A la cárcel miembros de cuatro bandas de 'jaladores' de carros

A la cárcel miembros de cuatro bandas de 'jaladores' de carros

Febrero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Los nueve capturados hacen parte de las bandas de 'Los Robles', 'El Indio', 'La 16' y 'Mil y Mil' (o de 'Colón'). Intimidaban con armas de fuego a las víctimas y les robaban los automotores.

En la cárcel de Villahermosa fueron recluidos ocho de los nueve miembros de las bandas de 'jaladores' de carros conocidas con los alias de 'Los Robles', 'El Indio', 'La 16' y 'Mil y Mil' (o de 'Colón'), los cuales fueron capturados en un gran operación de la Policía en Cali. Solamente a una identificada reconocida con el alias Nirza se le otorgó la detención domiciliaria. La Fiscalía les formuló cargos por los delitos de hurto calificado y agravado, porte ilegal de armas de fuego, concierto para delinquir y extorsión.De acuerdo con la investigación, estas cuatro bandas están dedicadas al atraco a mano armada de carros de alta gama y a la venta de los mismos o en otros casos al desguace de los automotores y la comercialización de las autopartes entre reducidores.Los automotores robados eran sacados hacia Ecuador y también hacia el Eje Cafetero y Bogotá. Las cuatro organizaciones delictivas tenían dividida la ciudad por sectores. La Banda de 'Los Robles' actuaba en las comunas 1, 2, 17, 19 y 20, mientras que la banda de 'El Indio' manejaba las comunas 4, 5, 6, 7 y 8. 'La de la 16' se movía en las comunas 3, 10 y 11. Y la 'Mil y Mil' ó 'Colón' operaba en las comunas 13, 14, 15 y 16. Entre los arrestados figuran los jefes de estos grupos, los atracadores y los negociantes de las autopartes. Según la Policía, después de que se llevaban los carros estos 'jaladores' exigían dineros las víctimas para devolver los automotores, es decir que los extorsionaban. Este trabajo policial implicó la vinculación de 21 personas a las investigaciones, entre éstas a funcionarios de la Secretaría de Tránsito que habrían actuado en complicidad con los delincuentes brindándoles información sobre los dueños de los vehículos. La banda de 'Colón' o 'Mil y Mil' tenía la particularidad de que borraba los números de identificación de los automotores y los regraba. Según el general Miguel Ángel Bojacá, comandante de la Policía Metropolitana, los detenidos eran los encargados de robar a diario entre tres y cuatro carros y motos en la ciudad.Viajando con el ‘kit’Los investigadores de la Policía conocieron que los cabecillas de las organizaciones delictivas pintaban los vehículos y compraban por $600.000 un ‘kit’ para movilizar los vehículos hasta Ecuador.El paquete contenía placas de otros vehículos que no estaban requeridos por hurto, tarjetas de propiedad, seguros obligatorios y las revisiones tecnicomecánicas con las firmas autorizadas de los funcionarios de las secretarías de tránsito que hoy son investigadas.Las pesquisas apuntan a que los delincuentes observaban con anticipación los vehículos que iban a hurtar, avisaban a sus cómplices -entre los que también están incluidos algunos fabricantes de placas- para que tuvieran listos los documentos para el día del robo.Luego de hurtados, los automotores eran ocultados en parqueaderos o casas aledañas a las viviendas habitadas por los delincuentes durante uno o dos días.El Comandante de la Policía Metropolitana informó que al llegar a la frontera colombo-ecuatoriana los hombres negociaban con otras bandas del vecino país las motos y carros de alta gama hurtados, como camionetas último modelo de marcas Kia y Toyota.“Estamos adelantando operaciones con la Interpol para poder desmantelar las bandas en Ecuador. Ellos allí también contaban con documentos legales para que no les decomisaran los vehículos”, explicó Bojacá.El negocioLas bandas denominadas como ‘Los Robles’, ‘Colón’ (o ‘Mil y Mil’), ‘El Indio’ y ‘La 16’ vendían los vehículos de alta gama en $6 millones, los carros de modelos antiguos en $1 millón y $2 millones, las motos en $500.000, según un agente de la Sijín de la Policía.Los uniformados conocieron que los delincuentes perseguían a sus víctimas en taxis y en motocicletas durante varias cuadras. Cuando el vehículo se detenía o los afectados iban a entrar a sus residencias los amenazaban con armas de fuego.Los atracadores también aprovechaban que los dueños de los carros dejaban estacionados los carros y las motos afuera de los conjuntos residenciales.A los miembros de la banda de ‘Los Robles’ se les imputó el delito de extorsión. Según investigadores de la Sijín los atracadores pedían dinero a las víctimas para devolver el vehículo, las autoridades no pudieron confirmar si los carros eran devueltos. El general Bojacá invitó a la ciudadanía a que se acerque a las oficinas de la Sijín y de la Fiscalía para reconocer a los presuntos ladrones de carros. Algunos de los vehículos no han sido reclamados.‘Los Robles’, los jaladoresLos cinco integrantes de esta organización estaban dedicados al hurto de vehículos de alta gama.Los hombres interceptaban con armas de fuego a sus víctimas luego de seguirlas.Los afectados eran abordados por tres hombres armados cuando paraban o llegaban a sus residencias en los sectores de El Lido, El Limonar, la vía a Buenaventura, Siloé y La Flora.Los tres sujetos fueron identificados con los alias de ‘Juaco’, ‘Chente’ y ‘Visajes’Alias Muelas y otro individuo trasladaban los carros a Ecuador para su venta. En algunas ocasiones los hombres ubicaban a sus víctimas para que pagaran dinero para que les devolvieran sus vehículos.‘Mil y Mil’, el preso que robabaLos hombres de la banda ‘Colón’, dirigidos por alias Mil y Mil, fueron señalados por la Policía de regrabar y desguazar vehículos y motocicletas hurtadas.Las autopartes eran distribuidas en diferentes establecimientos comerciales de municipios del Valle, el Eje Cafetero y Bogotá.Los lugares utilizados por esta organización eran los barrios Mariano Ramos, Los Lagos y Marroquín.‘Mil y Mil’, el líder de la banda, tenía la detención domiciliaria desde hace cerca de un mes. Estaba condenado a tres años por los delitos de hurto calificado y agravado.Según investigadores de la Sijín, el hombre cometía hurtos saliendo de su vivienda con el brazalete del Inpec puesto.‘El Indio’, el terror de JuanchitoLa organización de ‘El Indio’ estaba conformada por ‘Mario’, ‘Chaco’ y ‘Nirza’, quien es hermana del jefe de la banda. Según las autoridades, los integrantes de esta agrupación intimidaban con armas de fuego a sus víctimas, también estaban especializados en robar carros y motos que estaban abandonados en la salida de los conjuntos residenciales.La Policía también detectó que seguían a las personas que salían en la madrugada de las discotecas de Juanchito.Al lado de la casa donde fue detenido ‘El Indio’ y ‘Nirza’, en Juanchito, había un parqueadero en el que fueron recuperados dos automóviles, robados pocos días antes.‘La 16’, los presuntos homicidasEsta banda tenía gran participación en la venta de las autopartes en el centro de Cali y en municipios del Valle. Las autoridades descubrieron el lunes pasado dos locales dedicados a la venta de repuestos en la Carrera 16 con Calle 19.A sus líderes, alias el Zarco y ‘ Alejandro’, la Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado y de hurto. El general Miguel Ángel Bojacá señaló que son investigados por la muerte de varias víctimas de los atracos el año pasado.Los dos hombres dirigían a otros tres atracadores de la organización identificados con los alias de El Feo, Stiven y El Grande.Los individuos cometían los robos en el centro de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad