Así es Camilo Herrera, el falso psiquiatra que engañó a Medicina Legal

Febrero 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:

El falso psiquiatra no terminó sus estudios por mal rendimiento. Ayer fue enviado a la cárcel.

“Uno de los retos más importantes es la formación de profesionales en salud mental, no sólo de psiquiatras, en la atención del trastorno en las cárceles”. La frase pertenece a un documento de 34 páginas titulado ‘La atención social y el tratamiento penitenciario de la población reclusa’. Su autor es Camilo Herrera Triana, ahora conocido en el país como el falso psiquiatra.Este fue uno de los documentos que Herrera produjo durante los diez años que laboró en el Instituto de Medicina Legal, al que llegó afirmando ser un médico especializado de la Universidad Juan N Corpas de Bogotá.Luego de haber emitido más de 1.900 dictámenes médicos, las autoridades comprobaron que el supuesto especialista sólo estudió entre 1988 y 1992 en la Universidad Nacional, pero nunca completó sus estudios en la Facultad de Medicina debido a su bajo rendimiento. No obstante, llegó a formar parte de exclusivos círculos académicos. Así consta en documentos de la Academia Nacional de Medicina que se refieren a Herrera como el “distinguido” psiquiatra que hace parte de la Asociación Colombiana de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En esta agremiación, primero estuvo como vocal y luego llegó a ser presidente.Pero Triana no sólo se conformó con ofrecer sus servicios en Medicina Legal. Algunos anuncios en Internet daban cuenta de que el falso psiquiatra era “experto en valoraciones especiales, procesos legales y trastornos del envejecimiento”, terapias que, aseguraba, aprendió en los cursos que había realizado fuera del país. Y es que Triana ingresó a la Institución el 23 de mayo del 2002, luego de presentar una hoja de vida en la que aseguraba tener estudios en medicina y psiquiatría en distintas universidades, haber trabajado en entidades como el Inpec y ser el autor de publicaciones académicas y científicas, lo que le habría facilitado la llegada a su cargo. Luego de una investigación, Medicina Legal comprobó que esa ardua experiencia laboral tan sólo correspondía a una decena de documentos falsos. ConfesionesHerrera Triana aceptó ante la Juez 37 de garantías los cargos que imputados por la Fiscalía, como falsedad ideológica y material en documento público y privado, fraude procesal y falso testimonio. El hombre podría recibir una pena de hasta cuatro años de cárcel. “Este señor tiene abiertas seis investigaciones disciplinarias en el Instituto, algunas por quejas de sus colegas y otras por las personas que fueron objeto de sus exámenes”, manifestó Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal.Valdés agregó que Camilo Herrera Triana es acusado de emitir unos 1.427 conceptos médicos en Bogotá y 400 más en las seccionales de Meta, Casanare y Boyacá.Hasta el momento se habla de que cada uno de esos dictámenes quedaría sin piso jurídico, por lo que deberían ser retomados para entregar tranquilidad a quienes los solicitaron.Sin embargo, el vicefiscal general de la Nación, Wilson Alejandro Martínez, señaló que se están evaluando los resultados en los que tuvo injerencia Herrera. “No necesariamente toda decisión que él haya tomado tiene una implicación jurídica, pues las decisiones de los jueces no se basan única y exclusivamente en un dictamen pericial”, explicó Martínez.“Fui una de sus víctimas”Arsenio Luis Acosta dice ser uno de los afectados por el proceder del falso psiquiatra, luego de que debiera acudir ante Medicina Legal por ser acusado de presunto abuso sexual contra su propia hija.“Me mandaron a una entrevista con un psiquiatra. La primera vez que fui no me atendieron porque el señor Camilo Herrera Triana no estaba. Después volví y este tipo fue muy grosero conmigo, me maltrató todo el tiempo”, dijo Arsenio.El resultado de la valoración que este supuesto profesional le hizo a Acosta determinó que él era un peligro para su hija y para la sociedad, por lo que su niña fue entregada al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).Pese a que la menor le fue arrebatada por causa del diagnóstico de Triana, diez meses después la Fiscalía archivó el proceso en su contra y Acosta recuperó a su hija.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad