Así cayó 'Puyol', el hombre que golpeó a una mujer 35 veces con un martillo en el Valle

Así cayó 'Puyol', el hombre que golpeó a una mujer 35 veces con un martillo en el Valle

Marzo 18, 2018 - 12:09 p.m. Por:
Redacción de El País
Feminicidio

En el Valle del Cauca van 18 feminicidios en 2018. 

Istock / El País

Un informante y las interceptaciones a dos líneas telefónicas fueron claves para lograr la captura de alias Puyol, el hombre que el 16 de septiembre de 2016, en zona rural de Yotoco, Valle, golpeó 35 veces con un martillo a su expareja. 

La señora, de 45 años, quedó en estado de coma durante varios meses y cuando logró recobrar la conciencia instauró la denuncia ante la Fiscalía Seccional y ayudó a los investigadores de la Sijín de la Policía para la identificación del presunto agresor.

'Puyol', de 24 años, requerido por el delito de feminicidio en grado de tentativa, atacó a la mujer porque esta no le pagó un dinero que le debía. 

El hoy sindicado pensó que la había asesinado, pero la mujer estuvo agonizando en el lugar hasta que fue auxiliada por vecinos que la llevaron al hospital local. 

Todo ocurrió en una tienda de San Antonio de Piedras, en la zona rural de Yotoco, Valle. Esta persona se encuentra actualmente detenida en la cárcel de Buga tras ser cobijado con medida de aseguramiento. 

Se escondió en Ecuador ayudando a cargar mercancías 

Durante todo el 2017 las autoridades le habían perdido la pista a 'Puyol', solo tenían algunas informaciones, no muy precisas, que indicaban que estaba en Cali, otras que estaba en la frontera con Ecuador y que de vez en cuando cruzaba a Pasto. 

Sin embargo, un informante, en diciembre, le contó a investigadores de la Sijín de la Policía del Valle que el hombre sí estaba laborando en el país vecino, más precisamente en Ibarra. Estaba ayudando a cargar camiones con mercancía y pronto se le iba a acabar el contrato, indicó la fuente anónima a las autoridades. 

Fue en febrero que las interceptaciones a los teléfonos de la mamá del hoy detenido y su actual novia, confirmaron que alias Puyol estaba ya en suelo colombiano. 

"El mes pasado, mediante una de las tantas llamadas que le interceptamos a la señora para conocer el paradero exacto del hombre, supimos que ella tenía una cita médica y que él estaba con la señora, esto ya nos confirmó la presencia de él en Colombia", expresó una fuente de la Sijín de la Policía. 

'Puyol', según la fuente judicial, habría cruzado al país este año tras terminar de laborar en Ibarra, donde habría estado por largo tiempo tratando de esconderse de las autoridades. 

"Sobre esta persona pesaba una orden de captura internacional, a través de circular azul de Interpol, para responder por este caso.  Como sabía que lo estábamos buscando, nunca cruzó por pasos fronterizos de Migración Colombia, como lo pudimos constatar con la consulta de base de datos. Al parecer, pasaba a Pasto por trochas ilegales", explicó el investigador. 

El hombre fue detenido el 14 de marzo en una residencia donde estaba viviendo con su madre y a la que, eventualmente, asistía su pareja. La residencia estaba ubicada en la Calle 13 con Carrera 17, en Pasto. 

"Viajamos hasta Pasto y llegamos a la dirección que pudimos obtener mediante las interceptaciones. Hicimos trabajo de observación y vimos a un hombre que se asomó en una ventana y tenía las mismas características del que estábamos buscando, cuando salió de la residencia fue detenido",  contó la fuente, quien lideró el proceso de investigación.

Secuelas en la salud de la mujer 

Durante la investigación por esta brutal agresión, los investigadores de la Sijín de la Policía hicieron un perfil psicológico del presunto agresor, quien el día de la captura confirmó muchos de los rasgos ya identificados. 

"Él dice que estaba enamorado de la señora y que se obsesionó con ella y que eso llevó a que perdiera el control y la atacara con un martillo hasta creer que la había matado y luego darse a la fuga. La escena de los hechos era horrible: había sangre por todo lado como si varias personas hubiesen salido heridas de una riña, para que dimensione la atrocidad que hizo esta persona", afirmó el funcionario judicial al indicar que el mensaje que esta persona envió con el ataque era "si no es para mí, no es para nadie". 

La señora, quien fue sometida a cinco cirugías durante su tratamiento clínico, quedó con algunas secuelas producto de los golpes a los que fue sometida con el martillo.

"Presenta dolores de cabeza frecuentes y muy fuertes, al igual que episodios de pérdida de memoria", indicó el investigador de la Sijín, quien dijo que la mujer perdió en el ataque parte de su masa encefálica. 

Durante el proceso judicial, según la fuente, la familia del sindicado "no quería dar información porque ya varias personas cercanas están en la cárcel y no querían otra más en prisión, uno de ellos es un tío del joven que está en prisión por abusar sexualmente de un menor". 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad