¿Qué tanta atención le presta a su piel?, cuídese del cáncer

¿Qué tanta atención le presta a su piel?, cuídese del cáncer

Octubre 22, 2017 - 09:52 a.m. Por:
Adriana González Fernández, del Semillero de Periodismo UAO-El País
1

3,5 millones de casos de cáncer de piel se presentan anualmente en todo el mundo.

Archivo El País.

Quienes practiquen constantemente actividades al aire libre sin protección, en especial los deportistas, tienen altas probabilidades de adquirir cáncer de piel, una enfermedad que produce el crecimiento anormal de células malignas en ella. Este año, el ciclista colombiano Lucho Herrera reveló que padecía esta afección, producto de largas horas bajo una exposición solar intensa.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y su principal barrera de protección, por lo que constantemente se encuentra expuesta, su cuidado es fundamental.

El cirujano dermato-oncólogo Francisco Javier López recomienda adquirir como hábito el uso de protector solar desde temprana edad, evitar exposición al sol de forma directa entre 10:00 a.m. y 4:00 p.m., conocer su piel y realizar autoexámenes constantemente en busca de nuevas manchas, lesiones cutáneas, aparición de lunares o cambios en ellos (color, tamaño, sangrado, etc).

El daño provocado por el sol en los primeros 20 años de vida es acumulativo e irreversible.

La exposición o consumo de ciertos elementos también está relacionada con la aparición de brotes cancerígenos cutáneos. Entre ellos, el tabaco. Fumar o exponerse al humo del cigarrillo está relacionado directamente como causante de 16 tipos de cáncer. Asimismo, el contacto con metales como el arsénico, eleva las probabilidades de desarrollarlo.

Las cámaras bronceadoras representan un inminente peligro, según expertos. Respecto a estas, la Organización Mundial de la Salud, OMS, las posicionó entre los principales agentes causantes de cáncer de piel al revelar que su uso aumenta en un 75 % la probabilidad de desarrollar algún tipo de cáncer de piel debido a la intensidad de los rayos ultravioleta que emana.

Según la Fundación de Cáncer de Piel Colombia, el carcinoma cutáneo es el tipo de cáncer más fácil de curar si se diagnostica y trata a tiempo. Sin embargo, su tardía detección puede llegar a provocar desfiguración e inclusive, la muerte. Zonas como rostro, espalda, manos y pies son las principales afectadas.

Quienes viven en regiones costeras o con alta latitud tienen especial incidencia en desarrollar esta patología pues la intensidad de los rayos solares es mayor. En Colombia: Cundinamarca, Antioquia y Boyacá presentan los índices más altos de cáncer de piel. Los hombres son quienes más registran la aparición de cánceres cutáneos. Otras características como tez clara, cabello rojizo, pieles con presencia de pecas y estar en la etapa adulta o en la tercera edad, también aumentan el riesgo de contraerlos.

7 de cada 10 personas con melanoma no sobreviven.

¡Ojo con los lunares! 

SIGNOS DE RIESGO:
De acuerdo con la dermatóloga Diana Torres, los lunares son pequeñas áreas de piel con gran cantidad de melanina, sustancia encargada de dar color a la piel, cabello y ojos. Una persona puede tener hasta 20 lunares en su cuerpo y aunque parezcan inofensivos, pueden llegar a convertirse en brotes de cáncer de piel.

Estos son los síntomas que deberá tener en cuenta al realizar su autoexamen (los autoexámenes no reemplazan el diagnóstico médico):

Color: Si la pigmentación de un lunar aumenta o varía, deberá acudir al dermatólogo. Así mismo, si presenta dos o más colores a la vez como café, negro, zonas blancas y rojizas.

Tamaño: Un lunar tiene un diámetro máximo de 6 milímetros de ancho. Lunares que superen esta medida son un síntoma de alerta.

Forma: Los lunares cancerígenos son asimétricos e irregulares. Si su forma es indefinida, tiene bordes borrosos o entrecortados, acuda al dermatólogo.

Cambios: Los cambios en la apariencia habitual de un lunar no son normales; si su color, tamaño, textura o forma ha empezado a cambiar indican un posible riesgo y deben ser examinados por un profesional.

Secreciones: Sangrado o expulsión de secreciones purulentas en un lunar

A propósito

Según el médico especialista en cirugía dermato- oncológica, el doctor Francisco Javier López, de la Fundación Valle del Lili, existen tres principales tipos de cáncer de piel:

Carcinoma Basocelular:

Es el tipo de cáncer de piel más frecuente. Afecta la apariencia de quienes lo padecen pues se presenta principalmente en la cara, teniendo un 77 % de predisposición en la nariz. No representa un riesgo mortal, su tasa de mortalidad no alcanza ni el 1%. Su principal tratamiento es la cirugía convencional y cirugía de Mohs, en las cuales se reseca el tumor. Seguido a esto, se realiza reconstrucción plástica del defecto ocasionado.

Carcinoma Escamocelular:

Se presenta en las zonas del cuerpo expuestas a alta irradiación solar. Tienen predisposición a presentarlo personas de tez clara. La probabilidad de metástasis de este tipo de cáncer está entre el 2.5 % y 5 % en promedio, siendo más alto en circunstancias particulares. El tumor y sus márgenes se extraen quirúrgicamente de la piel.

Melanoma:

Este tipo de carcinoma representa un alto riesgo para la salud. El éxito de su tratamiento y la posibilidad de erradicarlo dependen de su temprana detección. Al detectarse en su etapa inicial,  quienes lo padecen tienen un 90  % de probabilidades de sobrevivir en los 5 años siguientes. Mientras que, cuando la enfermedad comienza a ser tratada en estado avanzado, el sujeto tendrá tan solo 5 % de probabilidades de sobrevivir en los próximos 5 años. Se presenta principalmente en manos, pies y piernas. Sus síntomas incluyen aparición de manchas oscuras, cambios en el color y tamaño de lunares. El tratamiento dependerá del estado de la enfermedad. Se basa principalmente en cirugía, y según el caso, puede requerir quimioterapia, radioterapia y tratamiento biológico (bioingeniería), siendo este último el más usado recientemente.

El cáncer de piel puede afectar su vida y la de sus conocidos. Su tratamiento representa altos costos y de detectarse tarde, podría causar la muerte. Hacer autocontroles regulares y visitar al dermatólogo, puede salvar su vida.

Use protector solar con factor de protección igual o mayor a 60 en las zonas del cuerpo expuestas a los rayos solares y aplíquelo nuevamente cada dos horas en caso de permanecer expuesto al sol.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad