Famosos que dan lecciones de vida sobre el cáncer

Famosos que dan lecciones de vida sobre el cáncer

Julio 02, 2017 - 02:48 p.m. Por:
Kelly Rodríguez- Integrante Semillero UAO El País 
Pau Donés Jarabe de Palo

Al permanente acelere en el que vivía la cantante caleña Anabella, especialmente en el 2014 cuando realizaba su gira de lanzamiento, la vida le puso freno de mano.
Un día, mientras se practicaba el autoexamen se descubrió una ‘masita’ en la mama derecha que resultó ser un quiste benigno y entonces, lo dejó pasar. Seis meses después la ‘bolita’ que no alcanzaba el centímetro, ya medía 5 centímetros y tras una biopsia, en plena gira, le diagnosticaron cáncer de mama.
A partir de ese momento, inició un proceso que ella define como ‘hermoso’, por más difícil que parezca, porque aunque admite que los procedimientos médicos son fuertes, todo valió la pena. La ganadora de la Gaviota de Plata en Viña del Mar, está sana.

Para ganarle la lucha al cáncer, Anabella cree que lo primero y más importante es la actitud, meterle amor a cualquier proceso médico y contar con la guía y supervisión permanente de los doctores.

Pau Donés
Diálogo con Pau Donés, líder de Jarabedepalo

Pau Donés, líder de Jarabedepalo.

En julio del 2015, Pau Donés, vocalista de la reconocida banda de rock en español Jarabe de Palo, se aquejaba de un intenso dolor en el estómago que lo llevó a acercarse al hospital donde una semana más tarde lo operaron de cáncer en el colon. En agosto del mismo año, el artista padece una metástasis en el hígado y en esta ocasión le extirparon 12 tumores. Poco después, inició un fuerte tratamiento de quimioterapia y aunque el 13 de julio del 2016, el cantante de La Flaca dio la grata noticia de “estar limpio”, de haberle ganado la batalla al cáncer, al cual llama jocosamente ‘Cangrejo’, el 8 de febrero de este año le detectaron un pequeño tumor en el peritoneo.

Aunque la lucha del artista ha sido ardua y llena de altibajos, su fortaleza, humor y ganas de vencer la batalla han sido su arma principal contra la enfermedad. De hecho, en diciembre del 2016 el cantante realizó un concierto en Barcelona, a piano y voz, con el objetivo de recaudar fondos e invertirlos a un estudio científico para investigar más sobre el oncogén BRAF, un gen humano que produce una proteína llamada B-Raf, la cual provoca que las células se dividan y crezcan de forma descontrolada convirtiéndolas en células anormales o cancerosas.
Asimismo, el artista ha alternado la medicina clásica (quimioterapias y medicamentos) con un programa de medicina alternativa bebiendo infusiones de plantas y consumiendo muchas hortalizas como la col, la calabaza y la remolacha, según contó en la Feria de Alimentación
y Salud, en Balaguer.

También, dejó completamente el alcohol, las drogas y ha eliminado el azúcar refinado y la harina refinada de su dieta. Entre tanto, reconoce que el cáncer le ha dado la oportunidad de reencontrarse con la vida y gozar de momentos estupendos y de gran felicidad, especialmente con su hija, a quien le profesa su amor y sus ganas de luchar por no dejarla sola.

Recientemente, publicó su libro ‘50 palos... y sigo soñando’ en el que da cuenta de una vida intensa plagada de grandes éxitos y de sonoros fracasos.

“He dejado de beber; como comida que no alimenta el cáncer sino que lo mata de hambre, me meto infusiones para tener el cuerpo súper limpio y preparado para cuando contraataque. ¡Y ya está!”.
Pau Donés En una entrevista concedida a la revista XLSemana

Robi Draco Rosa
Compositor, músico y cantante, Draco Rosa, un artista completo

 Draco Rosa

Archivo/ El País 

El exitoso cantante puertorriqueño, ex integrante de la banda Menudo, Robi Draco Rosa, quien deleitó a millones de personas con éxitos como ‘Más y Más’, ‘Blanca Mujer’ y ‘Penélope’, fue diagnosticado con cáncer de estómago en el año 2011, una batalla que venció en diciembre del 2012 y celebró lanzando un recopilatorio titulado ‘Vida’, que le hizo merecedor de un premio Grammy Latino.

Sin embargo, en el 2013 al intérprete le detectaron nuevamente un cáncer linfático, al que, según sus médicos, podía vencer fácilmente, y así fue. No obstante, más allá de someterse al tratamiento convencional, padecer esta enfermedad fue una razón más que suficiente para que Draco se preocupara por su alimentación, un cambio que resultó clave en su recuperación.

Por lo que el artista decidió publicar junto con su nutricionista Nena Niessen, quien también padeció de cáncer, el libro ‘El secreto de la vida a base de las plantas’, en el que quisieron dar a conocer la nutrición como arma fundamental en la prevención y lucha contra las enfermedades, en especial, el cáncer.

Esta receta muy sencilla de preparar, contenida en el libro:

Súper jugo de Draco

Ingredientes: 1/2 aguacate, 1/2 hoja de col rizada, 1/2 taza de espinaca, 4 ramitas de berro, 2 hojas de diente de león, 28 ml de clorofila, 1 pepino cohombro mediano, 2 ramitas de cilantro, 1 espárrago, 1/2 taza de brócoli, 1 y 1/2 tazas de agua, 1 taza de hielo, el jugo de un limón.

Preparación
: Licue todos los ingredientes. Si no le gusta el aguacate lo puede reemplazar por manzanas verdes o guanábana.

Lorena Meritano
El nuevo testimonio de Lorena Meritano en su batalla contra el cáncer

Esta es la imagen que Lorena Meritano compartió en Instagram. En esa red social se ven las cicatrices que le quedaron en los senos tras las cirugías en su lucha contra el cáncer.

La actriz y modelo argentina Lorena Meritano, recordada por su antagónico en la telenovela ‘Pasión de Gavilanes’ y reconocida por su constante interacción en redes sociales, fue diagnosticada con cáncer de seno en el año 2014, un mes después de haberse realizado chequeos médicos para realizar un embarazo in vitro con su expareja Ernesto Calzadilla.

La alerta se presentó un día cualquiera mientras la actriz se practicaba un autoexamen y se sintió una ‘bolita’, inmediatamente se practicó los exámenes de rigor, y desde el momento en el que la enfermera le dijo ‘la doctora la quiere ver’ lo supo. Lorena se embarcó en una férrea batalla contra el cáncer y durante tres años tuvo que dejar los escenarios y someterse a ocho cirugías y 16 quimioterapias.

Desde entonces, la artista se ha convertido en un símbolo de lucha, esperanza y perseverancia, a través de sus redes sociales donde constantemente comparte fotografías, videos y mensajes cargados de espiritualidad, aliento, optimismo, fuerza y valor, a todos sus seguidores que, a lo largo de este tiempo, han podido evidenciar los altibajos que ha enfrentado esta actriz en su día a día. De hecho, el 21 de junio publicó un video en el que cuenta, con gran felicidad, que su cáncer ha entrado en remisión.

‘Estoy sana, estoy bien. Me felicitaron por mi fortaleza, por mi fe, por mi voluntad y yo solo le agradezco a Dios y a todos ustedes también les quiero agradecer infinitamente. Cuiden de su salud’, expresó Lorena.
Entre tanto, en una entrevista para el programa puertorriqueño ‘Mujeres al Borde’, la argentina cuenta que nunca investigó sobre el cáncer en internet, pero sí dedicó mucho tiempo a leer diferentes libros en los que aprendió cómo desde la alimentación se puede prevenir y curar enfermedades.

También, practica terapias alternativas como el Ho’ponopono, un método de sanación que consiste en repetir, como una meditación, las palabras “lo siento, perdóname, gracias, te amo” para limpiar pensamientos erróneos y ciertos patrones de conducta, que se rían la base de situaciones dolorosas y de diversos problemas emocionales y físicos; y Reiki, una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual.
Añadió que duerme mejor, no tiene relaciones tóxicas, no va donde no tiene ganas de ir, comparte tiempo con la gente que ama y que la ama, es más paciente y perseverante, nutre su autoestima y está completamente comprometida en ayudar a otros, por lo que siempre trata de dar un testimonio de luz, esperanza y aliento a sus seguidores.

El cáncer le enseñó “que en el mundo hay más personas buenas que malas, que el amor triunfa, que Dios es el arquitecto perfecto, que todo lo que sucede es por algo, que lo que no mata te fortalece y que uno debe aprender a perdonarse, a perdonar y a soltar, que Dios tiene un propósito, que con humildad se pueden afrontar los procesos y con amor abrazar un cáncer pudiendo agradecer el estar vivos, se puede superar el trance y llegar a ser mejores seres humanos, que hay que abrazarse más, mirarse más a los ojos, priorizar la salud y honrar la vida”.

Lance Armstrong
Lance Armstrong despojado de sus siete Tours de Francia 14

Lance Armstrong.

Archivo

En 1996, el ciclista estadounidense Lance Armstrong anunció al mundo que padecía de cáncer de testículos. Armstrong eligió una quimioterapia que a priori no disminuiría su capacidad pulmonar en caso de supervivencia. Esta elección fue considerada a la postre como vital para salvar su carrera deportiva.

El americano había manifestado días previos a su operación que “estoy dispuesto a combatir la enfermedad y vencerla para seguir después compitiendo como ciclista profesional”. Dicho y hecho. Gracias a la operación, a los cuatro ciclos de quimioterapia que pasó, al destino y a su fuerza de voluntad, volvió a competir 518 días después de su última competición.

Durante ese tiempo, Armstrong debió luchar con su enfermedad, pero también fue una imagen para los pacientes que sufrían de cáncer. Creó la fundación ‘Livestrong’ y junto a ello empezó la divulgación de campañas y las manillas amarillas que representaban la lucha contra este mal.

Tan solo un dólar costaba aquella pulsera, dinero que iba íntegro a la fundación. La pulsera se viralizó gracias a que grandes deportistas y estrellas de Hollywood portaban tanto en su vida cotidiana como en algún evento laboral aquel accesorio.

Luego de su recuperación, Armstrong se convirtió en una figura que representaba la fortaleza, el espíritu de vivir. Fue en el 2000 que publicó ‘Mi vuelta a la vida’, un libro que retrataba su lucha contra el cáncer.

Marion Jaimes
Marion Jaimes

La ex señorita Boyacá 2009, Marion Jaimes.

Especial para El País

La ex señorita Boyacá 2009, Marion Jaimes, fue diagnosticada a sus 22 años de cáncer de ovario. Durante el certamen de belleza, a pesar de la preparación física y dieta, Marion nunca logró tener el abdomen plano y siempre tuvo molestias “estomacales” que supuestamente eran problemas de colon.

Sin embargo, en noviembre del 2012 su abdomen se puso muy duro, empezó a tener el periodo irregular y fuertes dolores de cabeza. Pensó que estaba embarazada, pero como la prueba descartó esa hipótesis se realizó una ecografía y una serie de exámenes que, finalmente, revelaron un tumor de 18 centímetros adherido al ovario derecho.

Luego, tras la intervención quirúrgica para extraer el quiste y estudiarlo, llegó el diagnóstico: cáncer de ovario. Inició un tratamiento de 21 quimioterapias durante un año y medio. Afortunadamente, a los seis meses ya estaba sana. Hace un mes le hicieron cirugía para extraer una masa del seno y a mitad de agosto volverá al quirófano para extraer otra ubicada cerca del útero.

Desde su experiencia Marion recomienda practicarse juiciosamente la citología, el autoexamen de seno y ecografías, que, en su caso, permitió la detección oportuna.

Además de las ‘quimio’, Marion no practicó ni meditación, ni ejercicio, ni cambió su alimentación. Fue su actitud y positivismo, dice, lo que la sacó adelante.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad