Asesinato de uniformados será llevado a instancias internacionales: Mindefensa

Noviembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Asesinato de uniformados será llevado a instancias internacionales: Mindefensa

El cuerpo del coronel de la Policía Édgar Yesid Duarte fue despedido en la Catedral Primada de Bogotá.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que el rescate militar es una obligación del Estado colombiano. Farc culparon al presidente Santos y dijeron que iban a liberar a los uniformados.

Mientras que las Farc responsabilizaban al Gobierno Nacional de la muerte de los cuatro uniformados en Caquetá, el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo, aseguró que la matanza no quedará impune ni será "un sacrificio estéril".El oficial anunció que continuarán con los trabajos porque "el dolor no va a paralizar la voluntad ni la decisión del Gobierno y de la Fuerza Pública para hacer cumplir la ley", señaló Naranjo. Asimismo, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, manifestó que "el dictamen de Medicina Legal confirma que lo que aquí hubo fue un crimen de lesa humanidad, que afortunadamente el mundo entero está rechazando y está rechazando toda la comunidad internacional y el pueblo colombiano. Lo más importante es que esto no puede quedar en la impunidad y debe concretarse en penas y sentencias apropiadas para estos criminales".Sobre los rescates militares, el ministro Pinzón dijo que "hemos reiterado que aquí se está haciendo un esfuerzo por localizar y ubicar a ese grupo donde había indicios que estaban los secuestrados y en efecto allí estaban y el gobierno tiene la obligación de actuar en todo el territorio nacional con su Fuerza Pública(...) Es importante que el mundo entero también persiga a los criminales y a aquellos que emplean el narcotráfico, el terrorismo, el secuestro y la violencia como opción".Indicó que el fusilamiento de los cuatro integrantes de la Fuerza Pública será llevado a instancias internacionales. Los pronunciamientos se conocieron durante las honras fúnebres de los uniformados en la Catedral Primada de Bogotá este martes, que contó con la asistencia del presidente de la República, Juan Manuel Santos, su esposa María Clemencia Rodríguez; el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras; la alcaldesa de Bogotá, Clara Rojas; los familiares de los secuestrados y de las víctimas, entre otras personalidades.Al final de la ceremonia, el pequeño Johan Stiven Martínez, hijo del asesinado sargento José Libio Martínez, le agradeció al país por su apoyo. "Gracias Colombia por acompañarme con sus oraciones. Gracias por darme la fuerza para esperar a mi papá. A él y a papito Dios le pido que me ayuden a seguir adelante"."Lastimosamente no fue como nosotros esperábamos. Pero yo sé que desde donde mi papi esté me va a estar apoyando, me va a mandar toda su bendición. Les agradezco, Colombia, por este apoyo, por haber orado junto a mí", añadió Johan Stiven.Igualmente, Mery Moreno, madre del intendente Álvaro Moreno, expresó que después de tantos años de tortura su hijo descansa en paz y por eso perdona a las Farc. Llamado al diálogo y a la reconciliaciónDurante la ceremonia llevada a cabo en la Catedral Primada de Bogotá, monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, obispo de Engativá, destacó a los uniformados muertos como hombres íntegros e inocentes. "Aquellos hombres que pusieron su vida en beneficio de nuestra patria, ahora ustedes guerrilleros quieren destruir y echar a perder. Este es un día para Colombia para que pensemos por donde vamos a enrutar al país, hagamóslo por el país, por nuestras mujeres y niños", expresó monseñor Gutiérrez Pabón. Igualmente el líder religioso expresó que "nos hemos equivocado. Guerrilleros, ese no es el camino. Por ahí no llegamos a la paz. Oigamos las palabras de conciliación que nos hace el Gobierno. Sentémonos de nuevo a conversar, pongámonos de acuerdo". Los cuerpos del sargento Libio Martínez, del mayor Yesid Duarte, del intendente Álvaro Moreno y del mayor Elkin Hernández Rivas permanecieron en velación durante este martes de manera privada con sus familiares, amigos y compañeros de trabajo. Este miércoles hacia las 11:00 a.m. serán enterrados. Los uniformados asesinados recibieron honores militares sobre la Carrera Séptima, al lado de la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital de la República. A la ceremonia asistió el cabo Pablo Emilio Moncayo, quien permaneció durante 13 años en poder de las Farc tras ser secuestrado en la toma al cerro de Patascoy. De hecho Moncayo fue plagiado junto a José Libio Martínez (asesinado). El cuerpo de José Libio Martínez será trasladado a Pasto, como es el deseo de sus familiares. Johan Steven Martínez, hijo del suboficial, aseguró que "yo quiero enterrar a mi papito en Pasto, porque de esta forma podré tenerlo e ir a visitarlo cada vez que quiera y pueda".Johan manifestó que así podrá darle el abrazo que anheló por 13 años a su padre y que las Farc no le permitió hacer con el asesinato.Entre tanto, en un informe inicial Medicina Legal reveló que los miembros de la Fuerza Pública fueron asesinados a quemarropa por guerrilleros de las Farc que utilizaron armas de fuego largas y a corta distancia. Farc dicen que los iban a liberarA través de un comunicado, las Farc culparon de la muerte de los uniformados al presidente de la República, Juan Manuel Santos, y a la cúpula militar y policial. Aseguraron además que pretendían liberar a los miembros de la Fuerza Pública. El grupo ilegal dijo que ellos aceptaron una solicitud de la ex senadora Piedad Córdoba y otras personalidades femeninas para la entrega de los "prisioneros de guerra" como lo había aprobado el abatido cabecilla de las Farc alias Alfonso Cano. Pero señalaron que la gestión humanitaria fue frustrada.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad