Así fue desmembrada adolescente en el centro de Cali

Agosto 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Así fue desmembrada adolescente en el centro de Cali

El cuerpo desmembrado fue encontrado el 18 de abril de este año en el centro de Cali.

Este viernes, en audiencia de imputación de cargos, un testigo menor de edad que participó en el desmembramiento de una adolescente en Cali, narró cómo sucedieron los hechos.

Una deuda por drogas, que no superaría los cien mil pesos, al parecer habría sido la causa que desencadenó en la muerte de Daniela, la joven de 17 años que fue desmembrada y sus partes abandonadas en distintos lugares del barrio El Calvario, en el centro de Cali, el pasado 17 de abril.Este viernes, durante la audiencia de imputación de cargos, alias Omar o El Negro, presunto responsable por estos hechos, no aceptó los cargos en su contra por los delitos de homicidio agravado y ocultamiento de material probatorio. Sin embargo, al final de la audiencia, el Juez 17 Penal Municipal con función de control de garantías, le dictó medida de aseguramiento preventiva en centro carcelario, al considerar que ‘Omar’ es un peligro para la sociedad. Cabe resaltar que este hombre, de 19 años, desde hace dos meses está recluido en la cárcel de Villahermosa por el delito de hurto agravado y calificado. Asimismo, en su historial de antecedentes judiciales figuran otros dos procesos por esta causa, además de uno por homicidio, aparte del caso de Daniela, y está indiciado por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años. Testigo del crimenUn menor de edad, que actualmente se encuentra en el programa de protección a testigos de la Fiscalía, estuvo presente la noche en que asesinaron y desmembraron a Daniela. De acuerdo con su testimonio, el 17 de abril a las 10:00 p.m., fue a la casa de ‘Omar’ o ‘El Negro’, ubicada en la Calle 13A con Carrera 11, para cobrarle el dinero de una deuda que tenían por drogas. Al llegar, vio a ‘Omar’ en compañía de alias Dani, su ayudante, y dos mujeres que aún no han sido identificadas. Tras discutir sobre su deuda, ‘Omar’ llamó a Daniela, que se encontraba en uno de los cuartos, y la llevó al patio de la casa. Pasado un tiempo, el hombre llamó a ‘Dani’ y al adolescente, quienes al llegar, presenciaron cómo le cortaba la cabeza a la joven con un cuchillo. Luego, ‘Omar’ le ordenó al adolescente que le cortara un brazo y que, si no lo hacía, lo desmembraría a él también. Ante las amenazas, el joven empezó amputar la extremidad derecha con dificultad, a lo que ‘Dani’ comentó “yo sé lo difícil que puede ser la primera vez”. Acto seguido, ‘Omar’ envolvió la cabeza en una bolsa negra y fue a un cuarto. Frente a la negativa del adolescente de seguir desmembrando el cuerpo, el hombre le ordenó a las dos mujeres que continuaran haciéndolo. Ellas cerraron la puerta y el joven contó que las escuchó reírse. Mientras tanto, el presunto homicida, salió con la cabeza de la joven y regresó tiempo después sin ella. Al volver al patio donde se encontraba el cuerpo, este ya estaba desembrado y ‘El Negro’ le dijo al joven que metiera las extremidades en una caja y las “botara” en alguna parte. Antes de salir, escuchó como ‘Omar’ le decía a ‘Dani’ y a las dos mujeres que se alistaran para irse. El adolescente llevó la caja en una bicicleta y al ver a un reciclador, se asustó y dejó el paquete en un punto cercano a la casa. Después, afirmó que no supo qué más pasó con el cuerpo.Según los hallazgos de las autoridades, el 18 de abril en la Calle 13 con Carrera 10, se encontraron la cadera, la sección pélvica y los muslos de la mujer en una caja cubierta con una cobija de cuadros color rojo y blanco. Asimismo, hallaron las extremidades que estaban envueltas con papel carbón de color azul. En un andén ubicaron la caja torácica que estaba en una bolsa plástica de color blanco. Trece días después, en la Calle 13 con Carrera 12, encontraron la cabeza incinerada de la joven. Asimismo, en el lugar en que ocurrieron los hechos, unidades de la Sijin encontraron hojas de papel carból azul, retazos de tela de cuadros color rojo y blanco, guantes blancos de látex, manchas en la pared de color rojizo, una segueta con rastros de tejido humano, dos cuchillos y, en un desagüe, hallaron coágulos que aparentemente, eran de sangre. Cabe mencionar que por el delito de homicidio agravado, la pena oscila entre los 400 y 600 meses de cárcel, lo que equivale a más de 33 años. Por el delito de ocultamiento de material probatorio, la sentencia equivale a entre 4 y 12 años de prisión, además de una multa entre 200 y 500 salios mínimos mensuales legales vigentes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad