A pesar de intervención policial, sigue violencia en Buenaventura

A pesar de intervención policial, sigue violencia en Buenaventura

Febrero 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura
A pesar de intervención policial, sigue violencia en Buenaventura

En lo que va de este año, en Buenaventura han asesinado a siete mujeres.

Durante este fin de semana, una mujer vendedora de pescado y un tendero fueron asesinados. Otros dos comerciantes están siendo atendidos en clínicas al ser golpeados por negarse a pagar extorsiones.

A pesar de las extremas medidas de seguridad implementadas por la Fuerza Pública y la masiva manifestación de rechazo a la violencia de la pasada semana, las muertes violentas de mujeres no cesan en Buenaventura- Una mujer, Marisol Medina Arboleda, oriunda de La Bocana, de 44 años, fue asesinada cuando llegaba a la zona de baja mar con el producto de la pesca en una lancha. Los asesinos no contentos con dispararle de muerte, le amarraron una piedras en el cuello y la lanzaron al mar.Igualmente su esposo, Omar Alexander Angulo, más conocido como 'Chauma', y su ayudante de nombre Jhon, menor de edad, fueron encontrados muertos al lado del cadáver de la mujer, uno de ellos, desmembrado. Versiones de habitantes de la calle Piedras Cantan del barrio Viento Libre, en la zona de baja mar colindante con el barrio La Playita donde ocurrieron los hechos, indicaron que la mujer habría sido asesinada por haber gritado pidiendo auxilio para que no mataran a su esposa y al amigo.Esta información ayudó para que este domingo el CTI pudiera encontrar los restos de los dos hombres, al parecer, la acción criminal de cercenar sus cuerpos se habría producido al interior de la lancha en donde se movilizaba el grupo de hombres fuertemente armados que cometió esta barbarie.La señora Marisol era muy conocida no solo en La Bocana sino en todo el sector pesquero de Buenaventura ya que se dedicaba a la comercialización de estos productos del mar.La comunidad de La Bocana, a 15 minutos del casco urbano, no sale de su asombro por estos hechos de violencia que la tranquilidad de sus habitantes que no solo han visto llegar los cuerpos desmembrados a sus playas, sino que ahora les toca vivir en carne propia la muerte de los suyos.La señora Medina deja cuatro 4 hijos huérfanos, a una de ellas precisamente, hace quince días le había celebrado sus 15 años, no imaginándose lo que el sangriento puerto le tenía preparado a su familia. Otro tendero asesinado Cuando se disponía a cerrar su negocio de tienda en la calle Quemadito del barrio Inmaculada, comuna 5, fue asesinado el comerciante Nomar de Jesús Atehortúa Moscoso.Al parecer la víctima se había negado a pagarle una extorsión o "vacuna" a los delincuentes, que no solo acabaron la vida de este hombre de 35 años, oriundo de Mistrató, Risaralda, sino que la emprendieron contra dos tenderos más, en el mismo sector, familiares de la víctima.Hasta sus tiendas llegaron disparándoles y después que se les agotaron las balas procedieron a golpearlos a garrotes y patadas, a pesar de ello, sus cuerpos fueron llevados por vecinos hasta una clínica privada de la ciudad donde se debaten entre la vida y la muerte.Esta situación ha generado un nuevo desplazamiento, pues los familiares de las víctimas han preferido dejar todo y salir del barrio, mientras que otros tenderos del barrio Inmaculada han anunciado que desde este lunes cerrarán sus negocios y se irán a otras partes por temor a sus vidas."A uno le dicen que denuncie y hasta nos tiran plegables desde los helicópteros, pero mire lo que pasa, si denunciamos nos matan, y si no pagamos las vacunas, también", dijo uno de ellos, mientras arreglabas las cosas de su tienda para huir.Frente a estos hechos las autoridades no se han pronunciando indicando que se está trabajando para dar con los responsables.Este es el segundo caso de tenderos muertos este año en el puerto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad