A la cárcel, sindicados en el caso de Sarita

Mayo 05, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Colprensa/ El País
Padrinos de sarita

Ángela Yohana Guerra Urueña y Edilberto Rojas Torres, padrinos de Sara Yolima Salazar, no dieron muestras de dolor ni arrepentimiento en el procedimiento judicial.

Nuevo Día, Colprensa / El País

Luego de casi siete horas en la sala 7 del Palacio de Justicia, el Fiscal 44 seccional de Ibagué reveló el viernes parte de las evidencias que los investigadores tenían contra Ángela Yohana Guerra Urueña y Edilberto Rojas Torres, la pareja de esposos y padrinos de Sara Yolima Salazar Palacios, la menor de 3 años de edad que falleció el pasado 22 de abril en Armero Guayabal (Tolima).

Aunque el Juez no dejó ingresar a medios de comunicación, se conoció que las fotos de Sarita hechas en la inspección, en que se detalló cada lesión en su cuerpo, incriminaron a los detenidos, quienes tenían a la niña “en un infierno”.

Uno de los oficiales que estuvo al frente del proceso contó que la niña registraba distintas lesiones en su cuerpo que evidenciaban una tortura sistemática y una evidente desnutrición.

También se supo que Sarita era maltratada presuntamente por todos en el núcleo familiar en el que estaba. Por ejemplo, la dejaban por horas en una bodega sin comida.

Los vejámenes a los que fue sometida la niña se evidenciaron desde el año y medio de edad, y otro de los detalles que se conocieron es que un menor de edad también habría abusado de la infante.

No obstante las pruebas expuestas por el Fiscal en la audiencia, Guerra Urueña y Rojas Torres no aceptaron los cargos y fueron enviados a la cárcel.

El coronel Jorge Eduardo Esguerra, comandante de la Policía del Tolima, aseguró que el trabajo de los perfiladores criminales fue fundamental, ya que ellos, a través de una serie de 47 entrevistas, detectaron algunos patrones de los agresores.

Por ahora, se espera que la otra semana se dé con la captura de uno o dos personas más.

Un grupo de mujeres que llegó al Palacio de Justicia pidió justicia y al saber que ingresaron a la mujer y al hombre sindicados, les decían todo tipo de improperios. De no ser porque los entraron por otra zona del Palacio, los hubieran atacado.

Investigan otro caso

Geraldine, de 5 años, murió por infección cardiorespiratoria en la Clínica La Magadalena, Barrancabermeja. Allí ingresó inconsciente, con vómito y cefalea el 2 de mayo, procedente de Pozo Nutria, cerca a Bucaramanga.

El médico Yesid Blanco dijo que no evidenciaba maltrato físico, pero se investiga si fue abusada sexualmente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad