Alcalde de Toribío asegura que reconstruir la población tardará un año

Julio 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Perla Escandón Tovar | Reportera Elpais.com.co
Alcalde de Toribío asegura que reconstruir la población tardará un año

Carlos Alberto Banguero, alcalde de Toribío.

Hace 4 años Carlos Banguero manejaba una chiva. Anda sin escoltas porque los indígenas lo cuidan. Lea la entrevista con el alcalde de la población más atacada por las Farc en los últimos años.

Para el alcalde de Toribío, Carlos Alberto Banguero, la rabia fue mayor cuando supo que las Farc utilizaron en el atentado terrorista del sábado pasado una chiva cargada con explosivos. Este medio de transporte típico en las veredas colombianas fue el que durante 22 años le brindó el sustento económico al mandatario de ese municipio del norte del Cauca. De tanto transportar a la comunidad entre Toribío, Caloto y Santander de Quilichao fue que se ganó la confianza para ser elegido como Alcalde. Por ello sintió un amargo en su garganta cuando conoció que la chiva bomba dejó tres personas muertas, 103 heridas y daños en 460 edificaciones.Este economista de la Pontificia Universidad Javeriana de Medellín habló con El País sobre la situación de su tierra. Toribío ha sufrido 14 tomas guerrilleras en su historia, ¿para usted cuál ha sido la peor?Ésta por la magnitud del ataque. El 11 de julio de 2002 tuvimos una toma fuerte, duró 48 horas, la guerrilla se movía por las calles del pueblo, los pobres policías estaban encerrados en las paredes y aguantaron hasta que no pudieron más. Esa vez estallaron 106 pipas de gas, pero no generaron tanto daño como el sábado que detonaron unas 20 pipas grandes. Encontramos 14 zumbos (piezas). Hubo personas que escucharon la explosión a una distancia de 25 kilómetros del puesto de la Policía. A los tres minutos de la misma vieron una bola de humo en el cielo. En otros años los daños eran en 30 casas, hoy la cifra es de 400. ¿Es cierto que un día antes hubo el rumor del ataque?A mi me tomó por sorpresa, no tenía ni el más mínimo presentimiento, no sé si la Fuerza Pública sabía, cuando se dio el cruce de disparos, pensé que estaba dentro de lo que nos tienen acostumbrados, pero pasados los 40 minutos, la explosión me botó con silla y todo, me estrellé contra una pared, creí que estaba alzando vuelo al cielo. ¿Debido a la gravedad de la situación, tuvo que sacar del pueblo a su esposa y a su hijo?Mi esposa es la rectora de la Institución Educativa y mi niño de 10 años está en vacaciones, con la toma vimos que no era aconsejable que él viera tanta destrucción, por eso decidimos que fueran a donde una tía. Después de analizar los daños, cuánto cree que tardará la reconstrucción del pueblo?Pensaría que un año. Con la experiencia adquirida en cinco oportunidades, creemos que la reparación de viviendas con daños leves va a ser muy rápida, pero hay familias que lo perdieron todo o les toca demoler la casa. Además hay personas que no habían terminado de reponerse de un ataque del 2005. ¿Cómo es gobernar en medio del conflicto armado?Bastante complicado, en el 2008 tuvimos 76 hostigamientos, en el 2009 rebajaron a 45, en el 2010 a 8. Este año apenas llevábamos dos hostigamientos en el casco urbano.Usted anda sin escoltas, por qué?El Gobierno siempre ha estado muy pendiente de asignarme un escolta, pero la verdad por lo complicado del tema para no poner en riesgo la vida de un agente de la Policía o de un civil, yo opté por andar solo. Cuando la situación está muy complicada pido el apoyo de la guardia indígena, normalmente me muevo con mi motorista. ¿Entonces quién lo cuida a usted?Los cabildos y la guardia indígena, son un apoyo grandísimo, por eso me muevo tranquilamente por las veredas. ¿De todas maneras qué precauciones toma?Se avisa a la gente, si voy a ir a una vereda le informó a la gente, les dijo a qué hora para que estén pendiente. ¿Alguna vez le ha tocado salir corriendo por los enfrentamientos?Sólo una vez, yo iba a la vereda Buenavista, en el resguardo de Tacueyó y ese día no pude llegar a mi destino porque había enfrentamientos. Me quedé a la mitad del camino y esperé una hora a ver si se normalizaba la situación, ese día yo iba con tres funcionarios más, pero cuando llegó la Fuerza Aérea y se dieron los ametrallamientos, optamos por regresarnos. Eso fue en el 2009. ¿Ya está habituado a tirarse al piso y hacerle el quite a las balas?Como dice un dicho, la práctica hace al monje. Aunque cada situación es diferente, otras veces me he quedado tranquilo en mi oficina mientras hay hostigamientos, pero admito que esta vez tuve temor por mi vida y la de mis funcionarios, quise salir corriendo, pero guardé serenidad. ¿Ha recibido presiones o intimidaciones por parte de grupos armados?Sólo una vez tuve una llamada, pero no creo que fuera de la guerrilla, me solicitaban la colaboración con unas tarjetas celulares, inmediatamente le comenté a los gobernadores indígenas y ellos me rodearon.¿Lo han retenido en la carretera?Como Alcalde, no. Cuando manejaba la chiva, la guerrilla nos retuvo en El Palo, en Ríonegro, tocó llevarlos un tramo de la carretera. ¿El conflicto ha frustrado los planes de la Alcaldía?Frustrados no, que se hayan visto aplazados sí. El 2008 fue muy crítico, sabíamos que los jueves en la tarde había hostigamientos, entonces a la 1:00 p.m. la gente comenzaba a cerrar las puertas, armaba un cambuche en la cocina y esperaba que pasara todo. Esa situación fue cambiando al punto que creíamos que Toribío había superado esa época. ¿Cree que la construcción de una base militar en Tacueyó solucionará el problema?Puede ser un componente de los muchos que se tienen en cuenta para pacificar toda una región, pero en los municipios del norte del Cauca se siente el abandono del Estado Nacional y de las políticas incluyentes. No hay empresa, industria y empleo para que se dé un desarrollo armónico.¿La solución es social y no militar?Si, en un porcentaje muy grande, la inversión social sería fundamental para la gente y para acabar con el problema del conflicto armado.Se necesitan proyectos productivos para ocupar a los muchachos y que la guerrilla no se los lleve. Eso va a ser una contribución para mermar el conflicto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad