Vídeo: con 'Cali suena en vivo' la ciudad se convierte en un gran escenario musical
ENTRETENIMIENTO

Vídeo: con 'Cali suena en vivo' la ciudad se convierte en un gran escenario musical

Noviembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Ricado Moncada Esquivel Periodista de GACETA
Vídeo: con 'Cali suena en vivo' la ciudad se convierte en un gran escenario musical

Creado en 2008, Zalama Crew es un colectivo de artistas independientes con influencias de sonidos contemporáneos, urbanos y de folclor. Actualmente está de gira en París, donde realiza cinco presentaciones en el marco del Festival de Música Contemporánea Generic.

Un total de 23 agrupaciones musicales caleñas lanzaron una propuesta para que los caleños valoren el talento local que vive un momento de plena ebullición. Es un apuesta de ciudad ‘orquestada’ desde el Proyecto de Industrias Culturales de Cali.

Algo muy interesante está pasando con la movida musical de Cali y la región. Esa impresión quedó en los oídos y las almas de más de un centenar de artistas, programadores y empresarios de la industria cultural y creativa de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, que se reunió a comienzos de este mes en Medellín durante el certamen Circulart 2012.Allí, en el Teatro Matacandelas, durante el cierre del evento, el pasado 3 noviembre, el recinto se impregnó de magia con sonidos del Litoral a cargo de Esteban Copete y su Kinteto Pacífico, así como del saxofonista Jacobo Vélez con Callegüeso y la Mamba Negra. En tanto que las pulsaciones de la música electrónica con raíces caleñas la impuso la banda ZionStéreo.Las exclamaciones no se hicieron esperar. Que nuestros artistas no hacían música sino poesía, decían algunos. Entre tanto los franceses, invitados especiales al evento, expresaban que querían visitar nuestra región para saber qué estaba pasando acá, pues había en las propuestas de nuestros artistas algo que no vieron en las noches anteriores. Incluso, los mismos paisas reconocieron que la delegación vallecaucana la ‘había sacado del estadio’. Y es que en los últimos años en la región un cúmulo de artistas y grupos musicales profesionales le está apostando con talento y creatividad a construir, además de propuestas musicales que se mueven entre lo tradicional y lo contemporáneo, a crear espectáculos de alto nivel.Sin embargo, parecería que se tratara del secreto mejor guardado de los caleños.A pesar de que muchas de estas bandas tienen trayectoria de varios años, han ganado reconocimientos nacionales e, incluso, realizado giras por el país y el exterior con gran éxito, es difícil que se pueda disfrutar de su talento en los espacios nocturnos de la ciudad tal como sí sucede con las bandas locales de otras capitales como Bogotá o Medellín.De esta situación cayeron en la cuenta un puñado de artistas agrupados en la Comunidad de Música, un colectivo que reúne a bandas independientes de la ciudad y que es promovido por el Proyecto de Industrias Culturales de Cali. Luego de un proceso de cinco meses, los músicos lograron gestar la propuesta ‘Cali suena en vivo’, a través de la cual 23 compañías musicales locales buscan hacer visibles sus trabajos en el plano local y regional.Y precisamente una muestra de ‘Cali suena en vivo’, fue la que estuvo presente en el cierre de Circulart 2012. “Con el asesoramiento de Mikasa Bar, expertos en producción y programación de espectáculos, se fue cristalizando este proyecto que busca conseguir que las orquestas y grupos locales circulen en la ciudad en un proceso de formación de públicos, para que se tome conciencia en la ciudad de que se puede pagar por ver un espectáculo de calidad con los músicos locales estableciendo alianzas entre los artistas, programadores y dueños de espacios nocturnos”, explica Leidy Higidio, Coordinadora de emprendimiento del Proyecto de Industrias Culturales de Cali.Alex Jaramillo, programador y director de Mikasa Bar, señaló que el problema de circulación de las bandas locales en Cali no es de falta de espacios dónde presentarse sino que se requiere un cambio en la mentalidad del sector. “Buscamos convencer a los dueños de los sitios y programadores de todo tipo de espacios donde la música está involucrada que ofrecer espectáculos de música en vivo con talento local es rentable para sus establecimientos. Esto generaría un circuito permanente de presentaciones que consolide a nuestros grupos y les permita vivir de su arte. Pero también apoyamos a los grupos para que produzcan espectáculos de calidad”.Se trata de la primera red de orquestas que está trabajando el tema de la circulación en el país y que llamó la atención de la mesa de competitividad de las artes escénicas, del Ministerio de Cultura, en Bogotá, donde destacaron que lo más valioso de la propuesta es que por fin se consolidaba un proceso asociativo en Cali, donde son pocos dados a trabajar en equipo.Y eso es lo que está sucediendo. Artistas de géneros tan diversos como folclor, vallenato, salsa, jazz, fusión o electrónica que antes ni se comunicaban, ahora se reúnen y trabajan en conjunto. “Ellos han entendido que lo importante no es defender mi toque ni cuánto me voy a ganar, sino que lo primordial es transformar la dinámica de la circulación y el consumo cultural en la ciudad”, agrega Leidy Higidio.Es también un proyecto de ciudad. De acuerdo con sus promotores, la idea es generar un reconocimiento de nuestros propios valores musicales, como otro factor de pertenencia e identidad.‘Cali suena en vivo’ fue lanzado el 11 de octubre en un concierto en el teatrino del Museo La Tertulia con los grupos Herencia de Timbiquí, Orquesta Macaro - Irmay, Silvio Velasco, Zalama Crew, ZionStéreo y Mama Julia y el solista Mauricio Giraldo. La primera fase del proyecto se extenderá entre octubre y diciembre a través de una serie de espectáculos en vivo. La primera discoteca en presentar una de las bandas fue el Club Zambomba. Después se han sumado espacios como Lumao Café, Unicentro, La Pizza de Bob y Mikasa Bar. “Como productores y programadores nosotros hacemos los contactos y negociamos la presentación de los artistas. Sabemos que es un proceso en el que poco a poco los centros nocturnos nos irán abriendo sus puertas”. De eso tiene fe Alex Jaramillo, quien ha puesto la experiencia y trayectoria de la marca Mikasa Bar al servicio del proyecto. Desde luego, no ha sido un proceso fácil convencer a los empresarios de los locales nocturnos de la ciudad. “La mayoría de los sitios no tienen infraestructura para ofrecer presentaciones en vivo: eso implica alquilar equipos de sonido y pagarles a los músicos de la banda, lo cual incrementa los costos. Y estos negocios tienen al mes unas ocho o diez noches para facturar, por lo cual deben concentrar mucho sus esfuerzos. Lo que hacemos es que las orquestas ofrecen tarifas asequibles y sobre todo, hacerles entender que es un proceso, serio y sólido”, piensa Jaramillo. Actores del procesoCarlos Perea, director y programador de Café Lumao, uno de los espacios que se ha vinculado al proyecto y que funciona en la ‘zona rosa’ del sur de la ciudad, señaló que desde la creación del espacio, hace cuatro años, se ha apoyado las expresiones culturales y artísticas desde la plástica, las artes escénicas y la música, por supuesto. “Nuestro público lo ve como algo que le hace falta a la ciudad y alianzas como esta apuntan a fortalecer este proceso. Por ejemplo, la primera vez que presentamos a Herencia de Timbiquí tuvimos la asistencia de unas 50 personas y la última vez ya eran 250. Desde luego, que surgen dificultades de todo tipo, como las de carácter técnico o logístico, pero si uno está decidido a hacer algo diferente, sabe que aparecerán obstáculos, pero siempre se hallarán soluciones para superarlos”.Pero los más entusiasmados son los propios músicos. “Lo más importante ha sido que los grupos locales estemos trabajando unidos por un mismo proyecto. Pienso además que el patrimonio de Cali no son solo sus monumentos y edificios, sino sobre todo la gente y nosotros con nuestro trabajo estamos tejiendo la identidad musical de la ciudad”, señaló Carlos Giraldo, director ZionStéreo.Para la banda caleña Zalama Crew, ha sido muy positivo hacer parte del proyecto. “Con el apoyo de Industrias Culturales, tenemos más respaldo y credibilidad para conseguir que circulemos en la ciudad y el público reconozca nuestro talento, pagando una boleta para vernos. De otra parte ha sido clave el asesoramiento, para que entre todos subamos el nivel de nuestros espectáculos”, dijo Jéssica Ivethe Arollo, manager, de esta agrupación. El poder generar un circuito en la escena local es para César Herrera, representante del grupo Herencia de Timbiquí, una importante meta del proyecto. “La idea es que no solo cubramos a Cali sino que podamos circular por Palmira, Buga, Tuluá o Cartago y luego proyectarnos en el país. La clave es la capacidad que hemos desarrollado de trabajar en red, algo que antes no existía”.Joaquín Salcedo, director de la agrupación Mama Julia y Los Sonidos Ambulantes, señaló que por el carácter independiente de las agrupaciones locales es muy difícil que su trabajo capte el interés de los grandes medios masivos, que son quienes en últimas mueven el mercado. “La idea con el circuito es hacer un trabajo inverso, llegando directamente al público local, para que con la calidad de nuestro trabajo comience a demandar y consumir nuestra música, porque talento es lo que sobre en Cali”. Mauricio Díaz, co fundador de Sin Nombre Son, destacó que el proyecto ‘Cali suena en vivo’ fue fruto de un arduo proceso. “Eso nos llevó a los músicos a tener conciencia de que nadie va a hacer la tarea por nosotros y entender además que nuestra propuesta busca dinamizar y generar bienestar a todo el sector de cultura y entretenimiento, a través de alianza con todos sus actores. El mensaje debe ser que el caleño escuche y consume caleño. Es importante que también las emisoras y medios masivos nos apoyen”.En opinión de Óscar del Castillo, director de Sounare Orquesta, es otra de las integrantes de ‘Cali suena en vivo’. “El proyecto apunta a romper con la costumbre de que las agrupaciones tengan que presentarse de forma gratuita y conseguir que se reconozca el valor de nuestro talento”, afirmó Óscar del Castillo, director de la banda.Los efectos del proyecto ya se están palpando. El 23 de noviembre ‘Sin nombre son’, actuó en Popayán y el 24, Macaro Orquesta, en Mikasa Bar. El 29 de noviembre el turno será para Residuo Sólido con el grupo Alibombo en Comfandi. Mama Julia y los Sonidos Ambulantes y Callegüeso y la Mamba negra estarán en la Pizza de Bob el 30 de noviembre y el 15 de diciembre respectivamente. El 13 de diciembre Macaro Orquesta actúa en Zaperoco y el 20, Kinteto Pacífico en Amalgama Y los días 22, 26 y 28 de diciembre en Café Lumano estarán en su orden, Kinteto Pacífico, Zalama Crew y Callegüeso y la Mamba Negra.“Otros grupos quieren unirse al proyecto, pero queremos hacerlo de la manera más responsable posible y desarrollar esta primera fase con la Comunidad de Música, pero la idea es abrirlo a los artistas interesados en participar”, dijo Leidy Higidio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad