49 familias víctimas del conflicto armado en el Valle volverán a casa

Abril 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La Unidad de Restitución de Tierras entregó el viernes los títulos de 49 terrenos a campesinos del Valle.

Yamile Far Basco. Dijo el director nacional de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal. La mujer se levantó de la tarima y recibió de manos del funcionario la escritura de esa finca que en 1996 ella y su familia tuvieron que abandonar por el asedio de esos grupos ilegales que se creían dueños de sus tierras. Luego, los aplausos, los abrazos. La mujer regresó a su puesto, agachó la cabeza, rompió a llorar. Tres años antes, Yamile se pasaba los días de oficina en oficina intentando que le regresaran el título de la finca que estaba a nombre de su mamá, quien desapareció en el 2006. Primero acudió al Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), pero allí le decían que la única forma de que le devolvieran ese terreno era que el caso de su mamá fuera declarado como una “muerte presunta”.Pero Yamile no lo aceptó. Para ella no era justo que el precio por regresar a casa fuera el olvido. Eso significaría que las autoridades nunca buscarían a su madre. Entonces, ella perdería la esperanza de volverla a ver, de encontrarla algún día por ahí, en la calle, en una esquina, en un programa de televisión. Porque solo eso, la esperanza, ha mantenido el recuerdo de su mamá vivo, intacto. Así que Yamile acudió a la Unidad de Restitución de Tierras. “Allí me dijeron que sí era posible que el terreno me lo entregaran a mí, sin necesidad de declarar muerta a mi mamá”. La mujer de 31 años empezó entonces una batalla que ganó ayer. En un terreno cercano a la Hacienda La Gloria, ubicado en el corregimiento El Hormiguero (zona rural de Cali), recibió una carpeta negra que certifica que la finca donde creció, otra vez le pertenece. Por primera vez, la justicia falló una sentencia a favor de una persona desaparecida. “Mi mamá no está, pero aquí estoy yo para cuidar lo que es suyo”. La finca que recuperó Yamile queda en la vereda La Vigoroza del corregimiento La Fenicia, del municipio Riofrío (Valle). Hace 18 años, ella, junto a su mamá y su hermano, salió huyendo de aquella casa, luego de que los guerrilleros mataran a su papá. Ahora la mujer regresará a ese lugar solo con sus dos hijos, un niño de 7 años y una niña de 4. Pero Yamile dice estar tranquila “porque quién no se siente feliz de volver a casa”.La felicidad de la joven también la compartieron ayer otras 48 personas que recibieron los títulos de esas tierras que creían perdidas. Algunos esperaron hasta 20 años para tener en sus manos esos papeles de propiedad que nadie debió arrebatarles. Todos eran campesinos de municipios del Valle, como Bolívar, Riofrío, Tuluá, Bugalagrande y Trujillo.El director nacional de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, contó que esos 49 predios que se restituyeron suman unas 1200 hectáreas. En el acto simbólico, que se realizó ayer en zona rural de Cali, los campesinos sonreían y lloraban y comentaban que no pensaron que aquel momento llegaría. Aunque otros, quienes aún no tienen sentencias a su favor, se quejaban del retraso del proceso y pedían respuestas al funcionario del Gobierno Nacional. Un hombre, por ejemplo, le contaba a Ricardo Sabogal que lleva años reclamando una casa en Jamundí y nadie le ha dado respuesta. Algunas víctimas también recordaron los problemas de seguridad que enfrentan cuando regresan a sus tierras: los insultos, las amenazas, el miedo.El director regional de la Unidad de Restitución, Sergio Rodríguez, sin embargo, recordó que también existen los fallos compensatorios, “que ordenan que a las víctimas se les entregue un predio distinto al que perdieron, pues no pueden volver a ese por problemas de seguridad”.Un ejemplo es el caso de las seis familias que hace dos meses recibieron parcelas en el terreno de 29 hectáreas (cercano a la Hacienda La Gloria) que antes era de alias el Zarco, exparamilitar.Solo que el sueño de aquellos campesinos es poder regresar a casa, sin amenazas, sin miedo. Porque volver a la tierra es como volver a encontrarse. Yamile, por ejemplo, dice estar ilusionada. Desde el martes pasado empezó a llevar sus cosas a la finca que recuperó. Cuenta que espera, en unos meses, empezar a cultivar pitaya y luego criar pollos. “Tengo mucha ilusión de empezar de nuevo”. Es que quién no se siente feliz de volver a casa.Avanzan proyectos productivosEn el evento que se realizó ayer en el corregimiento El Hormiguero (zona rural de Cali), el Director Nacional de la Unidad de Restitución de Tierras también hizo la entrega simbólica de $1.100 millones que se invertirán en 52 proyectos productivos para familias del Valle que han recuperado sus tierras. El viernes también se entregaron las sentencias de restitución de cuatro fincas en zona rural de Riofrío (Valle), que pertenecen a la familia Ceballos, que hace 20 años fue despojada de sus tierras por alias El Alacrán, el exjefe paramilitar condenado por la Masacre de Trujillo.Ricardo Sabogal destacó los avances del proceso de restitución y afirmó que “esa política no tiene reversa. Esta tarea no nos va a quedar grande”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad