A la cárcel mujer implicada en homicidio de ingeniero caleño en Bogotá

Diciembre 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa

La mujer es la dueña de la casa en cuyo jardín fue hallado el cuerpo del ingeniero, quien al parecer fue secuestrado para el cobro de una extorsión.

El juez 65 de control de garantías cobijó con medida de aseguramiento a Luz Daisy Ricaurte, involucrada en el homicidio del ingeniero caleño Carlos Andrés Certuche en 2014. La Fiscalía General de la Nación le imputó cargos a Ricaurte, como presunta coautora de los delitos de homicidio agravado y homicidio agravado en grado de tentativa en concurso heterogéneo con secuestro extorsivo agravado. 

La mujer, quien fue detenida en vía pública el martes pasado en frente de la cárcel Modelo de Bogotá, también estaría implicada en el secuestro del ciudadano Jhon Jairo Florez Ospina, supuesto socio de Certuche con quien él se encontró en Bogotá el año pasado.Los hechos que son materia de investigación se registraron en agosto de 2014, cuando el ingeniero Carlos Andrés Certuche apareció muerto, enterrado en el jardín de la casa de Ricaurte en Bogotá, al parecer tras negarse al pago de una extorsión. Según expusó la Fiscalía, Marx Borraez Vivas y Luz Daisy Ricaurte Rueda, entablaron una conversación con Certuche y su socio John Jairo Flórez, y posteriormente se ganaron su confianza; meses después las víctimas fueron secuestradas, y seguidamente Certuche fue asesinado. Así las cosas, el ente acusador sostiene que Luz Daisy Ricaurte fue la encargada de darles un trago con sedantes y de mantenerlos bajo el poder de somníferos mientras permanecían en cautiverio, en una bodega en Bogotá. Por estos hechos, Ricaurte fue enviada a la cárcel El Buen Pastor en Bogotá, tras la petición de la Fiscalía, que fue avalada por el despacho. Igualmente, el presunto autor material, identificado como Marx Borraez Vivas, enfrenta un juicio por los delitos de secuestro extorsivo agravado, en concurso homogéneo con hurto calificado y agravado, en concurso con tráfico, fabricación y porte de armas de fuego y homicidio agravado. 

Carlos Andrés viajó a Bogotá en julio del 2014, para realizar una serie de trámites ante el Invima respecto al Centro de Medicina Regenerativa Renacer, del cual era director. Su esposa, Claudia Bolaños, afirmó que el ingeniero había planeado regresar el mismo 10 de julio a Cali.

De hecho, había dejado su carro parqueado en el Aeropuerto de Palmira en la mañana de ese día, pues habría de volver a usarlo en la noche, al regreso del viaje. 

Sin embargo, Carlos Andrés no volvió a comunicarse con su esposa y ella recibió una llamada anónima en la que le decían que lo habían secuestrado.

Según información de la Fiscalía, Carlos se había contactado con su amigo Jhon Jairo Flórez en Bogotá y éste lo había invitado a dar una vuelta por el Parque de la 93. Fue allí en donde, al parecer, ambos fueron secuestrados.

Flórez fue encontrado el 12 de julio del año pasado en una bodega abandonada del barrio Santa Fe, en Bogotá, con una herida por arma de fuego en el abdomen y signos de tortura. Junto a él fue detenida una persona señalada por Flórez de ser uno de los secuestradores.

Gracias a la señal GPS del celular e información entregada por Flórez, las autoridades encontraron el cuerpo de Carlos Andrés, un mes después de su asesinato.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad