298 migrantes ilegales han sido detenidos en el Valle en 2016

Agosto 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
298 migrantes ilegales han sido detenidos en el Valle en 2016

El departamento es un corredor usado para el tráfico de migrantes que ingresan al país por Nariño.

En lo corrido de este año  en el Valle del Cauca han sido detenidos 298 migrantes ilegales, quienes pretenden atravesar el país para viajar especialmente a Panamá. Esta refleja un aumento con relación a todo el 2015, cuando en total fueron reportados 201 casos. Lea también: Investigarán oficina de pasaportes de Cali por presunta tramitación a migrantes ilegales

Un ejemplo que ayuda a comprender la magnitud de la situación, es la detención, en menos de 48 horas, de 124 inmigrantes encontrados esta semana por las autoridades del Valle y del Cauca cuando viajaban por carretera, o mientras esperaban en habitaciones de hotel para continuar con su travesía.

Según lo explica Migración Colombia, estos dos departamentos hacen parte del corredor utilizado por una red trasnacional de tráfico de migrantes, quienes son los encargados de captar a las personas, transportarlas y ayudarlas a burlar los controles migratorios de las fronteras.

Vienen de distintos países. La Policía del Valle ha identificado ciudadanos de Cuba, Ghana, Malí, Nepal, Pakistán y Senegal, aunque una gran mayoría proviene de Haití.

Esto, en palabras de Darío Daza, director de la Regional  Occidente de Migración Colombia, se debe a que “después del terremoto de Haití, cerca de 45.000 personas fueron acogidas en Brasil, donde por un tiempo tuvieron unas prerrogativas para trabajar, pero al parecer esas condiciones ya se están venciendo, y por eso, esta población está migrando buscando mejores condiciones de vida en los Estados Unidos”.

 La ruta que utilizan la mayoría de migrantes ilegales que entran a Colombia inicia en Ecuador, después de haber viajado varias semanas  desde sus países de origen. Una vez contactados por los ‘coyotes’, criminales que integran la red de tráfico, los  son introducidos ilegalmente  al país por Tumaco o Ipiales.

Una ruta, según las autoridades de Migración, es en lancha por tramos, bordeando la Costa Pacífica colombiana. El primer punto de parada en este recorrido es Buenaventura, donde pueden esperar días a que los ‘coyotes’ ordenen continuar con el viaje. Luego pasan  a Bahía Solano y por último llegan a Juradó, un pueblo del  Chocó que limita con Panamá. 

Quienes entran por Ipiales deben emprender el viaje por vía terrestre utilizando, en mayor proporción, buses de servicio público. Buena parte de ellos recorren las vías del país atravesando los departamentos de Nariño, Cauca y Valle hasta llegar a Turbo, en Antioquia,  donde intentan atravesar el Tapón del Darién para llegar  a Panamá. 

En el mes de mayo, el gobierno de Panamá ordenó cerrar el paso fronterizo que lo separa de Colombia. 

A raíz de esta decisión, más de 2.000 inmigrantes ilegales procedentes de Cuba, se vieron en la obligación de permanecer en ese pueblo de Antioquia esperando a  que se les solucionara su situación migratoria, pues les era imposible continuar con el viaje. Durante su espera, pasaron hambre y muchos tuvieron que dormir en cambuches improvisados. 

El jueves, las autoridades migratorias del país desplegaron un plan cuyo objetivo es  deportar a estas personas hacia su país de origen o hasta Ecuador.

Las labores de inteligencia que adelanta Migración Colombia con ayuda de la Policía Nacional y la Fiscalía, han determinado que atravesar el país puede tener un costo que oscila entre los 2.800 y los 10.000 dólares.

La diferencia de presupuesto radica principalmente en las maneras que utilizan los ‘Coyotes’ para burlar los controles de las autoridades. 

La modalidad más básica, según lo explica Darío Daza,  consiste en evitar y burlar los puestos de control de las autoridades nacionales; con la más sofisticada técnica, a estas personas se les entregan cédulas, pasaportes, estratos bancarios, carnés de afiliación a Eps, entre otros documentos, que sirven para consolidar su fachada.

Hace un mes, ocho extranjeros intentaron adquirir pasaportes en oficinas ubicadas en Cali utilizando identificaciones falsas. Por esto, La Gobernación del Valle abrió una investigación interna en la oficina de pasaportes, según explicó Noralba García, secretaria de Gobierno del Valle.

 “Por instrucciones de la Gobernadora se tomó la decisión  denunciar lo que está sucediendo ante la Fiscalía para que se investigue y también la administración emprenda averiguaciones con fines disciplinarios”, dijo la funcionaria, quien además agregó que  la Gobernación no puede permitir que la problemática de migración ilegal  llegue a la oficina de pasaportes del Valle del Cauca.

Duras condiciones  Estudios adelantados por Migración Colombia dicen que durante su travesía, los inmigrantes ilegales son sometidos a tratos inhumanos que los afectan física y psicológicamente. Dicen también que estas personas pueden llegar a ser víctimas de delitos como la estafa, el secuestro, explotación laboral o sexual.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad