Alfonso Cano, máximo cabecilla de las Farc, es el objetivo final

Alfonso Cano, máximo cabecilla de las Farc, es el objetivo final

Septiembre 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Alfonso Cano, máximo cabecilla de las Farc, es el objetivo final

Tras la muerte de Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, jefe militar de las Farc, el siguiente paso es dar con el máximo líder de esta guerrilla. ¿En qué va la ‘cacería’ del ideólogo que sucedió a ‘Tirofijo’?

Los escarpados e inhóspitos parajes que conforman el Cañón de las Hermosas son el ‘universo’ en el que se esconde Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano, máximo cabecilla de las Farc. Un hombre que se está quedando cada vez más solo.Esta zona de la cordillera central, ubicada en los límites entre Valle del Cauca y Tolima, cuenta con 28 veredas para cuyos habitantes la guerrilla es parte del paisaje.No en vano este sector ha sido considerado como la retaguardia natural de las Farc, ya que desde los tiempos del fallecido ‘Manuel Marulanda’, era utilizado como el escondite preferido de los máximos jefes de las Farc.Pero de los tiempos en que la guerrilla paseaba tranquila y se mezclaba con los pobladores de la zona, poco queda. El 4 de febrero de 2007, cinco mil soldados de la Quinta División y la Sexta Brigada, se tomaron el Cañón de las Hermosas en la ‘Operación Fuerte'.Al mando del general Juan Pablo Rodríguez y el coronel Julio Prieto, las tropas están instaladas en dos bases militares que bautizaron Imperio y Guardián, en cercanías a la vereda Santa Bárbara. Desde allí coordinan no sólo una parte de la ofensiva militar contra ‘Cano’, sino labores sociales con las que buscan ganarse el favor de la población civil.Los frutos de esta iniciativa integral se vieron la semana pasada, cuando el gobernador del Tolima, Óscar Barreto, regresó a la zona para inaugurar el inmenso colegio que prometió construir un año antes, cuando por primera vez en cuatro décadas un político de esta región pudo pisar esa tierra olvidada.Pero este es sólo uno de los flancos por los que se persigue a ‘Alfonso Cano’. Desde el otro extremo de la cordillera el general Jairo Herazo, jefe del Comando Conjunto del Pacífico, ocupó el sector occidental del cañón de las Hermosas con unos dos mil soldados de la Brigada 20 y otras dos compañías.Esta estrategia ha dado resultados que, en palabras del general Herazo, “nos han permitido conocer mejor la forma en que se mueve y opera la seguridad de Cano”.Gracias a esa presión militar combinada, en el Tolima la Sexta Brigada ha desmantelado el 55% de la estructura de las Farc conocida como Jacobo Prías Alape y, más al sur del departamento, a la cuadrilla 50, que llegó a contar con 110 miembros y cuyos últimos siete se entregaron esta semana, según explicó el coronel Prieto.De igual forma, la cuadrilla 21 de las Farc se ha reducido en un 25% y la compañía conocida como Héroes de Marquetalia, hace tres meses fue afectada con 13 bajas, entre las cuales estaba su máxima cabecilla Magaly Grannobles, alias Mayerli, quien según la inteligencia militar, “establecía las políticas de seguridad del Comando Central de las Farc”.De acuerdo con los oficiales consultados, todos los grupos a los que se les ha golpeado representan de alguna manera “los anillos que le brindan protección a la primera cabeza de las Farc”.Aunque no lo reconocen en público, algunos militares se atreven a afirmar que ‘Alfonso Cano’ se encuentra cercado en el Cañón de las Hermosas y que la avanzada militar lo ha obligado a sortear grandes dificultades.Pese a ello, aceptan que es una misión muy compleja y que han tenido bajas. “El enemigo lleva 40 años acá, conoce el terreno, cada camino, eso nos dificulta la lucha. Además, está la topografía que va desde los 400 hasta 4.800 metros de altura, hemos tenido soldados con hipotermia, unidades a las que no les podemos llevar los abastecimientos durante varios días por el clima”, explicó el general Herazo.El objetivo de casi 9.000 hombres es capturar al heredero de Tirofijo o darle muerte si opone resistencia armada. Hay quienes creen que gracias a la presión militar se acogerá a los beneficios del gobierno, aunque en su último comunicado, publicado el viernes en la tarde, ‘Cano’ asegura que no va a rendirse.La encrucijada de ‘Cano’Desde el punto de vista castrense, “el conflicto armado se acaba por la cabeza, y la cabeza es Alfonso Cano”. Sin embargo, Vicente Torrijos, analista político y profesor de la universidad del Rosario, cree que la situación del dirigente guerrillero es un complejo dilema.“Cano no se puede ir del país porque las Farc colapsarían y está obligado a permanecer, pese a la intensa persecución estatal que ahora se va a centrar en darle el golpe de gracia al máximo cabecilla”, señaló Torrijos.En su opinión el reto de ‘Cano’ será conservar la estructura de las Farc y transmitirle a la comunidad internacional la idea de que siguen teniendo una vigencia política y militar en Colombia.Torrijos asegura que “en este momento debe encontrarse en un situación de máxima presión personal, ya que pueden ser sus propios hombres los que lo podrían traicionar, tal como, según datos de inteligencia, le pasó al ‘Mono Jojoy’, para obtener recompensas”.Por eso, el máximo cabecilla del grupo guerrillero “se debate entre conservar su seguridad o cuidar la estructura interna de las Farc”, agrega Torrijos.Pensando en la presión militar y personal que estaría viviendo Alfonso Cano, el sicólogo Guillermo Peña explica que “debe estar sufriendo una situación complicada de estrés, por lo que es probable que se le dificulte tomar decisiones”.Peña agrega que “va a cuidarse el doble con relación a las personas que lo rodean y es probable que empiece a dudar de con quienes comparte información. Lo que sería completamente normal dadas las circunstancias en que se encuentra”.El peso de una herenciaUna fuente de inteligencia le describió a El País la situación de ‘Cano’ como “precaria y de profunda incertidumbre”. El jefe guerrillero se estaría escondiendo en túneles construidos para preservar su seguridad y la de 30 personas que lo acompañan.“Su desconfianza ha crecido y para contrarrestarla se apoya en la meditación. Al parecer su único contacto con el mundo exterior es un potente computador portátil, desde el que dirige a la organización armada y envía los comunicados, aunque a veces se queda sin batería y pasan varios días mientras logra recargarlo”, relató la fuente.De todas formas, a pesar de ese aparente aislamiento el máximo comandante tardó pocas horas para reaccionar frente a la muerte del ‘Mono Jojoy’, pues no había pasado un día de que esta fuera confirmada por las autoridades, cuando hicieron pública una carta recalcando que quieren una “oportunidad de paz”.Militares que están en la región relataron algunos mitos que se tejen alrededor del máximo líder de las Farc. “Dicen que han visto pasar grupos de cazadores de recompensas, dizque van por los US $5 millones que se dan por capturar a ‘Cano’. También nos dijeron que el campesino que por casualidad lo ve, es asesinado para mantener el secreto de su ubicación. Pero se trata de versiones sin confirmar”, explicó un miembro de la contraguerrilla.Las Fuerzas Armadas nunca estuvieron tan cerca y tan seguras de poder dar con el paradero del máximo jefe de las Farc. Operaciones como ‘Sodoma’, que acabó con la vida del ‘Mono Jojoy’, son el mejor aliciente. Pese a ello ‘Cano’ parece estar ambientando su ideal de salida política al conflicto. Convicción que, aseguran, se la heredó a su maestro Jacobo Arenas, quien lo llevó de su mano hasta que ingresó al Secretariado. Pero no se puede olvidar que el otro legado de ‘Cano’, la estructura militar monolítica de las Farc, que lleva 50 años funcionando, también le fue entregada hace dos años de manos del mítico fundador de esta guerrilla, ‘Manuel Marulanda Vélez’, alias Tirofijo.Y esa herencia se ve que le pesa como un piano en sus espaldas.El datoEl periodista Jorge Botero entrevistó a ‘Alfonso Cano’ en los años 90 y dijo que siempre tenía tinto y cigarrillos a su lado. Dicen que ya no fuma.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad