¿Quién cuidará a mis hijos en su edad preescolar?

¿Quién cuidará a mis hijos en su edad preescolar?

Febrero 16, 2018 - 09:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Colegio Jefferson

A la hora de elegir el colegio ideal para los hijos, no sólo pesan factores como la ubicación y la economía. Asegúrese de encontrar un espacio que estimule en ellos la confianza, el afecto, el respeto y el amor por aprender.

Muchos padres eligen el colegio o jardín infantil para sus hijos porque queda a la vuelta de la esquina, porque resulta favorable desde el punto de vista económico, o porque las profesoras parecen ‘simpáticas’.
Los padres que así piensan, tienen en cuenta sólo su comodidad y no las necesidades reales de los pequeños. El resultado de la búsqueda será, en el mejor de los casos, un jardín ‘aceptable’.

Al menos eso es lo que ha advertido una estudiosa del tema, Ana María Gálvez, directora del Centro de Estimulación Integral en Cali, quien asegura que: “El propósito de buscar un colegio no es deshacerse del niño. Hay que mirar qué necesidades tiene el pequeño, y qué ofrece el lugar en relación con esas características particulares del menor”.

La psicóloga denuncia que “hay muchas instituciones de garaje que no tienen las condiciones ideales para los niños, por lo cual es ideal que los padres se acerquen a conocer no sólo la planta física, sino el personal y el proyecto de trabajo, que debe estar basado en cuidados, estímulos para su desarrollo y un ambiente de afecto”.

Del acierto de los padres a la hora de escoger el colegio, depende que el niño desarrolle al máximo su potencial en la primera infancia, un tiempo fundamental para la vida de todo ser humano.

Las preguntas del millón. Lo primero que hay que preguntar, además de las normas de seguridad, es ¿quién cuidará a mis hijos? No basta con tener maestras graduadas en pre-escolar, es necesario que tengan la asesoría de un equipo interdisciplinario que haga un seguimiento de su desarrollo motor, y una psicóloga que acompañe su proceso de socialización.

No subestime el tema de las maestras. Ellas deben tener una buena formación en pedagogía y psicología, pero además sensibilidad, entusiasmo y equilibrio. Deben tener vocación, paciencia y amor por su oficio, cualidades que no se improvisan.

De ahí que el mejor consejo es buscar un establecimiento educativo donde el niño aprenda jugando y se sienta seguro, aceptado y amado. Si la meta del colegio es ser una fábrica de genios, piénselo dos veces; prefiera uno que siembre las bases de un mejor ser humano.

Justamente en este último punto el Colegio Jefferson hace mucho énfasis en la conceptualización del lenguaje, los textos y en la pedagogía de la convivencia. De acuerdo con Jimena Valencia Gamba, coordinadora de la Sección Preescolar de esta institución “el Colegio incentiva a conocer el mundo a través de la observación y el cuestionamiento. En aprender con el otro, respetándolo es sus diferencias y en sus igualdades”.

Por eso, una de las filosofías del colegio es brinda una pedagogía distinta, basada en los valores y la buena convivencia. “La pedagogía de la convivencia busca que el niño crezca en el respeto por el otro y el entorno. En este proceso los niños van aprendiendo a reconocer a los demás, a darle valor al otro, a escuchar sus ideas, eso al final permite construir una sociedad justa”, anexó Valencia.

En el Colegio Jefferson, el Preescolar está divido en 3 niveles: Pre-kínder, Kínder y Transición. En el primer nivel (niños entre 4 y 5 años de edad) además de incursionar en el conocimiento del colegio grande, el gran énfasis es que ellos empiecen a reconocer su nuevo espacio. Es por ello que gran parte del tiempo está en trabajar la adaptación y en fortalecer los vínculos de amistad con sus compañeros y maestros.

Luego está Kínder, una etapa en la que a través de la lectura y la escritura van conociendo el mundo. Pero también que reconozcan otras formas para relacionarse, por ejemplo a través de la palabra.

Y en Transición, que son niños entre 6 y 7 años, los niños ya logran hacer un buen uso de las relaciones que han construido en los niveles anteriores y esto les permite aprender mucho más. Ya cada uno identifica su manera de trabajar, de resolver problemas y se van a enfrentando al reto de culminar el preescolar para dar paso a la primaria. La propuesta del Colegio es que en los tres niveles el aprendizaje sea a través del disfrute y del juego.

Pero sin duda, en todo este proceso de adaptación los padres de familia cumplen un papel muy importante, por eso a través de los open house dirigidos a padres que están buscando Colegio y los talleres para los que ya son parte de la comunidad Jefferson, se da a conocer a qué van los niños, qué hacen desde que llegan hasta que se van, aclaran todas las dudas sobre cómo es la metodología, las personas que los acompañan, etc.

Por eso la invitación a todos los padres afanados en saber quién cuidará a sus hijos es a que asistan este 20 de febrero al Open House de admisiones en las instalaciones del colegio. Un espacio para que todos los padres de familia se acerquen, conozcan los espacios, los maestros, su metodología y los beneficios de esta Institución que siempre velará por darle al niño lo mejor.

Oficina de Admisiones
PBX: (2) 6582700 ext. 111
Mercadeoyadmisiones@jefferson.edu.co

TEMAS RECOMENDADOS POR:

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad