Alianza de Farc y ELN, tras ataque a El Tambo

Noviembre 10, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Popayán.

La incursión se presentó desde las 2:05 a. m. hasta las 4:15 a. m. cuando los insurgentes abandonaron la población, al lograr llevarse 210 millones de pesos del Banco Agrario de Colombia, el cual correspondía a una parte del dinero para el pago de Familias en Acción.

A las 2:05 de la madrugada de ayer se escuchó la primera detonación. Como hacía más de nueve años que la guerrilla no se tomaba el pueblo, la mayoría de los habitantes de El Tambo, Cauca, creyeron que se trataba de pólvora por la proximidad de las fiestas decembrinas, pero cuando empezaron a sonar las ráfagas de fusil y a estallar los ‘tatucos’, la comunidad supo que algo andaba mal.El parte oficial dice que los subversivos iban a robar una gruesa suma de los recursos de ‘Familias en Acción’, pero no lograron su cometido.El ataque no dejó civiles ni miembros de la Policía Nacional muertos o heridos, pero el alcalde Hugo Ferney Bolaños, confirmó que unas 30 edificaciones, entre viviendas y locales comerciales, resultaron dañadas.Fueron cerca de 50 insurgentes fuertemente armados de la columna móvil ‘Jacobo Arenas’ de las Farc y unos 20 del ELN, los que ejecutaron el ataque. Mientras un grupo disparaba contra las instalaciones policiales, otros se encargaron de ‘volar’ los portones de la entidad crediticia con tres cargas explosivas; entretanto, unos más hicieron estallar una cuarta bomba para romper la puerta de una joyería cercana al banco.En el Banagrario había cuatro cajas fuertes, pero los guerrilleros sólo pudieron abrir una porque las demás se bloquearon con las explosiones. Al parecer lograron hurtar $210 millones, pero esa cifra no fue confirmada.Wilder Fernando Mera Guevara, propietario de la joyería, dijo que en su local se encargaban desde hace seis años de elaborar y reparar joyas en oro y plata. “No quedaron ni las paredes, no se ven herramientas, ni artículos para exhibir y la caja fuerte se la llevaron con cosas valiosas. Mis pérdidas ascienden a $60 millones”, aseguró.De otro lado, el edificio de la alcaldía, 13 locales comerciales y 9 viviendas, resultaron perjudicadas pues quedaron con vidrios rotos, puertas torcidas, tejas quebradas, paredes cuarteadas y agujereadas por las balas, sin contar con la pérdida casi en su totalidad del edificio de Caficauca y el Banco Agrario, instalaciones situadas en un mismo inmueble.Minutos previos a la ofensiva, pobladores de El Tambo dicen haber visto hombres portando arnés y fusil. “Por un momento creímos que era el Ejército Nacional porque tenían uniforme camuflado, pero de repente uno de ellos empezó a disparar desde la esquina del parque principal hacia la Policía”, narró un comerciante.Los agentes de Policía lograron mantenerse unidos y no fueron afectados por las granadas y disparos que les hacían desde diferentes frentes. Se calcula que tres guerrilleros resultaron heridos de gravedad porque en la calle hay señales de sangre. Los habitantes pudieron ver todo el ataque gracias a que el servicio de energía eléctrica no se interrumpió.Los subversivos salieron por el barrio Obrero, donde los esperaba un camión que tomó la carretera que conduce al corregimiento de Uribe, sector en el que hace dos semanas la Policía Cauca sostuvo combates contra las Farc y el ELN. La persecusión para los refuerzos del Ejército que llegaron desde Popayán se dificultó debido a que la guerrilla sembró minas en varios tramos de la carretera.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad