ENTRETENIMIENTO

Willy García: toda una vida de buena salsa y tumbao

Enero 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora Equipo de Domingo
Willy García: toda una vida de buena salsa y tumbao

Willy García, la voz cantante en el Disco de la Feria con ‘Así es que se baila en Cali’.

‘Así es que se baila en Cali’, evoca su carrera en Niche, Son de Cali y como solista.

Cuando él entró a la cabina y oyó decir al maestro Jairo Varela ‘les presento al nuevo cantante del Grupo Niche’, William García Moreno miraba de un lado para otro y se preguntaba, ¿bueno, y dónde está el ‘man’? De repente, todos los que estaban en el estudio le empezaron a dar la mano y a felicitar, fue así como comprendió que el nuevo cantante era él, pero solo se sintió seguro de que estaba dentro de la agrupación “cuando el maestro dijo la frase mágica: (el artista entonces imita la voz grave de Varela) ‘ve Willy, andá donde Irma (Restrepo) a firmar el contrato”.“Ella, en esa época, 1993, manejaba la parte de los chavos, entonces, fue ponerle unos ceritos más al contrato”, recuerda Willy, sonriente, dejando asomar sus dientes tan blancos como el arroz.El bonaverense de 1,80 m de estatura, que había trasegado en orquestas como La Combinación, La Integración Porteña y La Suprema Corte ya trabajaba en la organización Niche: grababa coros, hacía la dirección vocal de los nuevos cantantes y estaba pendiente de las grabaciones. En una oportunidad, Varela le encomendó hacer la canción guía de Gotas de Lluvia, “tema que el maestro escribió pensando en los tonos de Charlie Cardona”,recuerda el promotor artístico Luis Carlos Jaramillo, ‘Súper Boy’. Pero le quedó tan bien, que lo llamó a ser cantante de la ya afamada orquesta.Temas como Gotas de Lluvia, La Magia de tus Besos, Eres, Han Cogido la Cosa, Etnia, A Prueba de Fuego fueron éxito en la ‘Voz dulce del Valle’, quien permaneció con el Grupo Niche por nueve años.Igual lapso duró con Javier Vásquez en Son de Cali, con el que grabó tres álbumes: Estilo Propio, Creciendo y Cambiando la Historia.A pesar de que debieron sortear la oposición de Jairo Varela para que no cantaran los éxitos que ellos interpretaron en Niche, lograron salir avante. Hicieron populares temas como ¿Y entonces?, Tan Buena, Ta Loca y Vos me Debés, entre otros.Y juntos cosecharon reconocimientos como los Premios Lo Nuestro; una nominación al Grammy Anglo por su producción ‘Creciendo’ como Mejor Álbum de Salsa; candidatura a los premios Billboard por dos años consecutivos, y Willy recibió, además, un premio de la organización Sesac, de Estados Unidos, como compositor, por su canción ‘La sospecha’, por las regalías obtenidas por la difusión y venta de ese tema.Y ahora, después de dos años como solista logró una hazaña: convertir su tema tributo a los bailarines de la Capital del Valle, ‘Así es que se baila en Cali’, en el Disco de la Feria (edición 56). Pero dicha elección no estuvo exenta de polémica. Mientras el columnista Germán Patiño lo considera “un tema musical de baja calidad, que repite una receta mil veces realizada y, en muchos casos, con mejor fortuna. Un disco perrata, que no se corresponde con la calidad de Feria que tuvimos”, profesionales de la radio como Alejandro Gálvez, de Radio Uno, le dieron su respaldo: “Esa es una canción que representa a Cali, es de un artista de esta tierra y vale la pena reconocer su trabajo”.Tal vez, interviene Óscar Borrero, director artístico de La Máxima, “no fue un tema contundente como en sus tiempos lo fueron Cali Pachanguero, Oiga, Mire Vea o los de Lisandro Meza, pero su canción es buena. Willy hizo el trabajo que correspondía para alcanzar ese logro. Además, es indiscutible su capacidad como intérprete, compositor y productor, nadie puede desconocer que es de los artistas más avezados de nuestra ciudad y con mayor proyección en este país”. Y con dos trabajos musicales en solitario, ‘Sigo presente’ y ‘Manejando los tiempos’ (título tentativo para el próximo álbum que lanzará) Willy sigue conquistando a sus fanáticos, especialmente del sexo femenino que no dejan de piropearlo llamándolo Chocolatín o Choco Ramo.Por ello hasta le lanzan tangas y brasieres al escenario. En una ocasión, incluso, la excéntrica fanática “subió a ponerse sus cosas delante de nosotros”. Willy, comenta entre risas, que le contó ese episodio a su mujer. “Le dije que yo me tapé un ojo, pero que el otro no se dejó”.Si continúa con la disciplina y el talento que hoy lo acompañan, Willy García puede llegar más lejos, luchar por un Grammy anglo, internacionalizarse mucho más.Así lo asegura Irma Restrepo, directora de LYL Producciones, la empresa que maneja el mercadeo del artista y de su orquesta. “Willy aspira a lograr una posición dentro de los grandes artistas del mundo, a nivel de un Marc Anthony y él tiene todo para lograrlo porque tiene mucho talento y mucha capacidad de proyectar su carrera”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad