Así cayeron los capos de la mayor red de narcotráfico en el Pacífico

Así cayeron los capos de la mayor red de narcotráfico en el Pacífico

Octubre 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Así cayeron los capos de la mayor red de narcotráfico en el Pacífico

Durante el año de la investigación la Policía, la Armada y Guardacostas de EE.UU. decomisaron 80 toneladas.

Capturaron dos extraditables. Ya son 35 los detenidos por traficar droga desde el Pacífico.

La ofensiva contra cinco redes narcotraficantes que enviaban droga conjuntamente a Centroamérica terminó con la captura de 35 extraditables  a los que les decomisaron 80 toneladas de coca durante el año de investigación.

Lea también: Así operaban las redes de narcos que sacaron 150 toneladas de coca a Centroamérica.

La Operación Perla del Pacífico, realizada por la Dijín de la Policía, terminó con la captura de ‘Manaba’ y ‘Rufino’. Este último es señalado como el narco más poderoso dentro de las organizaciones. “Él era el que lideraba gran parte de los envíos de droga y el que mandaba más cantidad en cada viaje”, explicó un investigador.

 ‘Rufino’ fue detenido en Giradot, Cundinamarca, mientras que a ‘Manaba’, lo sorprendieron en el exclusivo sector de Santa Bárbara, norte de Bogotá.

Alias Manaba es un ciudadano colombo ecuatoriano que lidera la organización dedicada al transporte de la cocaína.

“Este hombre  controlaba una de las mayores rutas de transporte marítimo de cocaína desde el Pacífico colombiano hacia países de Centroamérica. Utilizan lanchas rápidas fuera de borda las cuales zarpan desde el sector del Cocal, Cabo Manglares, Candelillas con destino a Panamá, Guatemala, Costa Rica, Honduras, México, donde el estupefaciente es recibido y comercializado por carteles de este último país”, indicó la Policía.

‘Manaba’ delinquía junto con alias Peri (detenido junto con otras 26 personas, 10 de ellas arrestadas en Ecuador en octubre 4 pasado) y se encargaban, según la Dijín, “de conseguir la logística que utiliza medios satelitales para el rastreo de los alijos, los cuales les permiten controlar en tiempo real sus desplazamientos para ser abastecidas de combustible por parte de barcos pesqueros que son ubicados estratégicamente en diferentes puntos geográficos”.

[[nid:589371;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/operaciondrogapacifico.jpg;full;{}]]

 

En las interceptaciones y seguimientos a estas bandas, los investigadores de la Policía establecieron que  habían establecido unas tarifas para pagarle a los encargados de la logística. Por cada kilo de droga que iba a salir se debía pagar    US$2000, pero estos recibían si era vendido en Costa Rica entre los US$8000 a US$8500 por kilo; en  Guatemala, entre los US$10.000 a US$11.000 por kilo  y a México, entre los US$12.500 a US$14.000.

Además, los transportistas  pagaban sumas entre US$37.000 a US$70.000  por cada uno de los tanqueos a la lancha. 

“Es que cuando la lancha realizaba un recorrido largo, tenían unos puntos en alta mar en el que barcos pesqueros los abastecían de gasolina y provisiones”, explicó otro de los investigadores.

La operación Perla del Pacífico se realizó  contra estas estructuras que tienen parte de su centro de operaciones en  Tumaco, que es  el municipio más afectados por los cultivos de coca.

Según el monitoreo de la Unodc de la ONU de cultivos ilícitos 2015, en Tumaco tiene 16.960 hectáreas de coca sembradas, el 18% de todo el país.

Además, mucha de la coca, procesada en los laboratorios ubicados en Nariño y Cauca,  es sacada por Cabo Manglares, Salahonda y el parque natural Sanquianga, en Nariño. 

Estas zonas, controladas anteriormente por los ‘Rastrojos’, actualmente tienen presencia de varias redes, entre las que se encuentran ‘Los Urabeños’, otras bandas independientes y herederos de ‘Los Comba’, antiguos jefes del Cartel del Norte del Valle.

Precisamente, una de las cinco  organizaciones desmanteladas en la Operación Perla del Pacífico era la liderada por alias Román, capturado el 21 de octubre con cinco personas más y quien tenía en su poder 28 lingotes de oro.

Este hombre, según las autoridades, empezó trabajando como ‘cocinero’ en cristalizaderos de coca y terminó como el encargado de los laboratorios de los hermanos ‘Comba’. “Cuando estos se entregaron a las autoridades estadounidenses, él se independizó y heredó parte de sus rutas en Nariño y de los laboratorios”, explicó un investigador.

A ‘Manaba’, le fueron ocupados cuatro bienes muebles e inmuebles, avaluados en $625 millones, ubicados en Tumaco, Nariño.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad