405 días de angustia llevan los padres de Jackeline Velasco

405 días de angustia llevan los padres de Jackeline Velasco

Octubre 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Lina Uribe I Especial para El País
405 días de angustia llevan los padres de Jackeline Velasco

Este domingo 20 de octubre, Jakeline cumple 12 años. Lo que más añora su mamá es tenerla de regreso.

La menor desapareció en septiembre del 2012. Hoy solo se sabe que podría estar en Ecuador. Este es el panorama.

Flor Alba Martínez cuenta que uno de los sueños de su hija Jakeline era salir en televisión. Esto último, en parte, es lo que viene haciendo hace poco más de un año; no ha salido solamente en la pantalla, sino también en la prensa, en la radio, pero los motivos son muy distintos: Jakeline Velasco Martínez, de 11 años de edad, completa hoy 405 días desaparecida.El 30 de abril de este año, cuando la menor llevaba siete meses y trece días lejos de casa, un hombre se comunicó con Flor Alba y le dijo que la habían visto en Sucumbíos, provincia del norte del Ecuador, y que una persona del Putumayo la estaba ofreciendo en venta. Esa es la información más reciente.Sin embargo, fue imposible comunicarse de nuevo con aquella fuente porque, al parecer, no volvió a encender su celular. A las autoridades y a los medios de comunicación del país vecino se les dio aviso, pero hasta ahora no ha habido respuesta alguna. El paradero de Jakeline sigue siendo una incógnita.La tarde del viernes 7 de septiembre del 2012, Jakeline salió de su casa para llamar por teléfono a su hermana mayor. Esto fue lo último que su papá, Didier Velasco, supo de ella. Flor Alba se angustió cuando, horas más tarde, regresó a casa y no encontró a la pequeña, que en ese entonces tenía diez años: “Ella para todo nos pedía permiso, por eso me alarmé cuando no la vi”.Flor se dirigió a la casa de su cuñada y de algunos vecinos, quienes le contaron que la última vez que vieron a Jakeline fue esa tarde, cuando se subía en la camioneta de su tío político Óscar Cadavid, quien seis meses antes había terminado de pagar siete años de cárcel por tentativa de homicidio y otros delitos.Sus padres intentaron comunicarse con Cadavid, pero las llamadas no fueron atendidas. “Él no contestó porque lo llamamos del número de nosotros. Cuando mi esposo le marcó de otro número, ahí sí habló, pero dijo que no había estado esa tarde con la niña”, comenta Flor Alba.Las palabras de algunos vecinos y las grabaciones de cámaras de seguridad de negocios del sector relacionaron a Óscar Cadavid con la desaparición de Jakeline. Entonces, se inició una investigación en su contra y las incoherencias en sus declaraciones, entre otras cosas, permitieron que se le dictara medida de aseguramiento. Esto fue hace más de siete meses.A mediados del mes pasado se realizó la inmovilización de una costosa camioneta que Cadavid había comprado cinco meses después de salir de la cárcel y en la que, según indican las investigaciones, montó a Jakeline el día de su desaparición. El pasado 19 de septiembre, la Fiscalía 13 Especializada lo acusó por su presunta responsabilidad en el caso y se le programó una audiencia preparatoria para el próximo18 de octubre.A pesar de que el caso está en manos del Gaula de la Policía, el CTI de la Fiscalía y la Personería Municipal, los padres de Jakeline sienten que las investigaciones no han sido suficientes. “Varias veces nos han dicho que tenemos que esperar porque no hay presupuesto para la búsqueda”, dice Flor Alba.El intendente Pedro Gamboa, encargado del caso en el Gaula, asegura que a la familia siempre se le ha ayudado y que, incluso, se ha ofrecido una recompensa para quien dé información. “Lo que pasa es que también hay otros casos de secuestro y extorsión”.En ese sentido, Andrés Santamaría, personero de Cali, recalca la debilidad en la respuesta judicial que reciben los familiares de desaparecidos: “En la Personería hemos insistido en que se debe fortalecer el sistema judicial de búsqueda de personas porque hasta ahora no hay fiscales ni investigadores exclusivos para desapariciones”.Otras familias que sufrenEl drama que vive la familia Velasco Martínez -tener un pariente desaparecido- es más común de lo que se cree. De acuerdo con el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (Sirdec) que maneja Medicina Legal, del 1 de enero al 26 de septiembre del 2013 se han reportado como desaparecidas 343 personas en Cali, más de la mitad del total de casos conocidos en el Valle durante este año. De esos, hay 79 mujeres y 49 hombres menores de edad. El reporte más alto es de 41 niñas entre los 10 y los 14 años.Tan solo en la Personería de Cali, en los primeros ocho meses de este año, se contabilizaron 114 denuncias de personas desaparecidas en el municipio, entre ellas, 32 menores. De estos, 19 son mujeres y 12 tienen entre 14 y 17 años.El año pasado, la entidad registró 116 denuncias por desapariciones (89 menores), mientras que en Medicina Legal se reportaron 537. Estas cifras corresponden a Cali. En el Valle del Cauca, Medicina Legal contabilizó 775 desaparecidos.Pese a estos datos, las autoridades enfatizan en que estas cifras no garantizan precisión, pues son muchas las desapariciones que no se ponen en conocimiento de las autoridades; al tiempo que hay personas que aparecen y sus familias no las reportan, por lo que continúan en la base de datos.En medio de ese panorama poco esperanzador, Flor Alba Martínez dice que no dejará de buscar a su niña, que sabe que está viva y que algún día regresará para cumplir su sueño de salir en televisión, pero no en fotografías en manos de una madre que la llora, sino de carne y hueso. Eso sería una muestra de que toda su lucha valió la pena.Si tiene alguna información sobre Jakeline, comuníquese a los teléfonos 311 625 36 70 / 320 729 32 90

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad