La mala visión en los niños se puede prevenir

default: La mala visión en los niños se puede prevenir

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, OMS, el 80 % de las discapacidades visuales en todo el mundo se pueden prevenir o curar. Los principales enemigos de la visión infantil: el computador, el celular y el televisor.

La mala visión en los niños se puede prevenir

Agosto 13, 2017 - 07:00 a.m. Por:
Por María Camila Cardona Urrea, reportera de El País
Cuidado de los ojos Visión

Examen de la vista.

AFP

Actualmente es común el uso de aparatos tecnológicos por parte de los niños en el desarrollo de sus actividades diarias y esto, con el tiempo, puede afectar su visión.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, las discapacidades visuales más comunes se deben al contacto constante de las personas con varias pantallas de artefactos tecnológicos.
Por eso, según los expertos, es cada vez más común la presencia de discapacidades visuales en niños, como la miopía (ven borroso los objetos lejanos) y en su mayoría, estas afecciones se deben al mal uso de aparatos electrónicos.
La OMS estima que el número de niños con discapacidades visuales asciende a 19 millones en el mundo, de los cuales, 12 millones, la padecen debido a errores de refracción (no enfoca bien), fácilmente diagnosticables y corregibles. Además, que el
80% de todas estas discapacidades se pueden prevenir o curar.
Por eso, es de vital importancia prestar atención a la salud visual de los niños desde sus primeros años de vida, tal como lo manifiesta Carlos Eduardo Rivera Hoyos, oftalmólogo del Grupo Emi y especialista en glaucoma.
“El periodo de madurez visual corresponde desde el nacimiento hasta los 8 años, en este se desarrollan todas las redes neuronales y el crecimiento ocular, así que si algo se interrumpe en este proceso de formación, se puede presentar afectaciones visuales. De ahí la importancia del control anual para detectar tempranamente esta afección”, explica.
Igualmente, el especialista hace un llamado de atención acerca del uso de los aparatos tecnológicos. “Hay una relación muy clara entre desarrollo de miopía y el excesivo uso de tabletas, celulares y demás aparatos tecnológicos. Cuando los niños se exponen muchas horas a alguna pantalla electrónica genera una acomodación excesiva del cristalino para poder leer de cerca y con el tiempo estos cambios pueden llevar a la miopía”.
La buena visión en los más pequeños es responsabilidad de sus padres o los adultos que lo rodean, y aunque en la mayoría puede ser fácil de identificar las afecciones, explica Alejandra Arias, médica oftalmóloga de la Clínica de Oftalmología de Cali, “algunos presentan una apariencia normal, por lo cual es importante realizar una valoración completa con un experto, cada año como mínimo, especialmente en los primeros años de vida”.
Así que es importante que se esté atento a cualquier cambio en la visión de los niños, para lograr un seguimiento a su salud visual consultando periódicamente al experto.
Acciones sencillas como cambiar hábitos alimenticios, regular el uso de aparatos electrónicos o hacer ejercicios en casa podrían hacer la diferencia para que los niños tengan buena visión. Por eso, lea esta guía con recomendaciones de los especialistas:

Ojo con aparatos electrónicos

El uso de las tecnologías es lo que ha alertado a muchos expertos en salud. Para Ricardo Pinzón, médico oftalmopediatra de la Clínica de Oftalmología de Cali, el uso de los aparatos electrónicos debe estar bajo el control de los adultos. “Estas herramientas deben ser supervisadas por los padres y deben tener límites en el tiempo de uso, no únicamente por el contenido al cual los niños puedan tener acceso, si no también por el tiempo que pueden dejar de estar dedicando a otras actividades importantes en su desarrollo”.
Sin embargo, para Carlos Eduardo Rivera Hoyos, médico del grupo Emi, esto no es lo único que podría afectar al menor y que debe ser un motivo de preocupación para los adultos. “Hay una relación muy clara entre desarrollo de miopía y excesivo uso de aparatos electrónicos como tabletas y celulares”, aclara.
Esto, explica Rivera, se da cuando “los niños  se exponen varias horas al computador,  tabletas o celulares, generando una acomodación excesiva del cristalino para poder leer de cerca, que con el tiempo pueden llevar a la miopía”, puntualiza.
Con él concuerda Antonio José Veira del Castillo, oftalmólogo y docente de la Universidad Icesi, quien asegura que “se han reportado problemas es con el abuso. Esto tiene que ver directamente con el periodo prolongado que pasa un niño al frente de las patallas, que va generando problemas a nivel de la acomodación induciendo a la miopía”.
Por este motivo los expertos recomiendan:
Distancia. Todo dispositivo tecnológico del cual hagamos uso debe situarse a 30 centímetros de los ojos.
Descanso. Cada 20 minutos se le debe dar descanso a la vista.
Parpadeo.
Se ha comprobado que el uso de estos dispositivos disminuye el parpadeo causando resequedad ocular. Se recomienda hacer de forma consciente el parpadeo cuando se usen los dispositivo tecnológicos.

Signos de alarma

Para Alejandra Arias, médica oftalmóloga de la Clínica de Oftalmología de Cali, hay formas sencillas de reconocer que algo no está bien.
“En los primeros meses de vida son niños que se tornan poco sociables, sonríen poco, no logran mantener la mirada sobre un objeto ni seguirlo. Pueden comenzar a presentar movimientos involuntarios de los ojos
o desviaciones oculares.
Los niños con baja visión pueden tener estereotipos, como por ejemplo, presionar sus ojos con sus dedos de manera frecuente.
En la edad escolar un defecto refractivo que necesite de corrección con gafas puede manifestarse con bajo rendimiento escolar o hábitos como acercarse demasiado a los objetos”.

En casa

El doctor Felipe Arango, de Lentesplus.com, recomienda que luego de exponer la vista a un largo periodo de lectura o uso de elementos tecnológicos se puede:
- Cerrar los párpados fuertemente durante 5 segundos y luego abrirlos mucho. Este ejercicio permitirá relajar los músculos oculares.
-Enfocar objetos lejanos, recomendable a más de 3 metros de distancia.
-Tomar siestas y dormir apropiadamente. “El ojo se recupera durante el sueño, generando nuevas células para su protección”, añade.

Sana alimentación

Los alimentos verdes son los mejores aliados para cuidar los ojos. De acuerdo con Carlos Eduardo Rivera, oftalmólogo del Grupo Emi y especialista en glaucoma, “una dieta sana y rica en antioxidantes y omega 3 ayuda a mejorar la función visual y cerebral en los niños. Los antioxidantes están presentes en todas las frutas y verduras. Igualmente, se deben consumir alimentos ricos en Omega 3 como el pescado, estos ayudan a la retina y al cristalino”.

Cuídese del sol

Así como con la piel, los ojos se deben cuidar del sol. El doctor Ricardo Pinzón, médico oftalmopediatra de la Clínica de Oftalmología de Cali, hace un llamado de atención acerca del cuidado ante “la exposición prolongada a fuentes de luz ultravioleta, como el sol. Ya que esta, puede ocasionar problemas visuales como terigio, catarata o daños a nivel de la retina”.  
-Se debe evitar siempre ver directamente al sol.
-Si se va a estar en un área al aire libre donde se sienta mucho el sol, utilizar un buen bloqueador solar en la piel,
así como gorras.
-Si la exposición a los rayos solares va a ser prolongada, usar gafas de sol con filtro y protección ultravioleta.

Enfermedades comunes

Entre los problemas visuales que se presentan con mayor facilidad en los niños y niñas, indica el médico oftalmólogo de la Clínica de Oftalmología de Cali, Ricardo Pinzón, están “los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo), alergias a nivel ocular (conjuntivitis alérgica), ojo perezoso (ambliopía) y desviación ocular (estrabismo).

Unos 1,4 millones de menores de 15 años sufren ceguera irreversible y necesitan intervenciones para rehabilitar
la visión.

Mitos. En la voz del experto...

De acuerdo con Ricardo Pinzón, médico oftalmopediatra de la Clínica de Oftalmología de Cali, existen diversos mitos con relación al cuidado de los ojos de los niños que en su mayoría son falsos. Conózcalos: 

  • Tomar fotografías con flash pueden dañar los ojos de los niños. ”Esto es falso y se debe a que en muchos museos se prohíbe la toma de fotos con flash para evitar el daño del pigmento de las pinturas. Sin embargo, el número de visitantes que tiene un museo y el número de fotografías a las cuales puede estar expuesta una obra, son mayores al número de fotos que se le pueden tomar a un bebé. La toma de fotografías esporádicas no ocasiona ningún problema”.
  • El color de los ojos de los bebés. “Algunos padres aplican gotas de limón o leche materna en los bebés para evitar que los ojos se oscurescan. Este tipo de prácticas son peligrosas y pueden ocasionar daños irreversibles. Normalmente el iris— tejido que da el color a los ojos— tiende a definir su color definitivo un poco antes del año”.

  • La lectura en un carro en movimiento puede ocasionar desprendimiento de retina. “Esto es falso. En condiciones normales se puede leer en un carro en movimiento sin ocasionar daño ocular”.
"Un niño con buena visión puede realizar todas sus actividades lúdicas, académicas y
en general, puede completar su desarrollo psicomotor de manera adecuada”.
Ricardo Pinzón,
oftalmopediatra de la Clínica de
Oftalmología de Cali.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad