Detecte a tiempo el hipotiroidismo

Detecte a tiempo el hipotiroidismo

Julio 16, 2017 - 08:00 a.m. Por:
Por Carolina Perea, integrante del Semillero de Periodismo UAO- El País
Detecte a tiempo el hipotiroidismo

Pérdida del cabello, uñas débiles, estreñimiento, fatiga, inestabilidad del peso corporal pueden ser indicadores de que la glándula más significativa del cuerpo humano está sin control.

Fotolia

“No me provoca salir de la casa”, “me siento cansado, parece que voy a perder mi semestre de estudio”; “voy a reventar de lo estreñido que estoy”. Estas y cientos de frases más suelen emitir las personas que están padeciendo de hipotiroidismo, una enfermedad que sufre alrededor del 4 % de la población y que, en general, altera mucho su situación de vida e, inclusive, puede aumentar el riesgo de mortalidad.
Muchas de las molestias que se sufren a diario como el estrés, la fatiga visual, dificultades para dormir e incluso, la falta de motivación se adjudican mayormente al ritmo de vida que llevamos, y aunque es verdad que ello puede tener relación con nuestro estilo de vida, es importante saber que estos y otros síntomas como pérdida del cabello, uñas débiles o inestabilidad del peso corporal pueden deberse a un problema de tiroides.
La tiroides es una de las glándulas más significativas del cuerpo humano, pues controla el metabolismo y transporta las hormonas encargadas de que los tejidos y los órganos desempeñen su función correctamente. Esta glándula endocrina en forma de mariposa se encuentra ubicada en el frente inferior del cuello. Su trabajo es producir las hormonas tiroideas, las cuales son llevadas a través de la sangre a cada tejido del cuerpo para asegurar su buen funcionamiento.
Cuando la glándula tiroides no genera suficientes hormonas tiroideas se produce el hipotiroidismo. En muchas ocasiones las personas no sienten molestias, pues la deficiencia de dichas hormonas es leve, y a esto se le llama hipotiroidismo subclínico. Cuando la deficiencia se hace mayor, las personas comienzan a tener signos y síntomas, y a esto se le denomina hipotiroidismo clínico. Este trastorno se genera principalmente por causas como enfermedades autoinmunes, tratamientos con radiación, exceso o falta de yodo e incluso, daño en la glándula tiroidea.
Es importante prestar atención adecuada a los síntomas ya que pueden generar complicaciones en la salud y hasta tener consecuencias mortales.
En cambio el hipertiroidismo es cuando la tiroides produce más hormonas de las que el cuerpo necesita, afección que provoca aceleración del metabolismo. Gran parte de estos casos están relacionados con la enfermedad de Graves, condición que genera un crecimiento excesivo de la glándula tiroidea y por ende, una producción más alta de hormonas.
El hipertiroidismo también suele presentarse por causas hereditarias, mucho más frecuentemente en las mujeres jóvenes.
El mal funcionamiento de la glándula tiroides puede provocar diferentes problemas de salud convirtiéndose en una de las enfermedades más comunes en el mundo, con alrededor de 1.6 mil millones de personas en riesgo.

Para más información sobre los trastornos provocados por el mal funcionamiento de la tiroides se creó el sitio www.thyroidaware.com


Cómo reconocer el hipotiroidismo


Lo primero es por el motivo de consulta, o sea, por los síntomas que presente el paciente. Por ejemplo, un niño que es llevado a consulta porque no crece al ritmo de los demás niños y tiene mal rendimiento escolar; un adolescente que tiene atraso en su desarrollo sexual; un joven o adulto que se queja, entre otras cosas, de cansancio, piel reseca, somnolencia, caída del cabello, aumento de peso, estreñimiento, bajo rendimiento laboral, estado depresivo, disminución del deseo sexual e infertilidad; o por un anciano que se ve deprimido y bajo de ánimo.
También hay que tener sospecha de hipotiroidismo cuando la persona sufre de una enfermedad autoinmune tal como lupus eritematoso, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, vitíligo, y otras más, dado que alrededor del
30 % de ellos tendrán asociado un hipotiroidismo causado por la tiroiditis autoinmune de Hashimoto.
Por último, es frecuente que en exámenes de rutina o de chequeo general incluyan en los exámenes de laboratorio la TSH y la encuentren elevada, indicando que tiene hipotiroidismo.
El mal funcionamiento de la glándula tiroidea presenta diversos síntomas que pueden confundirse con molestias físicas causadas por un ritmo de vida agitado, pero que son claves a la hora de detectar cualquier tipo de irregularidad en la salud. Es importante tener en cuenta que la cantidad y tipos de síntomas que se presenten pueden variar en cada persona.

El tratamiento



La finalidad del tratamiento del hipotiroidismo es reemplazar la hormona tiroidea que le falta al organismo. El tratamiento de elección consiste en la administración de medicamentos que contienen la hormona tiroidea sintética, para así regular los niveles de las hormonas T4 y TSH en cada paciente. El tratamiento es de por vida y tendrá que tomar la medicación a diario, incluso cuando los síntomas estén bajo control.
Según la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, para las personas que quieren ser tratadas con algo “natural”, deben saber que lo más natural es la misma hormona tiroidea levotiroxina. Además, deben tener en cuenta que no hay ningún tipo de alimento que controle la tiroides.
Asimismo, de acuerdo con María Cecilia Lombardo, médica endocrinóloga de Endocare, Instituto de Investigación Clínica de Endocrinología y Prevención, es mucho más normal que el hipotiroidismo se presente entre los 40 y los 50 años, especialmente en las mujeres y durante las diferentes etapas de su vida. Esto no significa que los hombres no puedan sufrirla, por lo que es importante estar atento a síntomas como aumento de peso, fatiga, dolor muscular, piel seca, irritabilidad o estreñimiento.

Consejos para aplicar en el tratamiento

- Nunca suspenda el tratamiento del hipotiroidismo. Si tiene alguna duda de la dosis que le fue formulada, consulte con su médico, pero no se automedique y no modifique la dosis a su antojo.
- Siempre se recomienda que la levotiroxina se tome de
30 a 60 minutos antes del desayuno, pero, si lo olvidó, tómela en el momento que se acordó, no importando la hora o que ya haya consumido algún alimento.
- No es necesario que tome la levotiroxina siempre a la misma hora del día.
- Tome la levotiroxina con agua y evite tomarla con otras medicaciones, sobre todo que contengan calcio, antiácidos, hierro y multivitaminas. No la tome con café, leche u otra bebida que no sea agua.
- Saque la tableta de la envoltura solo en el momento en el que la va a tomar.
- En lo posible no cambie de marca ni de dosis a no ser que dichos cambios hayan sido prescritos por el médico.
- Cuando salga de viaje, recuerde llevar sus medicamentos.
- Si un día olvidó tomar la tableta de levotiroxina, al otro día puede tomar dos.

Testimonio

María Carmenza Bolaños es una ama de casa de 40 años. Cuenta que su hipotiroidismo afectó gravemente su salud por tratarlo de forma inadecuada.
“Tenía un hipotiroidismo por tiroiditis de Hashimoto del cual venía siendo tratada hacía cinco años y tenía un control excelente. Un familiar me recomendó una hierbita, algo medicinal que me podría mejorar la tiroides sin necesidad de ningún medicamento químico. Por hacerle caso suspendí la levotiroxina que venía tomando de forma adecuada hasta ese momento. Tres meses después fui ingresada en estado de coma por urgencias en un hospital de la ciudad, este fue el estado más severo de la enfermedad. Logré recuperarme después de haber estado varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos.
Toda esta odisea me hizo comprender
y saber lo importante que es no suspender ni modificar las dosis del medicamento hasta que el médico lo prescriba”, concluye la señora Bolaños.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad