Para reforzar los sentidos

Estimula los sentidos de los niños con estos materiales

Marzo 06, 2018 - 10:58 a.m. Por:
Elpais.com.co
Estimulación temprana

Los efectos de la estimulación temprana fomentan el sano desarrollo de los niños.

FOTOLIA / ELPAÍS

Estimulación sensorial es un concepto que se ha popularizado en la actualidad y que, para especialistas en discapacidad, tecnología, autonomía e independencia, de Eneso Blog, se refiere a la entrada de información del entorno al sistema nervioso a través de los sentidos, con el fin de elaborar sensaciones y percepciones.

“La estimulación es la base sobre la que se construye cualquier aprendizaje, ya que supone la primera etapa del desarrollo de las funciones cognitivas básicas (atención, memoria, lenguaje, etc.) y permite el desarrollo de las funciones cognitivas superiores (razonamiento, lógica, resolución de problemas, entre otras)”, aseguran los expertos de la entidad, especialista en la creación de salas de estimulación y/o integración sensorial española.

Profesionales en salud como Enrique Navia, pediatra, destacan que la estimulación, además, contribuye a explotar la mejor expresión del potencial genético que cada niño o niña traen consigo, proveniente de sus padres.

Pero ¿cómo se logra? “La estimulación consiste en trabajar con diversos materiales los sentidos de los niños, como lentejas, arroz, burbujas, cuentos o imágenes”, explica Juliana Rojas, licenciada en pre escolar de la Universidad de San Buenaventura, quien aclara que los materiales usados pueden variar de acuerdo con el sentido que se quiera estimular.

Para estimular 

  • La estimulación se recomienda desde el embarazo. Se puede jugar con papeles de colores y luz sobre la piel.  También puede ponerle  música desde que está en el vientre materno o cantarle.

  • Para estimular el tacto es necesario utilizar materiales de diferentes texturas, como arena, espagueti, espuma de afeitar o harina. Lo ideal es que sienta los materiales y los recuerde por la sensación que le produjeron. 

  • Permítale probar alimentos con sabores ácidos, amargos, salados y dulces estimula el gusto.

  • Déle leche materna. Estimula el tacto, el gusto y el olfato.

  • Hágale masajes después del baño.

  • Muéstrele un objeto, al tiempo que le dice como se denomina.
  • Muévale las piernas, tal como en una bicicleta.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad