¡Cuidado con los antibióticos! Conozca cuándo son recomendables

¡Cuidado con los antibióticos! Conozca cuándo son recomendables

Junio 06, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
“El Misoprostol no es un medicamento de venta libre", Minsalud

El misoprostol sirve para interrumpir el embarazo y para tratar úlceras gástricas severas.

Los antibióticos son medicamentos potentes que combaten las infecciones bacterianas. Su uso correcto puede salvar vidas. Actúan matando las bacterias o impidiendo que se reproduzcan. Después de tomar los antibióticos, las defensas naturales del cuerpo son suficientes.

Estos medicamentos son muy importantes, sería difícil ignorar el beneficio que la penicilina y otros de ellos han desempeñado en el tratamiento de infecciones bacterianas, la prevención de la propagación de enfermedades y la minimización de complicaciones graves de las enfermedades.

No obstante, algunos medicamentos que solían ser tratamientos estándar para las infecciones bacterianas actualmente son menos efectivos o incluso no funcionan. Cuando un antibiótico ya no tiene efecto en determinada cepa de bacterias, se dice que esas bacterias son resistentes, y la resistencia a los antibióticos es uno de los principales problemas de salud en el mundo.

El uso excesivo o mal uso de los antibióticos son factores fundamentales que contribuyen a la resistencia de los mismos. El público general, los médicos y los hospitales deben garantizar que los medicamentos se usen de manera adecuada, únicamente cuando es necesario y así minimizar la resistencia a los antibióticos.

Elección de un antibiótico

Para elegir un antibiótico apropiado contra una infección, el médico debe determinar cuál es la bacteria responsable.

En algunos casos, las infecciones solo pueden estar producidas por ciertos tipos de bacterias. Si un antibiótico puede actuar con eficacia contra todas esas bacterias, no es necesario hacer más pruebas.

Si la infección está causada por varios tipos de bacterias, o por bacterias en las que la acción de los antibióticos no es predecible, se solicitan pruebas de laboratorio para identificarlas en muestras de sangre u otros fluidos.

Posteriormente, se realizan pruebas con las bacterias infecciosas para determinar su sensibilidad a varios tipos de antibióticos. Sin embargo, dado que el resultado de estas tarda uno o dos días, no son útiles para orientar la elección inicial del medicamento.

50 % de los antibióticos se prescriben innecesariamente. Así lo manifestó la OMS.

La efectividad del tratamiento puede variar en función de varios factores. El primero de ellos es la capacidad de absorción del medicamento en el torrente sanguíneo y de la cantidad de fármaco que logra alcanzar los puntos de infección. En la efectividad del tratamiento también influye la velocidad del metabolismo del medicamento.

Durante el proceso de selección del antibiótico, el médico también debe tener en cuenta la gravedad de la infección, las posibles reacciones adversas, la edad y condición física del paciente, la posibilidad de alergias u otras reacciones graves al fármaco y el costo del tratamiento.

¿Qué causa resistencia a los antibióticos?

Una bacteria es resistente a un medicamento cuando ha mutado de manera tal que queda protegida contra el efecto del medicamento o lo neutraliza.

Cualquier bacteria que sobreviva a un tratamiento con antibiótico puede luego multiplicarse y transmitir sus propiedades de resistencia. Además, algunas bacterias pueden transmitir sus propiedades de resistencia a algún medicamento con otras bacterias, como si compartieran las respuestas de un examen de supervivencia.

Es normal y de esperar que las bacterias adquieran resistencia a un medicamento. No obstante, la manera en que se utilizan los medicamentos afecta la rapidez y el grado en que se produce la resistencia a los mismos.

Sobre la resistencia

Durante muchos años, la introducción de nuevos antibióticos superaba el desarrollo de la resistencia a ellos; pero en los últimos años, la velocidad de la resistencia a los medicamentos ha contribuido a una cantidad cada vez mayor de problemas médicos.

Anualmente, en Estados Unidos ocurren alrededor de 2 millones de infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos, lo cual lleva a 23.000 muertes. Otras consecuencias de las infecciones por resistencia a los medicamentos son:

1. Enfermedades más graves.

2. Recuperación más larga.

3. Hospitalizaciones más frecuentes o más largas.

4. Mayor cantidad de consultas médicas.

5. Tratamientos más caros.

Muchas veces no depende de una persona tomar o no antibióticos pero usted puedes ayudar a reducir la posibilidad que aparezca una resistencia a estos practicando buenos hábitos de higiene.

Sobre el uso excesivo de antibióticos

El uso excesivo de antibióticos promueve la resistencia a los mismos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, entre el 33 y el 50 por ciento de la administración de antibióticos a los seres humanos es innecesaria o inadecuada.

Los antibióticos tratan las infecciones bacterianas, no las infecciones virales. Por ejemplo, un antibiótico es el tratamiento adecuado para la amigdalitis estreptocócica, causada por la bacteria Streptococcus pyogenes; pero no es el tratamiento correcto para la mayor parte de los dolores de garganta, que son consecuencia de un virus.

Algunas infecciones virales frecuentes que no requieren tratamiento con antibióticos son: resfrío, gripe (influenza), bronquitis y la mayoría de los casos de tos.

Tampoco se curan con antibióticos la mayoría de los dolores de garganta, algunas infecciones de oído, algunas infecciones de los senos paranasales y la gastroenteritis vírica (gripe estomacal).

Si se toma un antibiótico cuando tiene una infección viral, el antibiótico atacará las bacterias beneficiosas y malas presentes en su cuerpo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad