A diez se elevó el número de afectados por licor adulterado en Palmira

Septiembre 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
A diez se elevó el número de afectados por licor adulterado en Palmira

La medida se tomó teniendo en cuenta que el pasado 16 de septiembre un grupo de personas resultó intoxicadas y otras tres muertas al ingerir licor adulterado.

Tres mujeres ingresaron el domingo a centros asistenciales de la ciudad, una de ellas con un embarazo de 14 semanas, al parecer relacionadas con el mismo caso de ingesta de licor.

Tres nuevos casos de personas afectadas por intoxicación con licor adulterado, entre ellos una mujer con catorce semanas de embarazo, se registraron el domingo en la ciudad de Palmira, con lo que se elevaría a diez el número de personas afectadas.Sin embargo, las autoridades no descartan que se conozcan nuevos casos en las próximas horas.Una joven identificada como Kelly Johana Suárez, de 19 años, murió en la mañana del domingo, mientras otros cuatros, dos de ellos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario del Valle, y otro más en el hospital de Tuluá, se encuentran en estado crítico y de sobrevivir podrían quedar con graves secuelas.La situación es tan delicada que se ha declarado la alerta en todos los hospitales y centros asistenciales de Palmira con el fin de atender de manera oportuna a todas las personas que lleguen con síntomas que podrían referir una intoxicación por la ingesta de alcohol adulterado.Tabares también precisó que la gente debe prestar atención a síntomas como dolor de cabeza intenso, visión borrosa, fatiga en la boca del estómago y mucha ansiedad, así como dificultad para respirar.“Estamos haciendo un llamado para quien presente estos síntomas se dirija de forma inmediata al centro asistencial o puesto de salud más cercano donde se le brindará el respectivo tratamiento”, anotó el funcionario, quien reveló que en la madrugada del domingo llegó al hospital una mujer de nombre Lina María Lozano, de 30 años, quien presentaba algunos de estos cuadros y fue dejada en observación.El secretario de Salud, Miguel Roa Tabares, dijo que la mujer manifestó que habría consumido licor en el mismo establecimiento en el que habrían consumido alcohol metílico los afectados del fin de semana.La paciente, al parecer, también habría ingerido licor en el mismo lugar en el que se conocieron los primeros casos del viernes.Adicionalmente, el director del hospital San Vicente de Paúl, Harold Obdulio Rodríguez, expresó que a este mismo centro asistencial ingresó pocas horas después una mujer con catorce semanas de embarazo, de 31 años, proveniente del corregimiento Amaime, quien está bajo observación aunque no presenta síntomas graves.Rodríguez confirmó que en la unidad de cuidados intensivos que funciona de manera privada en el hospital se encuentra recluido Luis Mario Ospina, de 31 años, quien presenta muerte cerebral.Igualmente, reveló que Juan Silva, quien está en Tuluá, habría consumido licor en esta ciudad y después se habría trasladó a una fiesta en San Pedro, Valle, donde se empezó a sentir mal y llevado de urgencia al centro médico. Este hombre también tiene muerte cerebral.Por su parte, el Hospital Universitario del Valle informó que el domingo a las 11:00 de la mañana fueron trasladados a casa médica Mayerlín Castillo, de 23 años y Víctor Manuel Álvarez Quintero, de 28.La primera presenta alteración de conciencia, acidosis metabólica, falla renal y respiratoria.La joven está en la UCI y su estado es muy delicado. Está bajo el cuidado de la unidad de toxicología y médicos intensivistas.Víctor Manuel Álvarez, tiene dolor abdominal, disminución de la agudeza visual y fue sometido a diálisis. Su estado es estable con tendencia a crítico.De otro lado, en la tarde del domingo, al término de un consejo de seguridad, el secretario de Salud reveló que al hospital Raúl Orejuela Bueno ingresó la joven Alexandra Flórez, de 18 años, quien presenta infección urinaria y dijo haber estado tomando el pasado miércoles en el mismo establecimiento ubicada en la vía a Candelaria.El comandante del Primer Distrito de Policía, coronel Miguel Henao, indicó que la investigación está en manos de la Policía Judicial que ya visitó el lugar donde estas personas ingirieron el aguardiente.El oficial subrayó que el lugar será cerrado por cuanto no tiene licencia de funcionamiento y deberán imponerse las sanciones que contempla la ley.El coronel Henao recordó que en lo que va corrido del año se han desmantelado tres sitios donde se procesaba licor adulterado, uno de los cuales funcionaba como una fábrica paralela a la Industria de Licores del Valle.“Esto fue en febrero en el barrio Colombia donde decomisamos 16 mil botellas. Estas personas tenían capacidad para producir mil 600 botellas semanales. Los otros dos fueron en el corregimiento La Dolores y la semana pasada tuvimos otro caso en Barrio Nuevo”, afirmó el oficial.El oficial reconoció que debe existir un gran mercado en la ciudad para que se produzca licor adulterado.“Palmira tiene una gran actividad nocturna, gran cantidad de establecimientos públicos, en la Calle 42, la 19 y en la vía hacia Tienda Nueva, pero debemos aclarar que no todo el mundo compra licor adulterado. De todas maneras nosotros hacemos controles permanentes para verificar la procedencia del licor que ellos venden”, enfatizó Henao.Entre tanto, el alcalde Raúl Arboleda Márquez, dio a conocer que se adelantó un allanamiento a una vivienda ubicada en el barrio Simón Bolívar, en la comuna uno, al norte de la ciudad, donde posiblemente se habría producido el aguardiente adulterado.Pero, en el sitio no se encontraron elementos que permitieran judicializar a los propietarios del lugar.Las autoridades hicieron un llamado a la comunidad para que consuma licor en sitios autorizados o en almacenes de cadena y desconfiar de aquellos donde venden a precios bajos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad