¿Es usted adicto al trabajo?, 10 señales que lo delatan

¿Es usted adicto al trabajo?, 10 señales que lo delatan

Febrero 25, 2018 - 08:36 a.m. Por:
Mario Perlaza, integrante del Semillero de Periodismo UAO-El País
Exceso de trabajo

El exceso de trabajo se ha convertido en una de las principales causas de enfermedades en la actualidad.

Especiales para El País

De las 168 horas que hay de lunes a domingo, aproximadamente 40 se invierten trabajando, es decir el 67,2 % de la semana los colombianos están en la oficina o ejerciendo distintas actividades para obtener dinero.

Sin embargo, hay personas que dedican aún más tiempo a las actividades laborales y empiezan a recortarles a sus compromisos académicos, familiares y personales, generando distintas alteraciones en su ritmo de vida y en su salud física  y mental.

Lea también: Más de 124 mil caleños consultaron al médico por trastornos mentales este año

Las personas adictas al trabajo, por lo general, no son capaces de reconocer su estado, ya que se encuentran tan sumergidas en ese aspecto, que logran identificar como normal su comportamiento y generan la primera etapa de todo problema adictivo que es la negación al mismo. Es muy poco común que alguien se  autorreconozca como tal.

De ahí que el adicto siga ejerciendo su labor con la misma o más intensidad. Para la psicóloga clínica Kelly C. Azcárate, este tipo de alteraciones se pueden presentar porque el individuo desea experimentar una satisfacción a cambio de su incansable conducta laboral, como una ganancia económica o moral. Y al igual que lo que ocurre con las drogas, este comportamiento estanca a la persona por recibir esa alta ‘dosis’ de trabajo que él presume, lo beneficia de alguna manera.

Para esta profesional, las personas adictas al trabajo buscan no enfrentar realidades por fuera del entorno laboral e inconscientemente, enfocan todo su tiempo, mente y atención en su trabajo para desviar otros pensamientos.

La médica laboral del Centro Médico Imbanaco Maribel Esguerra Grijalba argumenta que el adicto no enfrenta sus miedos e intensifica su manera de trabajar para olvidar o escabullirse de posibles traumas de la infancia o situaciones personales graves que han marcado su vida de alguna manera.

Con la orientación de la psicóloga clínica Kelly Azcárate y la médica laboral Maribel Esguerra les presentamos un decálogo de señales para que usted identifique si es adicto al trabajo:

  1. Trabaja más de 10 horas al día: En el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo se especifica que la duración máxima de la jornada ordinaria es de ocho horas al día y 48 a la semana.
  2. No come bien: Esto se genera porque se olvidan tanto de las necesidades fisiológicas que no cumplen con lo normal que es el autocuidado, ni hacen ejercicio. Esta conducta puede causar gastritis y enfermedades digestivas.
  3. Le cuesta mucho descansar por pensar en el trabajo:  En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que para descansar lo suficiente, se debe dormir mínimo seis horas y que más que un placer, esta acción es una necesidad. En los adictos al trabajo sus horas de sueño se acortan por incrementar el tiempo que se invierte en lo laboral.
  4.  Generalmente muestra ansiedad: Este síntoma se presenta por la necesidad de resolver diferentes asuntos, aspectos o problemas al mismo tiempo. Sienten que descansar llega a implicar pérdida de tiempo.
  5. Se cansa constantemente: Puede llegar a una fatiga o al ‘síndrome de quemazón’: el cuerpo empieza  a desinteresarse por diferentes aspectos relacionados con el trabajo.
  6. Realiza trabajo en la casa y en otros momentos: Lleva trabajo para adelantar o desatrasarse en casa. Aún en fines de semana y durante las vacaciones busca algo qué hacer de su trabajo cotidiano o busca un elemento que represente actividad laboral. Por ejemplo, se mantiene pendiente del celular para resolver problemas o asuntos de su oficio.
  7. No disfruta otros espacios: Para el adicto es una necesidad estar relacionándose con personas que hablen o representen responsabilidades de su entorno laboral. En otros espacios (con familia, amigos) no se siente  a gusto, porque extraña el corre-corre diario.
  8. Su vida sexual se altera negativamente: Por estar enfocada su vida en el campo laboral, por cumplir sus metas profesionales se olvida de su pareja. Tanto estrés laboral le puede provocar inapetencia sexual y disfunción eréctil.
  9. Tiende a descuidar a su familia: Siempre tiene como excusa el trabajo o el agotamiento debido al mismo, para no salir a compartir con su esposa y sus hijos en una salida a un parque, al cine, a ver un partido de fútbol, etc.
  10. Sufre de malgenio o estrés excesivo: Por buscar solucionar muchas situaciones en el trabajo se vuelve irascible y cuando aparece un problema personal no lo saben enfrentar con la misma pasión con que labora.

Consejos
Es necesario autoevaluar todos los aspectos que conciernen al trabajo para identificar posibles problemas generados por este en el área social, personal, sexual o familiar. Por eso, para Kelly Azcárate una solución es encontrar nuevas fuentes de distracción, generar espacios donde la mente pueda ocuparse de situaciones que le entreguen esa misma satisfacción de otras maneras como el deporte o salir con amigos.
Para las dos profesionales es necesario entender que el trabajo no es el centro de la vida y que hay otros espacios y personas que pueden dar experiencias más enriquecedoras.

La persona puede llegar a concientizarse de que es adicto al trabajo cuando el cansancio es mucho.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad