Apareció la bebé de 18 meses secuestrada en Vichada

Septiembre 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa
Apareció la bebé de 18 meses secuestrada en Vichada

Emely Orozco Rodríguez, secuestrada. La foto es publicada por autorización de sus padres.

La pequeña fue abandonada por su captor en una estación de gasolina en Puerto Ayacucho, Venezuela. La Policía había ofrecido $ 5 millones por información sobre el paradero de la menor.

Luego de conocerse el plagio de la pequeña de 18 meses, las autoridades colombianas y venezolanas establecieron una línea de comunicación fluida que permitió ubicar y cerrarle el cerco al hombre que asesinó la niñera y secuestró la menor, y que sin pensarlo dos veces, se la llevó hacia territorio vecino con el fin de dificultar la búsqueda de la misma. Pero los padres de la niña siempre manifestaron su confianza y esperaron hasta que se dieran buenas noticias. “Así como Dios les había entregado a esa pequeña para criarla y amarla, asimismo se la devolvería sana y salva”. Hacia el mediodía, una amiga de los apesadumbrados padres logró comunicarse con el plagiario y luego de intercambiar varios mensajes de texto, pudo persuadir de que sus acciones no eran correctas, que ya bastantes problemas tenía con haber asesinado la niñera y ahora el secuestro de esa bebé, su situación no era la mejor, que si deseaba resarcir el daño, por lo menos devolviera la bebé ya que sus padres estaban desesperados. “Mi hija y nosotros volvimos a nacer, Dios es muy grande y maravilloso, porque puso gente muy buena en nuestros caminos que ayudaron a convencer a este hombre de que nos entregara la niña, sana y salva, todos los profesores, mis compañeros de trabajo se graduaron hoy de hombres y mujeres del Gaula, porque hicieron todo el trabajo de inteligencia, de ubicarlo y convencerlo que nos la entregara, y así fue, volvimos a nacer los tres hoy”, comentó mientras cargaba a su hija. Se supo que la profesora Claudia, compañera de labores de los padres, fue citada en una estación de servicio en la ciudad de Puerto Ayacucho, Venezuela, por el captor de la niña, pero con la condición de que no fuera con autoridades o sino no respondería por lo que le pudiera pasar a la bebé. “Así fue, ella, aunque con miedo, decidió jugársela por mi hija, yo le di valor para que no fallara en recuperarla, y se fue, al poco tiempo regresó con mi hija, gracias a Dios todo salió bien”, dijo. La niña, aunque está bien de salud en términos generales, presenta algunas heridas leves en su piel, por lo que fue llevada a un dispensario en esa ciudad, donde la valoraron y según manifestó el padre de la niña, ésta se encuentra bien de salud. Se espera que en las próximas horas la familia completa pasará a Casuarito, donde serán recibidas por toda la comunidad, y posteriormente se trasladarán a Puerto Carreño, donde se harán unos chequeos médicos para descartar algún tipo de novedad en la menor. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad