Guía indispensable a la hora de contratar niñera para sus hijos

Guía indispensable a la hora de contratar niñera para sus hijos

Mayo 16, 2017 - 01:34 a.m. Por:
Simón Castillo / Especial para El País 
Niñeras

“Muchos padres se sienten culpables por tener que dejar a sus hijos en manos de otra persona, es totalmente normal”. Ángel Martín, psicólogo.

Foto: Fotolia / El País

Muchos padres comienzan a trabajar antes de que sus hijos empiecen a ir al colegio y se ven en la obligación de tener que dejarlos en manos de terceros.

El momento en que se debe contratar una niñera es una de las decisiones más costosas y difíciles, entre varias razones, por miedo a cómo ésta tratará al pequeño.

De hecho, varios psicólogos que analizan este fenómeno explican que muchas mujeres se sienten culpables por tener que dejar a sus hijos en manos de otra persona.

La mayor parte de las niñeras son mujeres con alta disponibilidad de tiempo y el resto son enfermeras, profesionales de educación infantil o estudiantes universitarias que buscan sacarse algo de dinero para sus gastos. En este sentido, este último grupo no tiene una disponibilidad de horario completa, por ello, antes de contratar, hay que asegurarse de que su horario será compatible con sus necesidades.

Por otro lado, se debe pensar también si se va a necesitar a la niñera de forma continua, durante un largo periodo de tiempo u ocasionalmente.
Saber cómo contratar una niñera es la llave que abre la puerta para que su hijo reciba una asistencia adecuada y usted como padre, logre espacios de distensión y descanso. Aquí cinco claves para hacer la mejor elección.

Defina el perfil de la candidata de acuerdo con sus expectativas:

Antes de empezar a buscar y entrevistar candidatas a niñera debe definir usted mismo lo que busca en ella. El grado de formación profesional, el carácter personal y su desarrollo emocional y sicológico son importantes, piense en sus preferencias respecto a esto. Tenga en cuenta la disponibilidad que necesita de ella y la edad adecuada, pues tendrá que trasnochar y levantarse a la madrugada.

Compruebe la veracidad de la información dada por la candidata:

Recuerde que la persona que contratará es a quien le confiará la vida y formación de su pequeño. Cuando decida que una de las personas que entrevistó posee el perfil ideal, llame a las referencias profesionales, esto es importante (no acepte una niñera sin referencias, podría ser peligroso). También pida los números de contacto de sus familiares y confirme su dirección de residencia.

Procure una interacción con sus hijos antes de contratar a la persona que los cuidará:

Antes de tomar la decisión final, planifique un momento en el que la candidata pueda jugar con su hijo mientras está presente. Si el niño está en una edad en la que ya puede hablar, mírelos conversar y analice la química y conección que se ve entre ellos. No es necesario que organice varias citas, trate de que el niño esté presente para el día de la entrevista y así podrá hacer que interactúe con las candidatas que usted considere potencialmente contratables.

Después de la primera interacción, le podrá preguntar a su hijo su opinión acerca de las distintas niñeras, ya que él finalmente es el que pasará la mayor parte de su tiempo con esta persona.

Si el niño está muy pequeño, igual podrá notar la forma en que responde ante las actitudes de las niñeras. Tenga en cuenta que a pesar de ser una persona extraña, para el niño se evidenciarán diferentes aspectos que le interesarán.

Tenga claridad con la niñera en todos los aspectos:

Sea claro con lo que le gusta y lo que no, en todo lo referente con los quehaceres de la niñera. Es importante comunicar todos los aspectos respecto al trato con los niños que usted considere necesarios, como los diferentes tipos y clases de juegos y enseñanzas que esta persona le transmitirá a su hijo.

También clarifique aspectos como: si la niñera lavará la ropa del bebé, si le preparará las comidas, arreglará su cuarto y demás oficios alternos que pueden surgir alrededor del cuidado de un niño. También se deben dejar varios teléfonos de contacto en caso de que ocurra alguna eventualidad o la niñera tenga alguna duda en los primeros días de trabajo.

Es bueno darle números de familiares de confianza por si usted no puede ser localizado por alguna razón. El uso de las listas es un buen método tanto para la niñera como para los padres, ya que al anotar la rutina que debe seguir, ella podrá verificar cada paso sin lugar a olvidos y usted tendrá más seguridad en cuanto al trabajo de la persona que contrató.

Estar presente en los primeros días de trabajo de la niñera

Es fundamental poder estar presente en la adaptación del niño con la niñera, por lo menos los primeros días, hasta que ambos se familiaricen. Por esto, tenga en cuenta el tiempo del que debe disponer antes de entrar a trabajar, si es el caso. Delegue gradualmente las tareas y responsabilidades, no se las entregue todas el mismo día.

De esta forma, conocerá un poco mejor su forma de trabajar y cómo responde el niño al estar al cuidado exclusivo de ella.

Sea tolerante en ciertos aspectos pero también atienda a su instinto, sea minucioso y observativo en esta fase del proceso, ya que es el último filtro que la niñera deberá superar antes de poner su hijo al cuidado exclusivo de ella, aproveche este tiempo para pulir el trabajo de la persona y acostumbrar a su hijo a que ella será la persona a su cargo cuando usted no esté. Todas estas claves van enfocadas a que logre conseguir una buena niñera con el mínimo riesgo de despido, ya que lo que está en juego es el bienestar y la seguridad de su hijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad