El proyecto que busca incentivar el modelo de educación finlandesa en Cali

El proyecto que busca incentivar el modelo de educación finlandesa en Cali

Marzo 25, 2018 - 08:31 a.m. Por:
Alda Livey Mera Cobo, reportera de El País
Inducción en la Institución Educativa Celmira Bueno, de Cali

“Nuestra herramienta es un ambiente controlado, los estudiantes no se distraen, se concentran en su tema”, dice el pedagogo finlandés Joni Alwindi. Aquí en una inducción en la Institución Educativa Celmira Bueno, de Cali.

José Luis Guzmán El País

Después de siete años de investigación pedagógica en la Universidad de Helsinki, Finlandia, Joni Alwindi concluyó que era necesario crear nuevas formas de aprender involucrando la filosofía pedagógica finlandesa.

Para su maestría hizo trabajo de campo por cuatro meses en 200 colegios del Distrito de Aguablanca, entre instituciones públicas y colegios privados de bajo costo y “de garaje”. El resultado sobre cómo funcionaba la educación en zonas marginales se publicó como un capítulo del libro Desarrollo Internacional de la Educación.
Y creó la plataforma digital Edvisto, que combina la educación tradicional con nuevas tecnologías Tics, para solucionar necesidades educativas con otra manera de aprender y de enseñar. El emprendedor educativo habló del proyecto que potencializa habilidades del estudiante en el aula virtual.

¿Qué es la plataforma digital Edvisto?

Es una pedagogía de alta calidad que utiliza las nuevas tecnologías, con la filosofía pedagógica finlandesa. La plataforma digital Edvisto (educación y o narración en video educativa) es como el Youtube y el Facebook de la educación. En www.edvisto.com invitamos a los estudiantes a crear el contenido o material de aprendizaje, mediante minipelículas o videos – es el formato que más les atrae– sobre temas propuestos por los profesores. Los estudiantes empiezan la investigación en grupo, hacen un guion, van dramatizando, grabando, agregando fotos, etc. a su contenido de aprendizaje.

¿Y el profesor va dirigiéndolos?

No. Mejor les facilitamos cómo usar sus competencias críticas, tan importantes en la educación del siglo XXI para formar una ciudadanía activa, consistente en que logren hacer todo por sí mismos y que aprendan a trabajar en equipo, como en la vida real, que negocien con sus compañeros qué material audiovisual usar en su producción, y ver los resultados en grupo.

Lea también: Concejales de Cali, molestos por retiro de seguridad de la Policía

¿Qué papel cumple el profesor?

Los profesores dan un paso atrás. En vez de darles respuestas, les hacen más preguntas, invitándoles a buscar soluciones a los problemas e información o contenido para su proyecto. El profesor no es la fuente, sino que usa diferentes fuentes de información en internet. Esto es un nuevo método de aprendizaje, no solo educación digital.

Ese modelo funciona con europeos porque son muy disciplinados, pero los colombianos no lo somos tanto...

No hay límites si es finlandés o colombiano, sino en cómo nos acercamos al problema, desafíos, proyectos, fenómenos. Los niños aprenden más trabajando un tema, en vez de ver materias fijas o contenidos fijos del libro; no entienden porqué y para qué estudian eso o si lo usarán en la vida.

¿Es el modelo finlandés el ideal?

Finlandia está cambiando su sistema escolar hace un año. ¿Por qué si todo está súper? Porque el mundo está desarrollándose en nuevas tecnologías, los niños usan internet fuera de clase y tenemos que innovar en usarlo más en aplicaciones móviles, nuevas formas de juego y de video para el aprendizaje. El desafío es cómo usar las Tics de forma productiva y pedagógica.

¿Qué rescata del modelo tradicional?

El respeto a la profesión del profesor, el papel como guía, el ejemplo a seguir, no como instructor –los niños no lo necesitan–, sino como facilitador que los empodera para buscar por su cuenta. Los niños sí necesitan un adulto para guiar el proceso, porque pueden quedarse en el videojuego, pero no pasa si se le guía hacia algo productivo. ¿Por qué oír clase magistral ocho horas, si el niño quiere jugar, correr y no se logra concentrar? ¿Por qué no dejar que trabaje en la noche –a lo mejor se concentra mejor–, o en la cancha, en la biblioteca o en casa?

¿Pero hay clase presencial?

Sí, pero en la plataforma o salón virtual el profesor puede atender de manera más eficaz a cada niño, en el chat individual o en el foro grupal, en vez de gritarles buscando la atención de 20 estudiantes al tiempo. La plataforma virtual permite individualizar el ritmo de aprendizaje. Sino, los más pausados quedan estresados y los rápidos terminan aburridos y no aprenden bien.

¿Y cómo evalúan los colegios?

En Finlandia todos los colegios tienen igual fama, no hay discriminación ni evaluación de colegios ni de profesores. El docente no se agota preparando clase todos los días y el año, porque es destructivo, contraproductivo, un obstáculo. En el modelo
finlandés, entre más hace el profesor menos aprende el niño.

¿Por qué traerlo a Colombia?

Colombia lanzó su meta de ser el líder en educación para 2025 y busca soluciones innovadoras, cooperaciones internacionales y capacitaciones.
Finlandia abrió embajada en Colombia y el Primer Ministro finlandés vino por primera vez en visita oficial, con una delegación fuerte en educación. La educación digital de Finlandia está llegando a Colombia y somos un ejemplo. Estamos aquí para crear ecosistemas con los que sí quieren mejorar la educación, porque su futuro es en colaboración. El modelo finlandés trabaja en equipo, no competimos entre nosotros, sino que buscamos que todos vayamos adelante.

Las claves del método finlandés:

El método finlandés es una nueva mentalidad, una actitud distinta frente al aprendizaje. “En Finlandia la educación se asume como cuando el niño aprende a caminar: lo hace solo, hay que ayudarlo a que no se caiga, pero él tiene la curiosidad y el deseo de aprender y lo mejor es desde su propia iniciativa. Los adultos, profesores o padres, deben aprovechar eso y darle ejemplos a seguir, pero no instruirle”, explica el pedagogo Joni Alwindi.

Este finlandés explica que en Colombia se entiende muy bien ese concepto en el jardín infantil, donde hay mucho juego, pero muere en el colegio. Es un problema mundial: intentar enseñarles una manera de hacer todo y que todos deben aprender lo mismo.

El cómo. En el modelo finlandés se aprende desde la perspectiva del niño. Es invitarlo a ver qué quiere y qué puede hacer, no decirle qué hacer. Cuando los niños expresan qué piensan de un tema, el profesor puede entenderlos y ayudarles a avanzar, bajo supervisión y guiarlos si van por el camino incorrecto.

Pruebas Pisa. Así Finlandia sea famosa por su educación y por sus resultados en las pruebas Pisa, ese éxito fue una sorpresa hace 20 años. Para Finlandia no son importantes dichas pruebas, porque su sistema escolar no se enfoca en exámenes ni resultados, sino en desarrollar competencias para preparar sus niños para la vida.

Sin pruebas ni exámenes. Se maneja la autoevaluación. Los niños se evalúan ellos mismos, con el profesor, a través de un trabajo, una conversación o un cuestionario, no en un examen estándar. Solo hay un examen al terminar el bachillerato. Tampoco hay evaluación de docentes.

Profesores. Los educadores tienen una alta estima de su profesión, solo el 7 % de los que aplican para ser maestros lo logran. El estatus del docente en Finlandia es muy alto, hasta los de kínder tienen maestrías y es muy difícil graduarse. Eso genera respeto hacia la profesión y el profesor goza de una autonomía e independencia que las transmite a los niños, así que ellos asumen la responsabilidad de su aprendizaje, por lo que no es necesario estar supervisando, hay una conexión de confianza profesor-estudiante.

No hay tareas.
Los estudiantes están más motivados, trabajan más el juego y así es más divertido el aprendizaje, no hay muchas tareas, hay 15 minutos de deberes al día, no se matan en las noches y así pueden regresar al colegio al otro día con ánimos de aprender. Y en el proceso de aprendizaje van desarrollando sus competencias de negociación, comunicación, colaboración, creatividad, pensamiento crítico y habilidad para resolver problemas.

Las TICs. Lo mejor de internet es que hace 50 años no sabíamos qué era una buena educación, hoy sí hay ejemplos a seguir. En vez de buscar la excelencia, hay que buscar los problemas de los niños a temprana edad para resolverlos.

Ventajas

- Cada niño va aprovechando sus fortalezas, no exigimos que cada uno aprenda lo mismo ni muestre lo que sabe en un examen individual, sino que muestren sus proyectos en conjunto.

- El estudiante desarrolla competencias como colaborar con otro ser humano, usar su creatividad, pensar críticamente y por su cuenta. “Los niños enseñan mejor a otros niños, los profesores son tutores para enseñar cómo funcionan las herramientas tics y profundizar”, dice Joni Alwindi.

- >Para acceder a la plataforma web Edvisto Colombia se debe registrar como profesor y estudiante. “Trabajamos con colegios, damos capacitaciones a profesores, invitamos a cien de ellos y a cien colegios a probarla. Niños de 6, 10 años ya hacen videos de sus carros o muñecosy los publican en Youtube. El desafío es que lo hagan en temas productivos”, añade.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad