Analistas temen por 'caguanización' del nuevo proceso de paz con las Farc

Analistas temen por 'caguanización' del nuevo proceso de paz con las Farc

Noviembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Para los analistas es claro que cualquier posibilidad de asomo de la experiencia que se vivió en la zona de distensión de El Cagúan puede ser nefasta.

La decisión de los negociadores del Gobierno y las Farc en La Habana de aceptar la realización de un foro en Bogotá para que la sociedad civil presente sus propuestas y puntos de vista sobre el tema del agro, abrió un nuevo debate sobre la suerte del diálogo de paz. Incluso, desde algunos sectores se afirma que al proceso comenzó a rondarlo el fantasma del Caguán.Esta participación de la sociedad civil, que contará con la relatoría de la ONU y la Universidad Nacional, ya generó suspicacias entre analistas, que constrastan con quienes aplauden que se haya abierto el espectro de los diálogos.Uno de los que insiste en que “no le creo a este proceso” es el ex ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, quien puso en duda la suerte de la propuesta, debido a que dice que el Foro nació “de la mano de las Farc”, lo que se demuestra un alto riesgo en los diálogos porque es “un tema coyuntural”.En su lectura, Zuluaga calificó esta decisión como “una estrategia de la guerrilla para fortalecerse políticamente olvidándose de su carácter de terroristas y narcotraficantes”.La posición de Zuluaga tiene como base que en el gobierno del presidente Álvaro Uribe se dio una ‘lucha’ para que Estados Unidos y Europa reconocieran a las Farc como grupo terrorista y narcotraficante, con el argumento que sus acciones generaban una zozobra a la población y que sus ejercicios ilícitos de tráfico alteraban la economía del país.En contraste, el analista León Valencia manifestó que esta participación de la sociedad civil era casi inevitable, en la medida en que el tema del agro tiene muchos dolientes e incluso “contrapesos que se deberán analizar”.Valencia explicó que los intereses en esta materia se dan con el campesino que quiere su tierra para trabajarla y la mejora de su entorno, mientras que, al paralelo, están “los intereses de los grandes empresarios del agro”.Para el senador del Polo, Jorge Enrique Robledo, este ejercicio es positivo. “Creo que en cualquier momento se puede cumplir con este cometido”, es decir, que podría darse en cualquier escenario que tenga el proceso a futuro.Por su parte, el senador del PIN, Samuel Arrieta (de la coalición de Gobierno), cree que es bueno que se escuchen diversas posiciones de quienes se han visto afectados por el conflicto. Sin embargo, llamó la atención sobre que el Gobierno “debió convocar al Consejo Nacional de Paz, que por ley, es el que representa a la Sociedad Civil”.Por el contrario, el senador de la U, Armando Benedetti, no cree que sea el momento para esa participación, “porque esto se va a poner lento con tanto ‘sapo’ y medios de comunicación dentro. Eso daña todo”.El excomisionado de Paz, Víctor G. Ricardo, dijo que es indispensable escuchar a la sociedad, la cual dará “insumos para que la mesa de negociación pueda tomar decisiones”, y también sirve para que el tema se pueda abordar desde diferentes ópticas.El analista Fernando Giraldo si bien reconoce que es positivo que haya diversas miradas en el proceso, recordó que a través de la historia violenta del país las asociaciones de campesinos desaparecieron o fueron cooptadas por los violentos, por lo que se cuestionó: ¿Con quién se va a hablar si no existen los representantes?La sombra del CaguánPara los analistas es claro que cualquier posibilidad de asomo de la experiencia que se vivió en la zona de distensión de El Cagúan puede ser nefasta.De hecho el senador Juan Carlos Vélez dijo que lo que se observa con el foro es “que se está repitiendo la historia del Caguán” y argumentó “esto es el preámbulo de lo que se viene. Mañana las Farc van a pedir la misma participación de la sociedad en temas como educación, lo forestal y TLC, lo que generará un proceso lento”.Zuluaga consideró que “las Farc siempre han engañado al país y esto es prueba que van a seguir en lo mismo”, al referirse a la experiencia que se dio en el gobierno de Andrés Pastrana.Sobre este aspecto, Giraldo sostuvo que en el Caguán hubo muchas mesas, foros y talleres y no se pasó de ahí. “Eso no fue el fracaso del proceso porque los foros no intervinieron la voluntad política. Hoy se repetiría como una cosa decorativa que no sería vinculante”.Finalmente el senador Robledo dijo: “Espero que nada repita la historia del Caguán”, pero dejó claro que no todo lo que surja del foro será escuchado en la mesa, porque “todo lo que se mueva un milímetro de lo que tienen en la cabeza el Gobierno y las Farc no va a ser tenido en cuenta en la mesa de negociación”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad