A la cárcel padre de niña que iba a ser usada como 'mula'

Noviembre 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
A la cárcel padre de niña que iba a ser usada como 'mula'

Esta es la radiografía que le realizaron a la niña de 11 años. En ella se observan las cápsulas con la droga.

El hombre fue enviado a la cárcel de Villahermosa, mientras se adelanta el juicio por homicidio agravado tentado, uso de menores de edad, tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Medida de aseguramiento con detención preventiva en establecimiento carcelario fue proferida el pasado sábado por el juez de control de garantías contra el padre de la niña de 11 años, a quien se le encontraron 104 cápsulas de droga en su estomago. La medida fue adoptada luego que la Fiscalía presentara en audiencia pública el pliego de cargos que se le imputa, en el cual incluyó tentativa de homicidio agravado, uso de menor de edad para cometer delitos y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.El padre de la menor fue presentado ante el juez este sábado a la 2:00 p.m. en una audiencia que duró tres horas en el edificio del Palacio de Justicia. El hombre portaba chaleco antibalas y lucía inexpresivo. Luego de las pruebas presentadas por la Fiscalía se negó a aceptar los cargos y manifestó que “le pido perdón a la sociedad, pero me vi mezclado en esta situación, la salud de mi hija es mi única bendición”.Sin embargo, tal como lo pudo establecer la Fiscalía, el padre había pasado el día anterior (16 de noviembre) con la pequeña y luego la había dejado al cuidado de la madre. Si bien este hombre llevó a su hija a la clínica, luego la dejó abandonada en el centro asistencial, según él, “para ir a buscar unos papeles”, pero no regresó, lo que, según la Fiscalía, representa una forma de huir de las autoridades. Se comprobó, además, que existían tiquetes comprados en Barranquilla, con tarjeta de crédito American Express a nombre del padre de la menor para viajar ese mismo día a España, donde el acusado labora como enfermero. Todas estas pruebas, según el juez, constituyen un nexo causal entre el padre y el hecho delictivo, que infieren su posible participación en el delito. Tal como lo expresó la Fiscalía, el imputado tenía conocimiento de lo que había ingerido la menor, abandonó a su hija al borde de la muerte y no les reveló a los médicos que la niña había ingerido 104 cápsulas, lo que habría aminorado el daño para su salud. Eso representa un abandono de su responsabilidad como garante de la seguridad, integridad y vida de su hija. Según el ente acusador, en este tipo de delitos se vulneran los derechos de los niños consagrados en la ley. El hecho fue calificado por el juez como “dantesco, aberrante, algo que supera la ficción y que no hay palabras para dimensionar su gravedad”. Además, el juez expresó que la cantidad de cápsulas llevan a suponer que tras el hecho hay una organización delictiva, por lo cual llamó la atención a las autoridades para que estén alertas a este tipo de delitos. Solo por el cargo de homicidio tentado, podría ser condenado como mínimo a 16 años y 6 meses de prisión. Asimismo, las penas mínimas por el uso de menor para cometer delitos es de 13 años y tres meses y por el tráfico de estupefacientes, de 8 años.Detalles de la capturaLa captura de este hombre se hizo efectiva el pasado viernes por un grupo especial de la Fiscalía con apoyo de la Policía Judicial, Sijín, en Santander de Quilichao, Cauca, en una residencia de familiar.Tras su captura, el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hoover Penilla, aseguró que "hubo un intento de asonada contra la Fuerza Pública porque el hombre se amotinó junto a sus acompañantes en la vivienda para no ser capturado".Penilla aseguró que la captura se logró gracias a las informaciones proporcionadas por la comunidad a raíz de la recompensa de $20 millones ofrecida por la Policía las cuales fueron cruzadas con información de una fuente técnica. Además, agregó que en el momento de la captura al hombre no se le encontró droga.También se conoció que este hombre había estado en varias ocasiones en España, hacia donde, al parecer, pretendía enviar como correo humano a su propia hija. El caso de la pequeña de 11 años y residente del barrio San Judas se conoció el pasado martes, luego de que fuera ingresada de urgencias a la Clínica Valle del Lili por fuertes dolores en el estómago.A la niña le realizaron varios exámenes y los médicos encontraron que había ingerido 104 cápsulas con 500 gramos de cocaína, por lo que le realizaron una cirugía de emergencia para extraerlas.En la noche del miércoles, la pequeña despertó de la cirugía y actualmente es acompañada por una defensora de familia, pues su custodia pasará a manos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad