ENTRETENIMIENTO

Voces y murmullos: ¿se distanció Yepes de sus amigos de la Selección Colombia?

Octubre 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Voces y murmullos: ¿se distanció Yepes de sus amigos de la Selección Colombia?

Mario Yepes.

La renuncia del director del Hospital Universitario del Valle, Jaime Rubiano, las estrategias de las campañas políticas en la recta final a las elecciones, entre los murmullos de esta semana.

¿Se distanció Mario A. Yepes?

Causó curiosidad que durante el día que pasó la Selección Colombia en Buenos Aires, antes de partir a Montevideo para el partido contra Uruguay, Mario Yepes en ningún momento fue a saludar a los que hasta hace poco fueron sus técnicos y compañeros en el combinado nacional.

Ni siquiera fue a verlos jugar en Montevideo, pese a que la capital uruguaya está apenas a 35 minutos en avión de Buenos Aires.

Allegados a Yepes y a la Selección Colombia aseguran que el defensa vallecaucano no salió bien del equipo, que tuvo algunos problemas por la forma como se alejó y que por eso prefiere estar a metros del onceno que dirige José Pékerman.

El retorno de Jaime Rubiano a la dirección del Hospital Universitario del Valle no caló muy bien entre la comunidad de este centro asistencial que lo presionó para que finalmente diera un paso al costado. Lo que muchos desconocen es que el hecho que finalmente lo hizo desistir del cargo fue la presión que le hicieron varios empleados cuando lo vieron comiendo en la cafetería.  

Según testigos, los  empleados se indignaron con su presencia y comenzaron  a rechiflarlo  tan fuerte que por poco la escena termina en gresca. Rubiano solo decía: “me dejaron solo, me dejaron solo”.

En la rueda de prensa en la que Rubiano anunció su renuncia como director del HUV, un periodista de un canal privado de Tv. le preguntó en tono desafiante y casi en un cara a cara con cámara y micrófono en mano, sobre la cancha sintética construida  en plena crisis. 

Rubiano, en forma vehemente también, le indicó al periodista que “hay desinformación  al respecto. La cancha fue construida hace dos años para bienestar de los trabajadores, era una necesidad sentida de los sindicatos que tenían que pagar alquiler de cancha y transporte para entrenar, pero eso no lo dicen. Como tampoco dicen que el Hospital estuvo funcionando y prestando servicios estos tres años, a pesar de no tener recursos. Jamás hubiera construido la cancha hace dos meses en plena crisis”.  Luego, hubo un silencio rotundo.  

No solamente los números apasionan al ingeniero Andrés Jaramillo, gerente de Energía de Emcali. El directivo, que por estos días hace cálculos para reducir el impacto en el costo de la energía que pagan los clientes de esta empresa, también le hace un espacio a las letras y está estudiando escritura. Los sábados, sagradamente, le saca un espacio en la agenda para dedicarse a las letras, que también son su pasión y de las cuales ya tiene una breve producción de cuentos y crónicas.

A medida que se acerca la fecha de las elecciones, la pelea por los votos se pone cada día más fuerte en Cali. Los estrategas se inventan cada cosa para impactar. Es el caso del aspirante al concejo de Cali por el Partido Liberal,  Andrés Vélez, conocido porque se fue a vivir al Distrito de Aguablanca por unos días, donde regala manillas promocionales de su campaña. 

El joven,  al ponérselas a sus seguidores, les repite: ‘Esta es la manilla Kriptonita, porque es contra la corrupción. El corrupto que se la ponga, se le estalla la mano’.  Y, claro, todos estallan, pero de la risa.

Con la promoción que se le ha hecho al MÍO Cable, que todavía está funcionando de manera gratuita, muchas personas se han desplazado hasta la Terminal Cañaveralejo para hacer el viaje turístico por los aires de la ladera. 

Pero cual no sería la sorpresa de varias personas que llegaron el pasado domingo, con sus familias, con deseos de estrenar MÍO Cable y se quedaron con las ganas porque el sistema no estaba en operación. 

Uno de ellos fue el periodista de 90 Minutos, Miguel Ángel Palta, quien fue con toda su familia y quedaron perplejos cuando el vigilante les dijo: “No, solo funciona hasta las 3:00 de la tarde”. Como quien dice, quedaron en el aire.

Durante la final del concurso Talentos 2015, realizado en el Tecnocentro Somos Pacífico, ocurrió algo inesperado. Uno de los grupos finalistas subió al escenario, cautivó con su coreografía, vestuario, ritmo y música. Y mucho más cuando apareció un grupo de bailarines con humeantes antorchas en las manos y crearon una linda coreografía iluminada, pero que puso en alerta amarilla a los organizadores porque quedaban muy cerca de la carpa cuando hacían sus movimientos. 

Uno de ellos comenzó a pedir un extinguidor para tenerlo a la mano. La presentadora decía que nadie les advirtió que una exhibición incluiría fuego, otro sugería hacer mover los niños hacia atrás para evitar riesgos, hasta que el baile terminó y no pasó nada.

Los bailarines, con total naturalidad, lanzaron las antorchas llameantes sobre el jardín, donde el viento las encendía más. Antes de que llegara el extinguidor, alguien sugirió apagarlas echándoles tierra. En efecto, fue la única forma de acabar con el fuego y con el miedo.

Antes de empezar la presentación de su colección en la pasarela de Cali Exposhow, el diseñador caleño Andrés Otálora recibió emocionado una placa a manera de homenaje por haber sido el único que ha estado presente en las quince versiones del evento.

La placa  le fue entregada por Gladys Barona de Conde, directora ejecutiva de Fenalco. La más emocionada con este inesperado reconocimiento fue la mamá de Andrés, doña Diana Larrarte, quien no pudo contener las lágrimas. Otro invitado muy especial que estuvo de incógnito en primera fila y aplaudió a rabiar al talentoso diseñador fue el embajador de México en Colombia, Arnulfo Valdivia Machuca y su novia, quienes viajaron a Cali con el único propósito de acompañarlo en un momento tan especial.

A propósito de Pékerman, el veterano técnico de la Selección Colombia ha extremado sus cuidados al interior del equipo porque no quiere que nada se filtre a la prensa.

Cuentan que a  cuanto hotel llega el seleccionado nacional, bien sea en Colombia o en el exterior, la primera condición que pone el timonel es que se firme un acuerdo de confidencialidad para que no se diga ni siquiera qué piso ocupa el equipo, qué come y cómo están repartidas las habitaciones.

Hay quienes dicen que Pékerman debe preocuparse  más por el funcionamiento futbolístico de la Selección que por cosas que parecen ser detalles simples.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad