.

“Mamita en el cielo seremos felices, esperame que me voy contigo”, eran las palabras que decía Jorge Charria Mendoza, mientras retenía herida a su ex esposa, Crisbel Jarlud Poquiguegue Fernández, de 22 años, en el barrio Chapinero, en el oriente de Cali.Jorge Charria, un tendero de 54 años de edad, había herido a su ex compañera de un disparo en un pómulo, al parecer, en una discusión. La retención terminó en tragedia, cuando a la medianoche de ayer, este hombre se quitó la vida, en el momento en el que un grupo especial de la Policía ingresaba al lugar.La joven fue trasladada a la Clínica de los Remedios, donde se encuentra fuera de peligro.Desde las 5:00 p.m hasta pasadas las 12:00 m de ayer, un psicólogo del Gaula de la Policía intentó disuadir al tendero que se entregara a las autoridades y permitiera que su ex esposa fuera atendida por los médicos. El psicólogo, experto en negociaciones, relató que Charria Mendoza repetía que su deseo era morir al lado de su ex esposa, con quien tenía una niña de 3 años.Seis horas de zozobraEl hecho inició cuando Crisbel Jarlud llevó su hija a la casa para visitar a su padre. Según lo que relató Charria a la Policía, luego de discutir, él retuvo a la menor, entonces la ex esposa buscó un arma de fuego que estaba en la casa y le apuntó. En el forcejeo Jorge Charria le pegó un tiro en el pómulo.William Charria, hermano del tendero, que participó en las negociaciones, relató que cuando él llegó a la casa la Policía tenía acordonado el lugar. Dijo que en ese momento empezó a hablar con su hermano. Le pedía que pensara en sus hijos (cuatro en total) y en su madre. Aproximadamente una hora después, Jorge Charria accedió a entregarle la niña a uno de sus familiares.Las negociaciones continuaron por varias horas más. “Accedió a abrir una reja de la tienda para que por allí habláramos con él”, explicó el psicólogo del Gaula.El experto, quien lleva quince años como negociador en el Gaula de la Policía, relató que este hombre repetía una y otra vez que no quería ir a la cárcel. “Era lo que más miedo le causaba”, dijo.También, asegura el policía, que el tendero aseguraba que estaba cansado de tantas burlas y humillaciones. Decía que su esposa y el hermano de ella se habían burlado de él.“Optamos por salvar la vida de ella”Antes de la medianoche, dice el psicólogo, “Jorge Charria se alejaba cada vez más de la realidad. Hablaba solo con las manos hacia el cielo. Gritaba mamita esperame que en el cielo nos encontramos”.Agregó que el tendero había dejado dos cartas de despedida contando que se iba a quitar la vida, aparte de un testamento.“Tomamos la decisión de entrar cuando él empezó a decir que ella se estaba muriendo. Al analizar la situación supe que él estaba esperando que ella se muriera para suicidarse. Él estaba bloqueado y no se podía negociar más con él, porque la joven se podía morir en cualquier momento”, explicó el experto.Otro crimen pasionalOtro hecho similar se presentó ayer en Cali. La Policía Metropolitana capturó a una pareja, quienes al parecer asesinaron al ex esposo de la mujer.Los hechos se presentarón en la Transversal 103 con Diagonal 26P19 del barrio Marroquín. Los capturados, un hombre de 29 años y una mujer de 31 años, pretendían huir en una motocicleta después de que al parecer agredieran con arma de fuego a Ober Antonio Betancourt Valencia, ex esposo de ella.Según versiones de testigos a la Policía, Betancourt en días pasados había tenido inconvenientes con el capturado porque era el actual compañero sentimental de su ex esposa.Al parecer, la víctima buscaba continuamente a su ex pareja.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad