ENTRETENIMIENTO

Viaje a las 'entrañas' de Pablo Escobar, el patrón del mal

Mayo 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez y Colprensa
Viaje a las 'entrañas' de Pablo Escobar, el patrón del mal

El actor caleño Andrés Parra encarnará la adultez de Pablo Escobar.

El actor caleño Andrés Parra explica cómo es meterse en la piel del tenebroso narcotraficante Pablo Escobar. Radiografía de la nueva apuesta de la Tv. nacional.

Después de 19 años de muerto, Pablo Escobar sigue dividiendo opiniones en el país. Mientras algunos paisas sienten que recrear la vida del narcotraficante es ahondar en una herida que apenas cicatriza, Juana Uribe y Camilo Cano aseguran que el país ya cuenta con la suficiente madurez para conocer ese capítulo doloroso de la historia.“Hace diez años probablemente no habíamos digerido muy bien esa época tan difícil de los años 80 para el país. La televisión colombiana ha contado historias de ‘narcos’, pero sin nombres propios y basados, en parte, en la ficción”, dice Juana, vicepresidenta del Canal Caracol. Ella y Camilo son los gestores de la serie ‘Escobar, el patrón del mal’,Otro de los argumentos para llevar a la pantalla chica la historia del narcotraficante más tenebroso del país, fue haber encontrado el libro del exalcalde de Medellín, Alonso Salazar, ‘La parábola de Pablo’, una investigación seria que retrataba no sólo a Escobar sino a sus víctimas.Sin embargo, el investigador Gabriel Levy y el exalcalde de Medellín Juan Gómez Martínez, a quien además le tocó enfrentarse al capo durante su administración, le aseguraron al periódico El Colombiano que el efecto de esta nueve serie de televisión sobre Medellín será negativo. “Definitivamente perjudican la imagen de la ciudad, pues para el público que la consume es inevitable asociar la ciudad con las imágenes de violencia que se muestren. Las narconovelas utilizan el morbo que produce la violencia, en particular la del narcotráfico, para garantizar audiencia”, sostuvo Levy.Por su parte, Gómez Martínez argumentó su oposición diciendo que “volver sobre estos hechos violentos siempre generará miradas sobre Medellín y recordará esos elementos que hemos trabajado para superar”. Juana es enfática en responder ante estos comentarios que lo grave no es contar la historia, sino que realmente haya pasado, y que haya el peligro de que vuelva a suceder. Para el crítico de televisión Germán Yances, contar la historia es casi un imperativo. “Toda sociedad tiene que verse reflejada y analizada en los medios, incluyendo la televisión. El compromiso de las series no es solo entretener, sino también llevar al televidente a la reflexión. Además no es una apología a Escobar, con el título de la serie se está calificando al protagonista, esa es la lectura que hay que hacer”, opina Yances.Así lo tiene claro Juan Camilo Ferrand, el libretista de ‘Escobar, el patrón del mal’, quien contó con la juiciosa lectura de Camilo y Juana, hijos de víctimas de Pablo Escobar, así como la de Dago García y Angélica Guerra, de Caracol Televisión, para no llegar hacer una apología del narcotraficante. “Los cinco sabíamos que no íbamos a hacer de Escobar un personaje de admirar, pero que debía generar empatía, lo cual no quiere decir que la gente quiera actuar como él y lo admiren por lo que hizo, sino que, simplemente, lo entiendan”, cuenta Ferrand, para quien los verdaderos personajes a admirar en la serie son las víctimas de la violencia de Escobar, los periodistas, políticos, jueces, magistrados y policías que lucharon contra él.La vida de Escobar se cruzó con muchas personas, famosas o desconocidas. Es el caso de Guillermo Cano, de Luis Carlos Galán y de Rodrigo Lara, así que sus vidas, pero sobre todo su lucha contra Escobar, tendrán protagonismo en la serie.Pero eso no implica que desconozcan sus otras facetas. “Vamos a ver a un Pablo que una mañana amanece con ganas de amar a su mujer y en la noche viaja al Brasil para saciarse de ‘garotas’”, añade Juan Camilo. Mañana, cuando los televidentes vean a un Pablo Escobar que empieza siendo un niño travieso, luego un joven que incursiona en el delito con el robo de lápidas y el contrabando, hasta convertirse en uno de los narcotraficantes más recordados en la historia del país, juzgarán por sí mismos.Así se contará la historiaFueron dos años y medio desentrañando los detalles más minuciosos de la vida del capo. Reportajes periodísticos, documentales, libros y testimonios de víctimas como Juana Uribe y Camilo Cano sirvieron de fuente para recrear fielmente los personajes de ‘Escobar, el patrón del mal’. Uribe es hija de Maruja Pachón, secuestrada por Escobar el 19 de enero de 1988 para presionar la inconstitucionalidad de la extradición, y sobrina política de Luis Carlos Galán, asesinado por órdenes del narcotraficante en la plaza de Soacha el 18 de agosto de 1989.De lo que se siente revivir un episodio doloroso, la vicepresidenta del Caracol Televisión dice que la idea no era contar la vida del secuestrador de su mamá, “sino la de un capo del narcotráfico que influyó en la vida de todos los colombianos en los años 80 y 90, y cuyas acciones todavía tienen consecuencias en nuestra vida política, judicial y cotidiana”.Camilo Cano, en cambio, sí admite que sintió mucho dolor al representar la escena de la muerte de su padre Guillermo, director de ‘El Espectador’, que fue asesinado en 1986 a la salida del periódico, por orden de Pablo Escobar. “Pero tengo la tranquilidad de que cuando me senté por primera vez con Juan Camilo Ferrand, el libretista, le dije: no voy a tocar una línea ni a manipular un solo hecho de los que cuenta la obra adaptada, a usted le corresponderá, luego de un minucioso proceso de adaptación de ‘La parábola de Pablo’, contarle al país lo que sucedió”, relata. Camilo confiesa que la serie le sirvió para decirle a su padre todo eso que nunca le dijo cuando estaba vivo. Esas palabras se escucharán en unas de las escenas de la producción.Además de haber accedido a entregar los derechos de su libro a Uribe y a Cano, Alonso Salazar también ha facilitado contactos y material fotográfico a la producción. ‘La parábola de Pablo’ es la recopilación de una investigación de cinco años que jamás fue cuestionado por la familia ni por las víctimas de Escobar. Gracias a eso no fue difícil que las familias Galán, Cano y Lara Bonilla dieran su aprobación, al igual que los expresidentes César Gaviria y Andrés Pastrana, y la familia de Alfonso López, para usar nombres propios. “Es muy positivo que los colombianos no tengamos pudor en contar esta historia”, añade Uribe.La aprobación con la que no contaron fue con la familia Escobar. “Hablar con la familia era un riesgo porque ellos tienen una opinión sesgada, algo lógico. No van hablar mal de quien fue su padre y esposo. El libro y los periódicos eran los que podían darnos una visión más objetiva y neutral de las cosas que realmente pasaron”, explica Andrés Parra.Grabada 100% en exteriores con óptica de cine, ‘Escobar, el patrón del mal’ es tal vez una de las producciones más costosa de la televisión nacional: 1.300 actores; 450 locaciones de grabación en Bogotá, los Llanos Orientales, Medellín, la Costa Atlántica y Miami, lugares donde realmente sucedieron los hechos; US$1.500 costó cada una de las dos pelucas realizadas por estadounidenses para caracterizar a Escobar; US$800 se invirtió en la barba poblada y canosa que luce el protagonista en sus últimos días y 17 kilos rebajó Andrés Parra para interpretar a ‘Escobar, el patrón del mal’.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad