“Acciones de las Farc en la región bajaron un 65%”: general Jorge Segura

“Acciones de las Farc en la región bajaron un 65%”: general Jorge Segura

Marzo 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Acciones de las Farc en la región  bajaron  un 65%”: general Jorge Segura

El saliente comandante de la Tercera División del Ejército, general Jorge Alberto Segura.

El saliente comandante de la Tercera División del Ejército, general Jorge Alberto Segura, dice que las Fuerzas Militares están ganando la guerra en el suroccidente del país.

En su último día como comandante de la Tercera División del Ejército -que cubre Valle, Cauca y Nariño-, el general Jorge Alberto Segura Manonegra dijo que se va convencido de que las Fuerzas Militares le están ganando la guerra a las Farc en el suroccidente del país. El alto oficial, quien ayer entregó su cargo al general Mario Augusto Valencia, aseguró que las acciones de la guerrilla disminuyeron un 65 % en los municipios que antes eran los más afectados por los ataques. Aunque reconoció que mientras existan las Farc, todo el país seguirá siendo vulnerable al terrorismo. Luego de casi dos años en el comando de la Tercera División del Ejército, ¿cuál es el balance que deja en el Suroccidente?Cuando llegué, en junio del 2012, la situación estaba muy grave porque las Farc plantearon un reto al Gobierno Nacional en esta zona, en el tema de la política de seguridad. El suroccidente del país estuvo sitiado por la guerrilla y veíamos que realizaban acciones terroristas en cascos urbanos, como Jambaló, Caldono, Santander de Quilichao. Pero con nuestro trabajo logramos que se incrementará la percepción de seguridad. Hablemos de esos resultados con cifras...Nuestro balance tiene estadísticas contundentes: estamos hablando de 1165 bandidos de las Farc y el ELN neutralizados, entre muertos, capturados y desmovilizados. Eso significa que el Bloque Occidental de las Farc dejó de ser el menos golpeado, para convertirse en el más diezmado: disminuimos sus efectivos un 43 % y neutralizamos a 42 de sus cabecillas, entre ellos alias Caliche y al primero y segundo al mando del Frente Sexto. Las acciones terroristas se redujeron un 65 % en las poblaciones del Suroccidente que eran blanco de las Farc. Y hoy los actos de la guerrilla son netamente terroristas. Pero, precisamente, ese terrorismo mantiene la tensión en la población y afecta de forma negativa esa percepción de seguridad...Sí, por eso estamos trabajando de forma conjunta con la Policía para evitar esos hechos. Pero yo sí me voy convencido de que el Ejército está victorioso en la lucha contra las Farc en el Suroccidente. Y esto no es un trabajo del general Segura, sino de 25 mil hombres que con su labor le han cambiado la cara a esta zona del país. La Fuerza Pública siempre habla del aumento de la inteligencia, pero cuando ocurren estos atentados con explosivos, uno se pregunta por qué sigue siendo tan difícil evitar los ataques de la guerrilla...En el Suroccidente tenemos una franja de prevención de ataques del 95 %, una de las más altas del país, eso quiere decir que por cada cien acciones que se planean, logramos prevenir 95; lo que pasa es que las cinco que ocurren generan impacto. Luego de una aparente calma en el Suroccidente, las Farc reaparecieron con un atentado en Pradera, que para muchos es una muestra de que varios municipios siguen siendo muy vulnerables a las acciones de las Farc...Vulnerables somos todos los colombianos porque en cualquier lugar que haya un bandido de las Farc, está la posibilidad de que haga acciones terroristas. En Pradera les ha quedado fácil hacer terrorismo porque está la columna móvil Gabriel Galvis, pero eso les ha costado mucho, ya que hemos disminuido esta estructura en un 40 %. Además, hemos reaccionado muy rápido porque en menos de diez días dimos de baja al autor de este ataque, que fue alias el Boyaco. Las Farc reconocieron este ataque y condenaron que se afectara a la población civil, algo que no había ocurrido antes. ¿Usted ve un cambio de actitud en las Farc ahora que están en una negociación de paz?Lo que yo sé es que las Farc nunca hacen nada gratis; si ellos salieron a decir eso, es porque se dieron cuenta del error que cometieron al afectar a la población, así que no tuvieron otra alternativa que disculparse. En el norte del Cauca se ha visto una disminución de los ataques de las Farc, ¿qué cambios tuvo la estrategia militar para reducir las acciones terroristas en esta zona?Lo primero fue la aplicación del ‘Plan Espada de Honor’, que tiene unas estrategias claves para adelantar una ofensiva contra las estructuras y sus cabecillas. También hicimos labores de control territorial para proteger nuestras carreteras y cascos urbanos. Otra línea de acción tuvo que ver con la judicialización de los miembros de las Redes de Apoyo al Terrorismo (RAT), para lo cual trabajamos de la mano con la Fiscalía, y otro elemento que aplicamos fue un acercamiento con la población, que logramos a través de planes integrales.¿Y usted sí vio un cambio en la actitud de la población frente a las Fuerzas Militares?Sí, es evidente. Antes la gente no veía esperanzas en el tema de la seguridad, pero hoy, luego de todos los golpes que hemos dado, ven que las Fuerzas Militares se sacrifican por los colombianos y eso les ha dado más confianza. Sin embargo, las comunidades indígenas mantienen su posición de rechazo a la presencia de los militares en sus territorios...Pues yo no creo que sea así, porque nosotros estamos en todos los sitios donde existe la necesidad de combatir las amenazas terroristas y el narcotráfico. Nunca hemos estado en contra de los indígenas, al contrario, los queremos y defendemos; y ellos poco a poco han ido entendiendo nuestra presencia, al punto que estamos haciendo juntos proyectos productivos: hace un mes, en Santander de Quilichao (Cauca), entregamos unas 80 despulpadoras de café a una comunidad indígena.La columna Daniel Aldana de las Farc ha mantenido atemorizados a los habitantes de Tumaco con extorsiones y atentados, ¿cómo quedó la estructura luego de la captura, el mes pasado, de uno de sus cabecillas, alias el Doctor?Frente a eso, lo primero que tengo que decirle es que las Farc están muy afectadas a nivel general. En Tumaco la columna móvil Daniel Aldana tenía unos 300 bandidos, pero nosotros les hemos neutralizado a 210, o sea que lo que queda de esta estructura es mínimo. La captura del ‘Doctor’ fue un golpe muy fuerte al narcotráfico y las extorsiones en este municipio. En Cali el Ejército está acompañando los patrullajes de la Policía en las comunas más violentas, ¿cómo califica usted esa intervención?En estos momentos la Policía tiene un reto muy grande en Cali, al que nosotros hemos querido aportar con nuestra Policía Militar. Desde noviembre del año pasado apoyamos el plan ‘Cali segura’, con cerca de 300 hombres que realizan patrullajes en las comunas y eso ha permitido mejorar las condiciones de seguridad. Vamos a seguir haciendo esto hasta que Cali lo necesite y hasta que la Policía pueda encargarse por sí sola de la seguridad.¿Eso quiere decir que hoy la Policía no está en capacidad de garantizar la seguridad en Cali?La Policía sí está en esa capacidad, lo que pasa es que en Cali hay muchas organizaciones delincuenciales. Por eso estamos apoyando y acompañando a la Policía en las estrategias que se deben implementar. Luego de mucha insistencia, la Tercera Brigada accedió a extender el Plan Desarme hasta mayo de este año en Cali, pero solo lo hizo en 16 comunas, ¿por qué el Ejército insiste en aplicar esta medida de forma fragmentada?Estamos empeñados en desarmar a las bandas criminales y a la guerrilla, porque el desarme es para los malos, no para los buenos. Hemos llegado a acuerdos con la Alcaldía con respecto a que muchas comunidades merecen tener su derecho a la protección porque se desplazan a zonas rurales. Lo que estamos tratando de hacer es mirar algunos puntos porque no se trata de decir a todo que sí o que no, sino mirar el contexto. Hoy el desarme se está aplicando en ciertos sectores de la ciudad y eso ha permitido reducir la violencia un 30 %. Si usted reconoce que la violencia se redujo un 30 % con el desarme, ¿no cree que eso es razón suficiente para aplicarlo en toda la ciudad?Hemos hecho estudios muy juiciosos frente al tema y tenemos claro que el 99 % de los homicidios se comete con armas ilegales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad