A la cárcel dos coroneles implicados en muerte de grafitero en Bogotá

A la cárcel dos coroneles implicados en muerte de grafitero en Bogotá

Septiembre 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
A la cárcel dos coroneles implicados en muerte de grafitero en Bogotá

Diego Felipe Becerra, el graffitero que habría muerto por el disparo de un policía en Bogotá.

Con esta decisión, fue revocada la libertad que un juez le había otorgado a los dos oficiales.

La juez 12 penal del circuito con función de conocimiento impuso medida de aseguramiento preventiva a los coroneles de la Policía Nelson de Jesús Arévalo Rodríguez y José Javier Vivas Báez, señalados de participar en la manipulación de la escena que rodeó la muerte del joven grafitero Juan Felipe Becerra. La decisión revocó la determinación de la juez 64 con función de garantías que, en una audiencia pasada, había dejado en libertad a los dos oficiales.“No entiende este despacho la razón por la cual en la determinación de primera instancia se sostiene que el coronel Vivas nunca estuvo en el lugar de los hechos, pues, como se ha vislumbrado, las declaraciones dicen lo contrario”, dijo la juez durante la audiencia que se desarrolló en la tarde de este miércoles, en el complejo judicial de Paloquemao, en Bogotá. Para tomar la determinación que llevará a los coroneles al patio de servidores públicos de la cárcel La Picota, la juez corroboró que sí existen elementos materiales que permitan inferir que ellos representan un peligro tanto para la sociedad como para la familia de víctima y podrían obstruir a la justicia. “Las conductas son sumamente graves, dada la finalidad que había detrás de ellas, como es modificar la escena del crimen de un menor de edad a manos de un servidor de la Policía Nacional”, dijo la juez. La operadora judicial además afirmó que “no solo la sociedad resulta afectada por las personas aquí implicadas, pues se espera de ellas una conducta intachable, ya que son quienes representan a una institución creada para la defensa y la protección de la ciudadanía(…). Con su conducta parece que hubieran perdido el rumbo y su objetivo fuera el atentar contra la población indefensa”. También explicó que el accionar de los dos oficiales pone en tela de juicio su reputación y en juego su futuro profesional, por lo cual “no cabe duda que su proceder podría estar encaminado a obstruir a la justicia y buscar su propio beneficio”. Arévalo Rodríguez y Vivas Báez permanecerán en La Picota mientras trascurre el proceso en su contra y se establezca su verdadera participación en la ubicación predeterminada de un arma de fuego en el lugar donde el joven de 16 años cayó después de recibir un disparo por parte del patrullero Wílmer Antonio Alarcón.La Fiscalía les imputó a los dos coroneles cargos por fraude procesal, favorecimiento de homicidio, falsedad en documento público, ocultamiento de material probatorio, y fabricación y porte ilegal de armas. Ambos uniformados, sin embargo, se declararon inocentes. Ante la determinación, Gustavo Trejos, padre adoptivo de Diego Felipe, aseguró que desde hace varios meses habían estado esperando esa determinación y que estaban casi seguros de que iba a ser así. “Contamos con material probatorio fuerte para poder acreditar todas las faltas que se cometieron por parte de las autoridades en el proceso de mi hijo”, aseguró. Así mismo, frente al caso del general Francisco Patiño, Trejos dijo estar pendiente de que se haga justicia. “Estamos esperando que siga la investigación; hemos recaudado material probatorio fuerte y esperamos que en los próximos meses se inicie una imputación de cargos contra el general”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad