40 de los 74 heridos tras explosión en Tumaco fueron trasladados a Cali

Febrero 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
40 de los 74 heridos tras explosión en Tumaco fueron trasladados a Cali

Así quedó la estación de Policía de Tumaco, tras la explosión de este miércoles.

Las víctimas mortales de la explosión, que se registró a las 2:10 p. m. del pasado miércoles, son tres mujeres y cuatro agentes de la Policía.

Como el atentado más fuerte de los últimos años calificaron las autoridades de Tumaco, Nariño, la explosión que se registró ayer en inmediaciones de la estación de Policía del municipio y causó la muerte de siete personas. La detonación, al parecer de una moto bomba, también dejó cerca de 74 heridos, de ellos 36 policías y el resto civiles que transitaban por el sector conocido como la Gran Vía, que corresponde a la zona más concurrida de Tumaco. El personero Ariel Castillo confirmó que la población se encuentra aterrorizada. “Estamos muy adoloridos. Este hecho ha causado un impacto fuerte en el municipio”, indicó el funcionario. Las víctimas mortales de la explosión, que se registró a las 2:10 p.m., son tres mujeres y cuatro agentes de la Policía. Asimismo, 40 de los heridos que se encuentran en grave estado de salud llegaron anoche a la capital del Valle del Cauca, donde fueron trasladados a centros asistenciales de alta complejidad, como el Hospital Universitario del Valle (HUV) y la Clínica Valle del Lili. El Gobierno Nacional aseguró que los guerrilleros del Frente 29 de las Farc estarían detrás del atentado, aunque la Policía también atribuyó el hecho a la columna móvil Daniel Aldana. El ministro de defensa, Juan Carlos Pinzón, viajó anoche con los mandos militares a Tumaco para retomar el control de la seguridad.De otro lado, el director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, ofreció una recompensa de hasta $100 millones a quien entregue información de los autores de la explosión. El alcalde de Tumaco, Víctor Gallo, señaló que durante los últimos días se habían presentado acciones menores con disparos y ataques relacionados con extorsiones a comerciantes en los que estarían involucrados milicianos de las Farc y miembros de bandas criminales.Sin embargo, Gallo resaltó que este es el hecho de mayor magnitud, pues, además de atentar contra la Fuerza Pública, afectó a la población civil. Según los estimativos de las autoridades, se cree que el 50% de las instalaciones de la Policía quedó totalmente destruido, al tiempo que la detonación causó daños graves a decenas de establecimientos de comercio. Para el obispo de Tumaco, monseñor Gustavo Cerón, este último hecho refleja la grave situación de violencia que se presenta desde hace varios meses en este municipio, que tiene un promedio de 300 homicidios por año.“Estamos en una época muy difícil. Hace unos diez días también hubo un atentado que dejó dos heridos. Necesitamos soluciones urgentes”, declaró el religioso. También ayer una granada estalló en el aeropuerto de Santa Bárbara de Iscuandé, Nariño, y causó la muerte de un menor de edad y heridas a cuatro adultos. Y una explosión en Cajamarca, Tolima, causó daños en un establecimiento comercial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad