A un mes de anunciada, tregua unilateral de las Farc no convence a Colombia

Diciembre 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Continúan los enfrentamientos entre la guerrilla y el Ejército, pero aún no es claro quién ha tomado la iniciativa.

Hoy se cumple un mes de la tregua anunciada por las Farc durante la mesa de diálogo en La Habana, Cuba; sin embargo, en algunas zonas del país continúan alteraciones al orden público que han roto la promesa de una Navidad en paz.Cauca es uno de los departamentos donde el cese al fuego no ha sido más que un anuncio. El pasado 8 de diciembre un tatuco (explosivo artesanal) cayó en una vivienda en zona rural de Caloto y dejó un muerto y tres heridos. El Ejército sostiene que el artefacto fue lanzado por guerrilleros de las Farc. Por este ataque y otros hostigamientos, unas 60 personas tuvieron que abandonar sus viviendas y refugiarse en centros de concentración. El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha sido uno de los principales críticos del supuesto cese al fuego, al denunciar que la guerrilla continúa sus “acciones terroristas”. Mientras que los jefes del grupo subversivo aseguran que solo se han defendido de los ataques de las tropas militares. En el país aún no es claro si las Farc están cumpliendo o no el pacto, pues -dicen los expertos en seguridad- es difícil comprobar si los ataques de las Farc y las Fuerzas Militares son ofensivos o defensivos. El comandante del Ejército, el general Sergio Mantilla Sanmiguel, se defiende con cifras. Dice que desde que inició la tregua, en el país han sido asesinados con armas de fuego tres de sus hombres: un suboficial y dos soldados. Otros trece han resultado heridos: ocho con artefactos explosivos y cinco con disparos. Sin embargo el general Mantilla no explica cómo sucedieron esos hechos ni aclara si los uniformados muertos y heridos son el resultado de las acciones ofensivas que adelanta el Ejército en todo el territorio nacional o de hostigamientos guerrilleros. De todas formas, desde que inició el proceso de paz con las Farc, el Gobierno Nacional ha sido enfático en que seguirá su ofensiva en el país. “La Fuerza Pública tiene el deber de perseguir a todos los criminales que hayan violado la Constitución y la ley. A los terroristas de las Farc se les persigue por todos los crímenes que han cometido a través de tantos años y no por los crímenes futuros”, ha declarado en varias oportunidades el Ministro de Defensa. En ese sentido, las Fuerzas Militares han continuado sus operativos. Incluso en las últimas semanas han reportado la incautación de importantes cargamentos de droga de las Farc, así como la captura o la baja de varios de sus integrantes. Así, por ejemplo, en un bombardeo de la Fuerza Aérea en el municipio de Ricaurte, Nariño, fueron abatidos guerrilleros de la estructura ‘Mariscal Sucre’, entre ellos su cabecilla, alias Guillermo Pequeño. En otro golpe de la Fuerza Pública, en Vista Hermosa (Meta), fue atacada una estructura del Frente 27 de las Farc, encabezada por Héctor Lombo Quiceno, alias Franklin Pipas, quien murió en la operación militar. El hombre era señalado como el supuesto responsable del taxi bomba que estalló hace pocos meses en el casco urbano de Vista Hermosa, que dejó varios muertos, algunos de ellos niños. “Han bajado las acciones”Pese a las críticas de algunos sectores, otros expertos en conflicto armado sostienen que los ataques de las Farc sí han bajado desde que se inició la tregua. Así lo afirma León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, quien señala que desde el pasado 20 de noviembre, cuando se anunció el cese al fuego, la operatividad de las Farc ha disminuido en un 70% con respeto al año anterior. “En este período, al final de año y principios de otro, las Farc suelen ser muy activas. Enero del 2011 fue el mes más activo de la guerrilla en muchos años: ejecutaron 192 acciones. Por esa razón, en enero del 2013 podremos comparar qué tanto bajó la actividad de la guerrilla”, explica León Valencia. Valencia, sin embargo, habla de algunas implicaciones políticas. Para el experto, el Gobierno no ha tenido una actitud ni una estrategia acertada frente al cese de hostilidades planteado por las Farc.“El Ministro de Defensa, por ejemplo, ha salido a desacreditar la tregua y esa es una mala estrategia. Uno puede exigir cumplimiento, criticar que no es pleno el cese, pero tiene que salir a valorarlo y presentarlo ante la opinión pública como una conquista del diálogo. Si no hubiese negociaciones de paz, no habría un cese. El Gobierno no ha sabido comunicar eso”, concluye el Director de Nuevo Arco Iris.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad