Así es la ruta que acordaron seguir las Farc y el Gobierno para conseguir la paz

Septiembre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Así es la ruta que acordaron seguir las Farc y el Gobierno para conseguir la paz

Tras la firma del 'Acuerdo Final', que se llevará a cabo al final de la segunda fase de las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, la guerrilla entregaría las armas. En la foto, un subversivo del Frente Sexto de las Farc, en Toribío, Cauca.

El proceso de paz con la guerrilla consta de tres fases, de las cuales ya se cumplió la primera. En octubre próximo arranca la segunda parte, en la que se discutirá el 'Acuerdo Final' con el que se firmaría la terminación del conflicto armado en Colombia.

Este martes, 4 de septiembre, el Gobierno y las Farc destaparon sus cartas sobre el proceso de paz que se comprometieron a iniciar una semana antes, en Cuba, con la firma del 'Acuerdo general para la terminación del conflicto'.Los detalles de los diálogos fueron revelados por el presidente Juan Manuel Santos, durante una alocución presidencial en la que reconoció los riesgos de una nueva negociación con la guerrilla, a la vez que manifestó sus esperanzas, pues "si somos exitosos, habremos puesto fin a esa oscura noche de medio siglo de violencia".De acuerdo con el mismo presidente Santos, los primeros mensajes entre el Gobierno y las Farc comenzaron durante el Gobierno de Álvaro Uribe. De hecho, el jefe de Estado indicó que los nuevos acercamientos se realizaron mediante unos canales de comunicación que se habían establecido con el exmandatario.Uribe ha rechazado esta afirmación, pues dijo que durante su mandato "nunca se negó a un proceso de paz, pero las condiciones eran claras. Se requería, por ejemplo, que liberaran a todos los secuestrados y esto no ocurrió".Lo cierto es que el "trabajo preparatorio", como lo llamó Santos, comenzó hace año y medio con intercambios de mensajes entre funcionarios delegados por el Presidente y el Secretariado de las Farc, en ese entonces al mando de 'Alfonso Cano'. En este momento de los acercamientos, se contactó al gobierno cubano para que hiciera parte del proceso, el cual consta de tres fases.La primera fase: los acercamientosLa primera fase, denominada por Santos como exploratoria, comenzó hace seis meses, el 23 de febrero, con una reunión en La Habana, Cuba. En estos primeros encuentros se contó con el apoyo y acompañamiento de los gobiernos de Venezuela y Noruega. Santos dijo que con estos acercamientos "se acordaron el propósito, la agenda y las reglas de juego de un proceso que debe ser serio, digno, realista y eficaz"El pasado 26 de agosto, en medio de los rumores que ya habían en Colombia sobre el proceso de paz, las Farc y el Gobierno firmaron en Cuba el 'Acuerdo General para la terminación del conflicto'. El hecho fue confirmado al día siguiente por el presidente Santos, luego de que la noticia se filtrara por Telesur y RCN Radio.Aunque el presidente Santos no confirmó exactamente quiénes participaron por parte del Gobierno en las "reuniones exploratorias", el documento que resultó de este proceso fue firmado por el exministro de Ambiente y excomisionado de Paz, Frank Pearl y por el alto consejero de Seguridad Nacional, Sergio Jaramillo.Además, como testigos del acuerdo firmaron el alto consejero para la Reintegración, Alejandro Eder; el exfuncionario de Presidencia, Jaime Avendaño; la consejera presidencial Lucía Jaramillo Ayerbe; Elena Ambrosy e, incluso, el hermano del Presidente, el periodista Enrique Santos Calderón.Por el lado de la guerrilla, según se confirmó en la rueda de prensa realizada este martes en La Habana, firmaron 'Mauricio Jaramillo', 'Marcos León Calarcá', 'Ricardo Téllez', 'Andrés París', 'Sandra Ramírez' y 'Hermes Aguilar'. Además, se habla de que en las reuniones hubo acompañamiento de Rodrigo Granda, el llamado canciller de las Farc que fue liberado en el 2007 durante la administración Uribe.En estos seis meses de diálogos, en los que se definió la ruta a seguir, se acordaron cinco puntos que serán discutidos en la segunda fase de negociaciones, los cuales son: desarrollo rural, garantías a la oposición política y participación ciudadana, fin del conflicto armado, el narcotráfico y derechos de las víctimas.El primer punto es una de las banderas políticas más antiguas de la guerrilla y fue abordado por Santos como "dar mayor acceso a la tierra, llevar infraestructura a las regiones más apartadas, hacer que la prosperidad y los servicios del Estado lleguen a todos los habitantes del campo. Es repartir las oportunidades de manera más equitativa por todo el territorio".En este punto, según el acuerdo, también se incluyen políticas de desarrollo social, en las que se discutirán temas de "salud, educación, vivienda y erradicación de la pobreza".El siguiente tema de la agenda son las garantías a la oposición política y participación ciudadana. Con esto, se pretende dar por sentado que los grupos que surjan, luego de que la guerrilla entregue las armas, tendrán garantías y escenarios de participación política en Colombia. Igualmente, se busca promover la participación ciudadana, "incluyendo la población más vulnerable".El presidente Santos, al referirse a esto, recalcó que lo anterior deberá implementarse "no sólo en la norma, sino en la realidad". Con esto se quiere romper el "lazo entre política y armas" y garantizar que la protesta en el país se haga sin temor.Uno de los puntos más importantes y que, según el jefe de Estado marcará la diferencia con otros procesos de paz, es el denominado Fin del Conflicto. En el documento está consignado que en esta parte se implementará un "cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo".De esta forma, las Farc se comprometen a entregar las armas y el Gobierno a resolver la situación jurídica de los excombatientes. Sobre esto se pronunció este martes el fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, quien dijo que se cancelarán las órdenes de captura en contra de los negociadores de la guerrilla. Pero el fin del conflicto no sólo implica la dejación de las armas. En el documento, el Gobierno también se compromete a continuar la lucha en contra de otros grupos armados ilegales (como las bandas criminales) y la protección de los excombatientes, para que no se repitan episodios como el de la Unión Patriótica. Para Santos, un gran avance que daría el proceso de paz es si éste ayuda en la terminación del narcotráfico, consignado en el cuarto punto del acuerdo como 'Solución al problema de las drogas ilícitas'. Este consta de programas de sustitución de cultivos ilícitos, de prevención del consumo y salud pública y de "solución del fenómeno de producción y comercialización de narcóticos". El último punto del acuerdo es las Víctimas, el cual gira en torno a los derechos humanos y la verdad. El presidente Santos recordó que eso "es lo que comenzamos a hacer con la Ley de Víctimas", pero que se espera que el proceso con las Farc permita que los colombianos conozcan quiénes han sido los responsables del conflicto armado en el país. Cabe recordar que durante estos primeros acercamientos se mantuvo un completo hermetismo en ambas partes y en Colombia continuaron las operaciones militares de lado y lado.Segunda y tercera fase: definición e implementaciónAhora, con la firma del documento el pasado 26 de agosto, el proceso entra en su segunda fase, que consta de una serie de encuentros entre los delegados de ambas partes para conciliar los puntos que se propusieron en las primeras conversaciones y redactar el 'Acuerdo Final'.Si bien el presidente dijo que la mesa de negociaciones será instalada en Oslo en la "primera quincena de Octubre", algunas informaciones indican que podría darse el 5 de ese mes. Luego continuarán en La Habana, con la participación de diez delegados por cada parte, de los cuales cinco tendrán la vocería. Cada delegación podrá tener, en total, 30 integrantes.El primer tema de discusión será el de desarrollo rural y, de ahí en adelante, se acordará entre ambas partes con cuál de los cinco temas continuar.Estas conversaciones, que se darán bajo el lema de que "nada está acordado hasta que todo esté acordado", serán evaluadas periódicamente por el Gobierno. Sobre esto, el presidente Santos afirmó que, si por algún motivo no hay avances, "sencillamente no seguimos". La idea es que esta fase del proceso no se dilate en términos de años, sino de meses. Santos fue enfático en decir que durante este momento del proceso no se hará ninguna concesión de carácter militar y le indicó al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y al resto de la cúpula militar, que las operaciones militares deben continuar "con la misma intensidad". Aunque el proceso de negociaciones ya salió a la luz pública, ambas partes siguen de acuerdo en que los diálogos deben manejarse con hermetismo. Sin embargo, el mandatario de los colombianos anunció que se van a "establecer mecanismos para informar sobre los avances y para garantizar una adecuada participación de la sociedad, manteniendo, eso sí, el carácter serio y discreto de las conversaciones". La última parte del proceso de paz, si llegara a darse la conciliación y firma del 'Acuerdo Final' que se discutirá en los próximos meses, es la implementación de lo consignado en ese documento, con el que se "terminaría formalmente el conflicto".En este momento es que se llevaría a cabo la entrega de las armas por parte de las Farc y la reincorporación de los exguerrilleros a la vida civil.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad