731 mujeres han sido asesinadas este año, el Valle es la región más afectada: Medicina Legal

Noviembre 25, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
731 mujeres han sido asesinadas este año, el Valle es la región más afectada: Medicina Legal

Dora Lilia Gálvez, de 44 años, mujer hallada muerta en Buga, Valle del Cauca.

El Instituto Nacional de Medicina Legal dice que son muchas las mujeres que no se atreven a denunciar por miedo. Alarmantes cifras en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Este viernes, cuando se celebra nuevamente el día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Colombia sigue siendo un país con cifras dramáticas de violencia.

En su más reciente informe, el Instituto Nacional de Medicina Legal indica que este año se han presentado 731 homicidios. 

“Los homicidios de mujeres han aumentado en comparación al año anterior (670 casos), se siguen presentado con mayor frecuencia los domingos en la tarde, y el lugar donde más ocurren estos hechos son en la casa o en lugares de reunión familiar”, explica el director de la entidad, Carlos Eduardo Valdés.

El funcionario agrega que los objetos que más se usan para cometer los asesinatos son las armas de fuego y los elementos corto punzantes.

En 540 casos el agresor es un desconocido y 101 son parejas o exparejas.

Frente al panorama en las regiones, el Valle del Cauca es el departamento con mayor número de casos registrados (152), seguido por Bogotá (88), y Antioquia (81).

En cuanto al tema de violencia intrafamiliar, el director de Medicina Legal dice que hay un “subregistro”, dado que las víctimas de este flagelo, que en su mayoría son mujeres, no denuncian ante las autoridades.

De las 49.712 víctimas de violencia intrafamiliar, la mayoría son mujeres entre 20 y 24 años de edad (9544 casos), seguido de las que tienen edades entre los 25 a 29 años (9424 casos). Igualmente, el mes en el que más se presentaron este tipo de denuncias fue mayo con 5418 presuntas afectadas por este flagelo.

Al igual que los casos de homicidio, en cuanto a violencia en los hogares Bogotá (12.416 casos), Antioquia (5.095) y Valle del Cauca (3.376) son las regiones más afectadas.

Finalmente, el informe revela que en lo corrido de este año han aumentado los casos de violencia sexual contra la mujeres, los cuales ascienden a 15.082, es decir, un aumento de más de mil casos en comparación con 2015 (14.021).

La Defensoría del Pueblo advirtió recientemente que las mujeres siguen siendo víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado.

Según este  organismo humanitario, las agresiones contra la población femenina en este contexto persisten: hay 12.740 mujeres víctimas de este flagelo (560 niñas y adolescentes), según las estadísticas que maneja el último reporte del Registro Único Nacional de Víctimas.

La Fiscalía General de la Nación señala que ocho de cada diez mujeres se niegan a denunciar por miedo. Se reciben 14 denuncias cada hora y la violencia familiar se incrementó en 20.4%.

Este año, el ente ha recibido 99.805 denuncias por este tipo de agresión. 

Todavía es elevado el número de mujeres que no se atreven a denunciar a su pareja, porque tienen miedo de perder a la persona que lleva el sustento económico a la casa.

Pero existen otros tipos de violencia que en muchos casos son invisibles o rutinarios y que tienen relación directa con la atención que se brinda a las mujeres en los centros hospitalarios.

El último caso conocido en el país ocurrió en Buga, Valle del Cauca. Dora Lilia, una mujer de 44 años, fue abusada sexualmente, quemada, golpeada, empalada y sometida a una serie de vejámenes. El caso ha generado indignación y cientos de voces de rechazo. Lea también: en estado crítico continúa Dora Lilia Gálvez, víctima de atroz ataque en Buga

"Muchas son las mujeres a las que no se les permite decidir sobre sus cuerpos durante el trabajo de parto, parto y postparto, y  se sienten vulneradas por la atención brindada por el personal de salud y las instituciones hospitalarias", señala Ivonne Díaz, presidente de la Federación Colombiana de Ginecología y Obstetricia, Fecolsog.

Esta clase de violencia se expresa en el trato deshumanizado hacia la mujer embarazada, porque en los hospitales se ven múltiples manifestaciones que resultan amenazantes en el contexto de la atención de la salud sexual, embarazo, parto y postparto.

En el Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, la presidente de Fecolsog señala que los servicios de salud deben brindar una atención de calidad, respetuosa y atenta a los derechos humanos y esto implica eliminar los malos tratos propiciados en algunos casos de manera sistemática hacia las mujeres que hacen uso de los servicios.

La doctora Diaz asegura que en Colombia se debe garantizar el derecho de las mujeres a contar con toda la información relacionada con sus tratamientos, así como el derecho a recibir por parte del personal de salud el mejor trato posible, teniendo en cuenta las limitaciones de los servicios de salud sexual y reproductiva, garantizando la igualdad del acceso y la calidad de la atención, independientemente de la procedencia socioeconómica o cultural de la paciente.

De igual forma, la doctora Diaz iniciará un proceso de entrenamiento en el territorio nacional en métodos de planificación de larga duración Larcs, para fortalecer los programas de educación a la comunidad y se mantendrá la política de disminución de la mortalidad, a través de talleres de emergencia obstétrica, orientados a salvar vidas.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad