Ajuste de cuentas, principal hipótesis de doble homicidio en el norte de Cali

Ajuste de cuentas, principal hipótesis de doble homicidio en el norte de Cali

Enero 04, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ajuste de cuentas, principal hipótesis de doble homicidio en el norte de Cali

Los dos hombres se encontraban en un restaurante en la Calle 62B con Carrera 1A9, en la ‘Chimisexta’.

Elijio Mosquera Montaño, de 64 años y quien trabajaba como prestamista, y Héctor Toro Ortiz, de 48, se encontraban en la Calle 62B con Carrera 1A9, en el sector conocido como la ‘Chimisexta’ cuando sicarios llegaron al lugar y les dispararon.

Un ajuste de cuentas, relacionado con el narcotráfico y el  ‘gota a gota’,  es la principal hipótesis que maneja la Policía acerca del homicidio de dos hombres, ocurrido en la noche del lunes en el barrio Chiminangos, en el norte de Cali.

Elijio Mosquera Montaño, de 64 años y quien trabajaba como prestamista,  y Héctor Toro Ortiz, de 48,  se encontraban en la Calle 62B con Carrera 1A9, en el sector conocido como la ‘Chimisexta’ debido al  gran número de establecimientos comerciales, cuando sicarios llegaron al lugar y les dispararon.

Según las primeras versiones, un hombre, de tez trigueña, llegó caminando al lugar y disparó primero contra Mosquera Montaño. Toro Ortiz también fue impactado.

Luego, el agresor abordó una motocicleta que lo esperaba a unos pocos metros.

Entre tanto, los hombres fueron trasladados a un centro asistencial cercano al lugar de los hechos, donde fallecieron por la gravedad de las heridas. Mosquera recibió cuatro disparos y Toro uno en el abdomen, indicaron las autoridades.

 De acuerdo con el general Nelson Ramírez, uno de estos hombres tenía antecedentes penales por narcotráfico, extorsión y homicidio.

 En archivos de prensa aparece que en agosto del año pasado, Mosquera Montaño fue detenido en Quindío, junto con otros dos hombres, en un bus de servicio interdepartamental con 17 kilos de cocaína.

Estas dos personas, quienes habían vivido en Buenaventura, eran oriundas de Guapi, Cauca y actualmente residían en Cali. Uno de ellos en La Flora y el otro en Chiminangos, cerca al lugar del crimen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad