“Alias Cuchillo quería ser el sucesor de Carlos Castaño”: Dijín

Enero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra l Editora de Orden

El general Ramiro Mena, director de la Dijín, habla sobre la operación en la que murió el presunto narcoparamilitar Pedro Oliverio Guerrero. Dice que al ‘Loco Barrera’las autoridades lo buscan en Venezuela.

El general Carlos Ramiro Mena asumió hace cuatro meses la Dirección de Investigación Criminal, Dijín, venía de comandar la Policía en Cartagena. Aunque para muchos no era conocido el rostro del oficial, que esta semana salió por todos los medios de comunicación como uno de los ‘cerebros’ de la operación en la que murió Pedro Oliverio Guerrero, ‘Cuchillo’, Mena lleva más de una década persiguiendo cabecillas del narcotráfico. Este oficial, catalogado por muchos de sus colegas como uno de los policías que más conoce el problema del tráfico de estupefacientes en Colombia, conoció de este tema desde la época de Cartel de Cali. Luego, se convirtió en el jefe del SIU, un grupo, que trabaja conjuntamente con la DEA. Ahora como jefe de la Dijín fue uno de los generales que dirigió la operación contra uno de los narcoparamilitares más buscados del país.¿Cuánto tiempo se demoró el trabajo de inteligencia para localizar a ‘Cuchillo’?Esta es una investigación de varios meses, que se fortaleció en los últimos tres, tuvimos informaciones de personas muy cercanas al primer anillo de seguridad de ‘Cuchillo’, al sector donde permanecía. Empezamos a afinar nuestra inteligencia. Con información de diversas fuentes tuvimos la certeza de su ubicación y planeamos la operación Diamante, con los resultados ya conocidos.¿El informante principal que habló de la fiesta en la que estaba el capo era un miembro de su primer anillo de seguridad?No, pero sí tenía acceso a varias personas de su primer anillo. Tenía acceso de personas al servicio de él. Esas fuentes nos dieron la información de que alias Cuchillo estaba organizando, en persona, la celebración de la Navidad, con invitados especiales, familiares y personas cercanas. ¿Se hizo seguimiento a sus familiares para llegar a la finca?Si, muchos seguimientos, vigilancias y análisis. Nuestra mayor preocupación durante la planeación era garantizar la seguridad de estos niños y mujeres que asistían a la fiesta. Teníamos la gran desventaja que un sujeto nos atacó desde la casa y no podíamos atacar la casa.Conformamos dos anillos de seguridad, el primero con fuego nutrido desde los helicópteros para evitar la fuga de estas personas.¿Cuánto tiempo llevaba ‘Cuchillo’ allí?A este sitio llegó para la fiesta. La información que teníamos era que vivía en otro punto, aproximadamente a siete kilómetros. Pero no teníamos la certeza del lugar, además él cambiaba mucho de lugar para dormir.¿Cómo era la finca, qué encontraron?Era una casa, rústica, de madera, con techo de zinc. Muy básica, sin lujos. En ese sitio había un Toyota blindado, estamos investigando todo el historial de ese carro, en lo relacionado con los permisos de blindaje. También encontramos que habían consumido mucho licor, claro que el único que tomó whisky 21 años fue ‘Cuchillo’. Las personas nos contaron que tomaba whisky como si fuera cerveza, a pico de botella.A 150 metros de la casa hay una maraña muy espesa, que ellos tenían como opción de escape. Y así lo hizo ‘Cuchillo’ con dos de sus hombres, pero gracias a los cercos se logró el rescate de su cuerpo.¿Por qué fue tan difícil agarrar a ‘Cuchillo’? llevaban tres años buscándolo, e incluso, para el presidente Uribe fue una prioridad.A lo largo de las investigaciones realizamos 17 operaciones. Hubo tres operaciones concretas contra ‘Cuchillo’, íbamos por él, pero no se logró capturarlo, claro que sí se logró obtener información importante.¿Cree que hubo fuga de información?Está dentro de las posibilidades, desafortunadamente fueron operaciones fallidas. Organizaciones de Derechos Humanos y pobladores han denunciado que la gente de Cuchillo y él mismo se movían libremente por la región. ¿Hubo permisividad de las autoridades de la zona?Eso hace parte de las investigaciones. Ya la Fiscalía tomará las decisiones que tenga que adoptar si había funcionarios ayudando a esta organización. También una amplia parte de la población lo ayudaba por temor. Pudimos evidenciar que un radio de 20 kilómetros a la redonda, tenía una especie de campaneros, que le informaban cualquier ingreso de personas extrañas o movimientos de la Fuerza Pública.Esta es la primera vez que todas las fuerzas de la Policía participan en conjunto.La estrategia de nuestro director, quien lideró la operación, bajo instrucciones del señor Presidente y el señor Ministro de Defensa, es que teníamos que unir toda la capacidad de inteligencia, operacional e investigativa de la Policía. Con la unión de las tres especialidades, Antinarcóticos, Investigación Criminal e Inteligencia, logramos hacer una de las operaciones más importantes en los últimos tiempos. Y así lo seguiremos haciendo.¿Hubo policías infiltrados?No, pero sí personas que infiltramos y que tuvieron acceso a la información privilegiada. Ellas entre sí no se conocían. El éxito de esta acción también fue el buen número de fuentes que nos dieron información que unimos.‘Cuchillo’ salió borracho y casi cargado por dos de sus hombres.De acuerdo al vídeo de nuestro avión plataforma del momento de la operación pudimos evidenciar que salió en huida hacia la maraña, ayudado por dos personas, que prácticamente lo llevaban cargado por su estado de embriaguez. Él llevaba radios, munición, proveedores, dos pistolas, eso pudo haberlo hundido cuando cayó al río. Concluimos que lo dejaron abandonado sus propios hombres, en su afán de escabullirse. Usted ha perseguido a narcos como Diego Montoya, el clan de los Henao, Iván Urdinola... ¿Diría que ‘Cuchillo’ es uno de los más sanguinarios?Era un sujeto con un amplio prontuario delictivo, desde muy temprana edad estuvo vinculado a organizaciones de autodefensas de los Llanos y fue escalando posiciones en el ámbito delincuencial. Se dio a conocer por asesinar personas a sangre fría y su apodo era por degollar a sus víctimas con un cuchillo que siempre cargaba. Por eso el temor que infundió hasta en sus propios subalternos. Él quería ser el sucesor de Carlos Castaño; de las bandas criminales activas, la de mayor organización y control territorial estaba era la Erpac. Él se hacía llamar incluso general de la guerra.¿Qué tan cerca están de los otros narcos como ‘El Loco Barrera’ y ‘Los Comba’?Hemos venido avanzando de manera importante, creemos que en el primer trimestre de este nuevo año podamos dar golpes contundentes para el desmantelamiento de estas organizaciones.¿En qué zonas se mueven estos cabecillas?Tenemos información de que ‘Los Comba’ se desplazan por el Valle de Aburra y el Urabá antioqueño, y otros sectores a los que estamos acercándonos para cerrarles el cerco. De ‘Valenciano’, tenemos información que se moviliza en el sector del Urabá; con el ‘Loco Barrera’ ya estamos coordinando con las autoridades venezolanas, pues sabemos que este sujeto está tratando de ubicarse en ese país. Estamos trabajando con las autoridades venezolanas para su ubicación.Entonces, ¿‘Los Comba’ están en Uraba?Es posible, pero por seguridad no puedo dar los sitios exactos. Estamos trabajando detrás de todos estos cabecillas de las bandas criminales.¿Quién es el siguiente objetivo de la Dijín?Seguimos trabajando de manera simultánea con los grupos especializados de las tres direcciones en busca de los objetivos de alto valor.¿Cuáles son los narcos más importantes actualmente?Los jefes de las bandas criminales están manejando gran parte del narcotráfico y del microtráfico en este país. Colombia ha pasado de ser de un país productor a uno consumidor. Éstos son los narcos de mayor poderío. Mire las toneladas de coca que se incautaron en Buenaventura, serían de ‘Los Comba’.Hace más de cinco años fue el jefe del grupo especial SIU, ¿qué cambios ha visto entre los narcos de esa época y los de ahora?Los de ahora son bandas lideradas por ex miembros de autodefensas o de los carteles que iniciaron como escoltas en estos grupos, que empezaron en los niveles más bajos. Ya no operan en una conformación piramidal con una cabeza visible, son una estructura empresarial, que tienen varios cabececillas, con gran capacidad de envió de droga.¿En los computadores hallados en el campamento del ‘Mono Jojoy’ se encontró información que hablaba de la relación entre el Frente 30 de las Farc y ‘Los Comba?No solamente en lo encontrado en los computadores se evidencia esa relación, sino también en otros hallazgos físicos, como tres fusiles Norinko de fabricación china que estaban en el campamento. Estas armas fueron recepcionados por ‘Mincho’ (jefe del 30). Es un lote que cambió por droga.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad