Sea la red para que su hijo no caiga en la trampa de 'la ballena azul'

Sea la red para que su hijo no caiga en la trampa de 'la ballena azul'

Abril 30, 2017 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cuide que la ballena  azul no devore  a su hijo

Todo adulto puede evitar que un menor de edad tome una determinación nociva para su vida. Los expertos le dicen cómo proteger a niños y adolescentes.

Fotolia

A raíz de la gran preocupación que ha despertado el juego de la Ballena Azul, a través del cual las personas reciben retos durante 50 días consecutivos que culminan con un desafío que los invita al suicidio, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Centro Cibernético de la Policía Nacional y Red PaPaz, hacen recomendaciones si conoce un caso o debe enfrentarlo.

“El Juego de la Ballena Azul ha tenido impacto a nivel mundial. En el Reino Unido, la policía ha emitido alertas sobre el juego, que hacen énfasis en su posible relación con conductas como la auto-laceración”, dice Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red PaPaz.
La experta advierte que en otros países éstas alarmas han generado críticas que señalan que dichas alertas y el cubrimiento de los medios, han servido para darle importancia y visibilidad a algo que inició como un engaño.

Lea aquí: Icbf convoca a movilizarse en rechazo a nuevos abusos contra menores de edad.

Un informe de la Universidad de la Sabana determinó que la pérdida de un año escolar, la baja autoestima, sentimientos de excesiva culpabilidad, la intolerancia al fracaso, ser víctima de bullying o matoneo y consumo de drogas, son detonadores de pensamientos suicidas en niños y adolescentes.

Para Yahira Guzmán, psiquiatra y jefe de Salud Mental de la Universidad de La Sabana, el tema del suicidio se debe tratar según la edad del niño, de forma abierta, espontánea y natural. No como algo positivo pero tampoco como un tabú. La experta dijo que “el tema debe ser asumido como un evento que no debe ser glorificado. Los padres o cuidadores se deben respaldar con información sólida sobre la prevención y los factores de riesgo, pero nunca de manera explícita ni con detalles”.

Si detecta que su hijo está en el juego...

- Retírele al menor de edad el acceso a la red social/chat

- Absténgase de establecer contacto con cualquier miembro del grupo
Conserve toda la información en el celular o dispositivo electrónico. (No elimine las pruebas).

- Reporte indicando el enlace o número de celular del grupo a través de o www.teprotejo.org o CAI Virtual de la Policía Nacional a @caivirtual o caivirtual.policia.gov.co o línea telefónica gratuita nacional 141. En la línea telefónica gratuita nacional 141, la ciudadanía recibirá orientación sobre situaciones que amenacen o afecten la vida e integridad de un niño, niña o adolescente. Recuerde que compartir no salva vidas, denunciar sí.

A padres, madres y cuidadores:

- No permitan la conexión de sus hijos sin supervisión (ej: en la habitación en la noche).

- Permanezcan atentos a señales como marcas en el cuerpo, alteraciones en el sueño, aislamiento social o comportamientos o preguntas relativas a la muerte, el suicidio o a las autolesiones.

Prevenga el reto suicida

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Centro Cibernético de la Policía Nacional y Red PaPaz Además, le hacen las siguientes recomendaciones para prevenir el riesgo de los retos suicidas en Internet:

A los menores de 18 años, explíqueles:

- Puede haber riesgos en los grupos cerrados en redes sociales y que debe identificar y contarle a un adulto de confianza cuando sienta que lo que allí ocurre atenta contra su bienestar.

- Nunca deben aceptar retos que puedan causarle daño a él o a otros.
No deben acceder a las redes sociales antes de las edades establecidas en los términos y condiciones que cada red social define.

- Enséñele al menor a entender el fracaso como una oportunidad.

- Explíquele que en la vida se pueden presentar pérdidas emocionales, económicas y afectivas. Esto le permitirá fortalecer su carácter y le ayudará a entender que para superar las pérdidas no es necesaria la auto agresión.

Las instituciones educativas deben:

  1. Estar disponibles para brindar ayuda y orientación a los estudiantes que presenten señales de riesgo de suicidio y avisar a sus padres de inmediato.
  2. Estar muy atentas a los alumnos especialmente vulnerables ante los retos suicidas: por ejemplo a los que han sido víctimas de maltrato, acoso, que han presentado episodios o tendencias depresivas o a los que buscan siempre el reconocimiento social.
  3. Tener una actitud de escucha, evitar que se sientan juzgados.
  4. Definir y comunicar protocolos para manejar situaciones de riesgo en Internet, estableciendo canales y responsables.
  5. Promover el uso responsable de Internet por parte de la comunidad educativa, incluyendo herramientas tecnológicas que le permitan monitorear la actividad en Internet de los estudiantes. Buscar en En TIC Confío y en Facebook ideas para evitar que los niños, niñas y adolescentes le sigan el juego a los ‘retos’ peligrosos.
Factores de riesgo del suicidio infantil

Fracaso escolar: No le exija ni presione al niño para que dé resultados académicos que no puede. Antes que ser competitivos, deben ser felices en el colegio. Recuerde, perder un año es la causa de por lo menos el 5% de la ideación suicida.

Bullying: Entre el 5 y el 10% de los menores víctimas de matoneo –agresiones físicas o verbales– pueden presentar pensamientos suicidas y estar más en riesgo de quitarse la vida.

Además: 'Colegios de Cali iniciarán campañas para luchar contra el juego 'La ballena azul''.

Soledad: Permanecer solos en casa y sin acompañamiento, hace sentir a los niños desatendidos y a pensar cosas que seguro acompañados no pensarían. Por ejemplo, hacerse daño o consultar contenido inapropiado, sexualmente explícito o con mensajes suicidas en Internet.

Riesgo de imitación: Conducta más frecuente en adolescentes, cuando se enteran que un amigo o compañero tuvo una conducta suicida, como cortaduras en brazos, cuello o piernas; o consumo mezclado de medicamentos o drogas letales.

Cambios de comportamiento: No solo que dejen de comer o de dormir, o que les empiece a ir mal en el estudio; cualquier cambio en su forma de comer, dormir, vestir, actuar o si se pone más irritable de lo normal, son signos de alarma que padres y cuidadores deben atender.

Cómo hablar de suicidio en casa

Si se presenta un intento o acto suicida en los amigos o compañeros del niño o adolescente, trate el tema de manera abierta y natural. ¿Tú qué piensas?, ¿Qué opinas?, ¿Qué has sabido? Son preguntas que deben hacerse sin rodeo.

No les hable de suicidio solo porque vio una noticia en TV, la escuchó en la radio o la leyó en la prensa. La clave es tratar el tema desde las causas y hacer un ejercicio con el menor para que comprenda las razones que llevaron a su compañero o amigo a hacerse daño.

Controle los contenidos que el niño o adolescente consulta en Internet. En la web ellos encuentran desde diferentes métodos para quitarse la vida hasta testimonios de personas que ya lo han hecho y buscan persuadirlos a que se suiciden.

Tenga una buena comunicación con sus hijos, para generar confianza con el menor y que le cuente lo bueno y lo malo; nunca lo juzgue y siempre muéstrele que de cada mala acción hay un aprendizaje. Recuerde, nada es urgente ni para siempre.

Si el niño intentó hacerse daño, no se alarme exageradamente. No pregunte por el método que utilizó, sino por las razones que lo llevaron a tomar esta decisión.


No menosprecie ni minimice las conductas auto agresivas sencillas. Cortarse intencionalmente con hojas de papel o lesionarse con objetos cortopunzantes como un corta uñas o una cuchilla de afeitar, son un llamado de atención para discutir sobre qué está pasando.

Cifras

Datos de Medicina Legal, dicen que al 31 de marzo de 2017 se han suicidado 65 niños de entre 5 y 17 años, incluso uno en menor de 5 a 9 años; 35 episodios en chicos de 10 a 14 años y 29 en adolescentes (15 a 17 años).

Por género, este año se han registrado 36 suicidios en niños y 29 en niñas, menores de edad.

En el país, los departamentos más afectados son Bogotá con 74 casos, ocupa el primer lugar con mayor tasa de suicidio infantil en 2017; seguido de Antioquia, 59 episodios; Valle del Cauca, 53; Santander y Cundinamarca, 28; Norte de Santander, 19; Atlántico, 19; y Bolívar, 18.
Al 31 de diciembre de 2016, hubo 244 suicidios en niños y adolescentes entre los 5 y 17 años, 135 casos en hombres y 109 en mujeres.

Por ciudades, la mayor tasa la tuvo Bogotá, con 35 eventos; seguido de Medellín, 16; Cali, 11; Ibagué y Pasto, 6; Manizales y Soacha, 5.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad