Agresores del capitán serían asaltantes de Terrón Colorado

Agresores del capitán serían asaltantes de Terrón Colorado

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Agresores del capitán serían asaltantes de Terrón Colorado

Este es el vehículo en el que se movilizaba el capitán de la Policía Carlos Arturo Contreras, de 28 años, cuando unos delincuentes, que pretendían robarle el celular, le propinaron un disparo en la cabeza, el cual le ocasionó muerte cerebral. El hecho ocurrió el 27 de abril del 2011 en la Carrera 1 con Calle 52b, en Brisas de los Andes, Cali.

El Capitán de la Policía Carlos Arturo Contreras, de 28 años de edad, recibió un disparo en la cabeza cuando unos delincuentes intentaron robarle su BlackBerry. Tiene muerte cerebral.

Un grupo especial de la Dijín, dirigido por el subdirector de la institución, llegó ayer a Cali para apoyar la investigación contra los asaltantes que la noche del miércoles hirieron a un capitán de esta unidad policial por robarle su celular. El oficial Carlos Arturo Contreras, que había llegado hace tres meses al Valle en una comisión de Bogotá encargada de investigar a las organizaciones criminales de la región, recibió un disparo en la cabeza que hoy lo tiene con muerte cerebral en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Rey David.El hecho ocurrió a las 7:15 p.m. en el barrio Brisas de los Andes, al nororiente de la ciudad, cuando el capitán conducía un vehículo Aveo gris en compañía de un subintendente, también de la Dijín. En el semáforo de Carrera 1 con Calle 52b, dos individuos armados en dos motocicletas se parquearon a lado y lado del automóvil para hurtarles los celulares a los policías, que estaban de civil. Luego de que el capitán Contreras, de 28 años, entregara su Blackberry, uno de los asaltantes le propinó un tiro que le entró por el oído izquierdo y le atravesó la frente. Algunas versiones sostienen que el delincuente le habría disparado porque el capitán de la Dijín intentó reaccionar y sacar su arma, luego de entregar el equipo. Otros señalan que el oficial habría puesto resistencia en el momento del atraco. Los delincuentes sólo se llevaron el celular del capitán, pues no alcanzaron a hurtar el del subintendente que lo acompañaba.Ayer en la mañana, la Policía Metropolitana de Cali ofreció $20 millones de recompensa a las personas que entreguen información acerca de los responsables de esta agresión. Luego la suma ascendió a $50 millones, debido a que la Administración Municipal dispuso otros $30 millones.Miembros de la Sijín capturaron ayer en el barrio Terrón Colorado de Cali a dos sospechosos de este hecho. Los sujetos tenían en su poder varios equipos robados, pero entre esos no se hallaba el de Contreras.No obstante, las autoridades adelantan una investigación contra ellos, pues uno de los detenidos correspondería a los rasgos físicos suministrados por el subintendente.Gracias a este testigo del atraco ya la Policía tiene dos retratos hablados de los presuntos responsables, aunque aún no han sido divulgados, debido a requerimientos legales. Estos hombres fueron capturados en uno de los seis allanamientos que realizó ayer la Sijín para recolectar pruebas que dieran con los responsables de la agresión contra el capitán de Bogotá. De acuerdo con la información de las autoridades, el capitán estaba radicado hace tres meses en la ciudad de Tuluá, Valle, pero había viajado esta semana a Cali a realizar unas diligencias, referentes a los casos que investigaba contra las bandas criminales en el departamento. La noche del miércoles, minutos antes de ser abordado por los atracadores cerca al Centro Comercial Único, los oficiales acababan de salir de uno de esos trámites.Incluso ayer se rumoraba que el hecho no correspondía a un robo, sino a un atentado contra el oficial, debido al trabajo que desarrollaba contra la delincuencia organizada. Sin embargo, el suboficial que lo acompañaba en el vehículo ha afirmado que sí se trababa de un atraco callejero, pues los delincuentes apenas los abordaron les pidieron los celulares.Al recibir el impacto de bala, Contreras fue trasladado a la Clínica Comfandi, pero luego, debido a la gravedad de la herida, fue internado en la sala de Cuidados Intensivos de la Clínica Rey David, ubicada al sur de la ciudad. A pesar de que el pronóstico de su estado de salud es reservado, se conoció que el oficial tendría muerte cerebral. Ayer en la tarde llegaron de Bogotá sus familiares, entre ellos su esposa, quien tiene cinco meses de embarazo. El capitán Carlos Alberto llevaba cerca de once años en la Dijín y vivía en Bogotá. Hacía pocos meses había recibido la tarea de adelantar unas investigaciones contra la criminalidad en el Valle. La agresión contra este oficial encendió las alarmas de las autoridades locales, con respecto al riesgo que corren los policías en la ciudad. Tan sólo hace una semana dos uniformados fueron asesinados en el Distrito de Aguablanca, en dos hechos distintos, protagonizados por menores de edad. Uno de ellos recibió un disparo cuando intentaban robarle un celular y el otro fue atacado al parecer por retaliaciones de un joven que él había detenido hacía unos meses. Sin embargo, los hechos aún están siendo investigados, pues los dos policías pertenecían a la estación del barrio El Diamante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad