“A los secuestrados los mataron por la espalda y a quemarropa”: Medicina Legal

“A los secuestrados los mataron por la espalda y a quemarropa”: Medicina Legal

Noviembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Autoridades de Medicina Legal confirmaron que los cuatro uniformados fueron asesinados con proyectiles de alta velocidad que impactaron sus cuerpos, a una distancia menor de metro y medio.

Los cuatro uniformados asesinados por las Farc el fin de semana fueron impactados por proyectiles de arma de fuego de alta velocidad, cuyos disparos se produjeron a una distancia menor de metro y medio. Esta fue una de las conclusiones del informe del Instituto de Medicina Legal luego de practicada la necropsia a cada uno de los de los cuerpos.Carlos Valdés, director de la entidad, añadió que el equipo que realizó la técnica forense estuvo conformado por 20 especialistas entre forenses, odontólogos, patólogos, antropólogos, dactilocopistas, fotógrafos, expertos en balística y en rayos x, quienes adelantaron las necropsias. Se pudo descartar que en el lugar de los hechos se haya presentado fuego cruzado, también se logró confirmar que en los cuerpos no se identificaron enfermedades tropicales propias de la selva, como la leishmaniasis y que los tiempos de muerte de los cuatro secuestrados son coincidentes en un periodo de 72 horas desde que comenzó la necropsia. Luego de las necropsias, el Instituto de Medicina Legal entregó los cuerpos sin vida de los cuatro uniformados secuestrados y asesinados por las Farc a sus respectivas familias. El proceso de velación se inició este martes a las 6:00 a.m. “Nuestra entidad no propicia la impunidad y por tal razón trabajamos con todo el esfuerzo institucional para que estos hechos sean aclarados y se conozca la verdad”, aseguró Valdés.Entre los análisis de estos peritos se pudo comprobar además que los orificios causados en los cuerpos del coronel Édgar Yesid Duarte, el subintendente Álvaro Moreno y el mayor Elkin Hernández, integrantes de la Policía, así como el sargento mayor del Ejército, Libio José Martínez, fueron posteriores. Es decir, por la espalda y su trayectoria, conforme los expertos en balística, fue de atrás hacia adelante.“Se presentaron lesiones de arma de fuego en el cráneo y en el tórax”, sostuvo Valdés y agregó que no ahondó en más detalles debido a que ese informe pericial es ahora parte de la investigación formal que se iniciará en la Fiscalía. Entre el material que se le entregará al ente acusador está la muestra de tejidos y fluidos corporales con los que se busca establecer si los integrantes de la Fuerza Pública padecieron en algún momento de su cautiverio de enfermedades tropicales.De otro lado, el fiscal Arturo Bolaños explicó en Florencia, que el mayor Yesid Duarte "se encontraba dentro de su cambuche con sus manos cruzadas; él sí no salió; él le hizo caso a lo que le decía el comandante guerrillero: que el que saliera del cambuche era muerto... Ahí fue donde le dieron unos impactos de arma de fuego a corta distancia".Respecto al mayor Hernández, el fiscal narró que su cuerpo estaba boca abajo el cuerpo y que "al parecer intentó huir y recibió un impacto de arma de fuego por la espalda".Sobre los otros dos uniformados, el funcionario judicial precisó que fueron hallados también boca abajo y que "se estaban escondiendo en una mata de monte, pero fueron detectados por los guerrilleros y ahí fueron ultimados".Este martes se celebró una eucaristía en la Catedral Primada de Colombia en honor de los cuatro miembros de la Fuerza Pública, que contó con la presencia de los familiares y del presidente Juan Manuel Santos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad