Arde polémica por condiciones de reclusión de militares

Arde polémica por condiciones de reclusión de militares

Enero 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Arde polémica por  condiciones de   reclusión de  militares

Mayor (r) César Maldonado.

En el país hay 1.008 integrantes de la Fuerza Pública presos. De ellos, 418 son sindicados y 527 condenados. La posibilidad de que estén en cárceles especiales, sumada a los repetidos escándalos en que se ven involucrados, ha generado una fuerte polémica en el país frente sus condiciones de reclusión.

En el país hay 1.008 integrantes de la Fuerza Pública presos. De ellos, 418 son sindicados y 527 condenados. La posibilidad de que estén en cárceles especiales, sumada a los repetidos escándalos en que se ven involucrados, ha generado una fuerte polémica en el país frente sus condiciones de reclusión.Las cárceles en las guarniciones militares están en el ojo del huracán tras los dos escándalos ocurridos en menos de una semana en la base de Tolemaida, de la que se fugó el mayor retirado César Maldonado, recapturado ayer. La realidad de esos 1.008 internos es tan incierta que dentro de la inspección inmediata de todos los centros de reclusión militar que ordenó el ministro de la Defensa, Rodrigo Rivera, se deberá esclarecer si allí hay militares condenados por delitos que no tengan que ver con el servicio y, en caso de haberlos, averiguar por qué. Las autoridades no revelaron la cifra de cuántos de los 1.008 detenidos están recluidos en bases militares y cuántos en cárceles del Inpec.El caso del mayor (r) Juan Carlos Rodríguez, alias Zeus, ex jefe de seguridad del capo del narcotráfico alias Don Diego, es el mejor ejemplo de esta denuncia. Recluido inicialmente en La Modelo de Bogotá por narcotráfico fue transferido en junio del 2009 a Tolemaida (donde organizaba escandalosas fiestas) por Teresa Moya Suta, entonces directora del Inpec.Esa medida, aunque polémica, fue legal, pues aparte de un juez de la República, sólo el director del Inpec puede ordenar el traslado de un interno, de acuerdo con el Artículo 74 de la ley 65 de 1993.El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, y el actual director del Inpec, general Gustavo Ricaurte, decidieron el lunes el traslado de todos los presos condenados a más de 25 años a cárceles de máxima seguridad. Esta medida cobijó, entre otros, a ‘Zeus’ y al mayor (r) César Alonso Maldonado Vidales, condenado a 25 años por homicidio. Hoy el país se pregunta por qué fue transferido alias Zeus a Tolemaida y por qué el mayor (r) Maldonado estaba también allí si fue condenado por intento de homicidio en un caso relacionado con el atentado contra el ex congresista Wilson Borja. Cuando un integrante de la Fuerza Pública comete un delito en servicio activo, que tenga que ver con sus funciones, es juzgado por la Justicia Penal Militar, pero cuando no es así, su proceso debe ser adelantado por la justicia ordinaria.“Incluso cuando se comete un delito en servicio activo, pero hay una gravedad como de lesa humanidad, genocidio, desaparición forzada, contra el derecho internacional humanitario o cuando esta persona tiene desde el inicio un propósito criminal, la competencia es de la justicia ordinaria. Allí es el juez de ejecución de penas quien decide el lugar de reclusión”, explica el magistrado del Tribunal Superior Militar, coronel Camilo Andrés Suárez.La posición del Ejército Pese a esas consideraciones, los máximos jefes militares insisten en que debe haber condiciones especiales para los reclusos que antes portaron un uniforme.Por ejemplo, el comandante del Ejército, general Alejandro Navas, defendió la posibilidad de cumplir condenas en el centro de reclusión de la Base de Tolemaida, del que dijo “es un centro remodelado que tiene las condiciones de seguridad físicas para albergar condenados” y recordó que los militares necesitan un fuero. “No obstante, estén en esa situación de condenado, ellos en un momento dado de sus vidas combatieron a los delincuentes; estamos tomando todas las medidas pertinentes para que no se vuelvan a presentar estos hechos”, dijo el general.Las medidas serán drásticas, de acuerdo con el comandante de las Fuerzas Militares, almirante Édgar Cely, quien pidió no estigmatizar por estos hechos a toda la Base de Tolemaida, 14.000 hectáreas donde entrenan los hombres élite del Ejército.Entre tanto, el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras, aseguró que a raíz de este episodio el Gobierno tiene que definir una política en esta materia. “La solicitud que hacemos es que aquellas personas que estén procesadas o sindicadas por delitos cometidos en servicio activo, deben mantener bajo la custodia de las brigadas. Aquellos que no, que sean por delitos comunes, pasarían a disposición del Inpec”, aseguró precisó el ministro Vargas Lleras.Así se realizó la capturaEl mayor retirado César Maldonado fue recapturado ayer en la mañana en la “espesura de la selva” de la base militar de Tolemaida, donde pasó la noche tras enterarse de que era buscado por las autoridades.La operación de búsqueda, en la que participaron más de 3.000 militares, inició desde las 2:00 p.m. del pasado 18 de enero y se prolongó hasta las 6:00 a.m. de ayer, cuando fue hallado en el sector conocido como Mesa Baja, que queda aproximadamente a cinco kilómetros de la base de Tolemaida, en un área que tiene condiciones selváticas.Durante la búsqueda fue necesario cerrar el paso en las salidas desde la base militar de Tolemaida, Cundinamarca, a Girardot y Bogotá.Según el comandante del Ejército, general Alejandro Navas, el mayor (r) cargaba un celular y “recibía llamadas que se convirtieron en una presión para que él accediera a su entrega en el momento de la captura”.Esas llamadas las realizaron sus familiares y oficiales superiores en servicio activo. Según el general Navas, el detenido escapó el pasado 18 de enero cuando se conoció que iba a ser trasladado y no desde marzo de 2010, como indicó el ex congresista Wilson Borja.Maldonado llegó ayer al aeropuerto militar de Catam, Bogotá, para ser trasladado al pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Picota.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad