Analistas hablan sobre los riesgos del Gobierno en el proceso de paz con las Farc

Septiembre 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Analistas hablan sobre los riesgos del Gobierno en el proceso de paz con las Farc

Diálogos. Uno de los propósitos de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Farc, es que al finalizar la segunda fase se pueda decretar un cese el fuego.

Inicio de diálogos con las Farc en búsqueda del proceso de paz traería riesgos para la población civil y para la reelección presidencial de Santos. Analistas advierten de las consecuencias en la dilatación de los plazos para llegar a un acuerdo.

Los riesgos a los que se enfrenta el Gobierno Nacional y el país tras el anuncio del presidente Juan Manuel Santos de la firma de un acuerdo marco entre el Gobierno Nacional y las Farc para iniciar el proceso de paz, son numerosos, según señalan analistas políticos y expertos.Riesgos a la seguridad de la población civil, dilatación excesiva a los plazos de las negociaciones y hasta poner en jaque su reelección presidencial, serían las responsabilidades que caerían sobre los hombros de Santos, como él mismo lo indicó durante la alocución del pasado martes.Iván Garzón Vallejo, director del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, advirtió que pese a que el Presidente se refirió a lo que ha hecho –Ley de restitución de tierras, ley de reparación de víctimas– y hará el Gobierno para cumplir uno a uno los cinco puntos de la agenda; la guerrilla no descendió de la retórica revolucionaria y aún no está claro cuál es su cuota inicial.Pero sobre todo, ni el Gobierno ni las Farc se han pronunciado sobre algunos asuntos cruciales del proceso de paz: la justicia para los cabecillas guerrilleros, el fin del secuestro, el reclutamiento de niños, los actos terroristas, y especialmente sobre los posibles ataques de las Farc a la población civil, señaló Garzón Vallejo.Otro aspecto a tener en cuenta, señaló el analista Jorge Restrepo, docente de la Universidad Javeriana Cali, es el panorama actual de las Farc, pues "es una guerrilla que está rota en varias partes, no tiene unidad de mando, ni capacidad de control y tiene una gran probabilidad de convertirse en una federación puramente criminal".Como segundo aspecto dijo que el Gobierno Nacional podría enfrentarse a "una violencia política que busque frenar el acuerdo a las malas, como ha ocurrido en el pasado". El Presidente se arriesga también, indicó el analista, a conceder plazos en la mesa de negociación y podría abandonar una agenda de reforma en la que se venía empeñando el país, como la Reforma Tributaria y la Reforma de Desarrollo Rural.A propósito de los tiempos en los que tardará la negociación, al analista político Alfredo Rangel, le preocupa que "el Presidente ha puesto unos plazos imposibles de cumplir en un acuerdo definitivo, la guerrilla va a postarle a alargar los diálogos para fortalecerse políticamente y militarmente como lo hacen siempre"; ese es uno de los riesgos más graves.Los riegos tras el proceso de paz afectarían la intención de reelección del Presidente, quien desde la perspectiva del analista político Rafael Nieto, se enfrenta con debilidad a los diálogos."Creo que Santos no es un presidente fortalecido por un mandato para la paz. También habría que preguntarse qué tanto apoyo tiene el Presidente de la ciudadanía, y eso es algo difícil de medir. Debe haber un número importante de ciudadanos que se preguntan si al votar por él, pensaron que Santos se embarcaría en un proceso diferente al que hoy confirmó", explicó Nieto.Sobre la intención de ser reelegido, el analista Nieto expone que para el Presidente será más difícil negarse a las pretensiones de las Farc, "porque un traspiés en los diálogos de paz dañaría las probabilidades de asegurar su reelección. Es un Presidente vulnerable".Por otra parte, la discusión legal sobre la línea entre derechos individuales y colectivos, entre el medio ambiente y el desarrollo y otros temas de igual importancia, serían los vacíos que le quedarían por resolver a la Corte Constitucional luego de iniciado el proceso de diálogo.El mismo presidente Santos dijo durante la posesión de Luis Guillermo Guerrero Pérez como nuevo magistrado de la Corte Constitucional, que el nuevo proceso en que se embarca el país va a involucrar una profunda discusión legal.“En el fondo son los jueces, en este caso, a la Corte Constitucional, a quienes en última instancia les va a corresponder trazar la línea, con ayuda del Congreso por supuesto, con las leyes que tengan que aprobar en ese sentido”, aseveró el mandatario.“Esto es un riesgo calculado, acá Colombia no está haciendo concesiones al terrorismo bajo ninguna consideración", manifestó Simón Gaviria, presidente del Partido Liberal.“Efectivamente haremos historia al ponerle fin al conflicto; si sale mal y por alguna razón vemos que las Farc meten los dedos en la boca, hay que levantarse muy temprano pero con la certeza que no se hicieron zonas de despeje ni se les dio a las Farc la posibilidad de reagruparse y fortalecerse”, enfatizó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad