Under the Dome, la nueva serie de TNT que 'atrapa' a los latinoamericanos

Under the Dome, la nueva serie de TNT que 'atrapa' a los latinoamericanos

Noviembre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Oriana Garcés Morales | Reportera de El País
Under the Dome, la nueva serie de TNT que 'atrapa' a los latinoamericanos

Under the Dome’ se emite todos los lunes a las 10:00 p.m. por TNT. Repeticiones los viernes a las 9:00 p.m. En la imagen Mike Vogel, Mackenzie Lintz y Alexander Koch.

La humanidad en el fin del mundo es el tema que aborda Under the Dome, la nueva serie de TNT que se estrenó este mes en Latinoamérica. El verano pasado fue el éxito televisivo más importante de Estados Unidos.

¿Cuánto aguantarías encerrado? ¿Cómo conservar la calma ante lo que parece ser el fin del mundo? ¿Te has preguntado quién serías en una situación de desastre? ¿Hasta dónde llegarías para sobrevivir?Esa es la situación a la que se enfrentan los personajes de Under the Dome, la nueva serie de TNT que se estrenó el 4 de noviembre en Latinoamérica y que el verano pasado fue el éxito televisivo más importante de Estados Unidos, con una audiencia promedio de 14,5 millones de espectadores.Basada en un libro del escritor estadounidense Stephen King, la serie aborda nuevamente un tema que en los últimos años se ha tomado las pantallas de televisión con historias como The Walkiing Dead, Revolution, y Falling Skies: la humanidad en el fin del mundo. Las primeras escenas del piloto podrían confundirse con la introducción de una película: un pájaro vuela hasta el hueco que está cavando un hombre para enterrar un cadáver en medio de un bosque. El jefe de la Policía del pequeño poblado Chester's Mills sale con su joven compañera a investigar una “explosión” que escuchó un residente. Un concejal, el único que queda en el pueblo pues los demás están en un evento, cena en una cafetería a la que ya no va nadie. Y una joven le aclara a su amante que nunca lo va a querer como él se lo pide. Chester’s Mill, el pueblito que parece ser un cuadro perfecto del sueño americano, esconde en realidad una serie de secretos macabros que se convierten en una bomba de tiempo cuando sus habitantes y visitantes quedan encerrados por una cúpula electromagnética invisible, que los aísla del resto del mundo. Nadie entra, nadie sale.Entonces ‘Barbie’ (Mike Vogel), el forastero que enterraba un cadáver, no puede escapar y termina hospedándose en la casa del hombre al que acaba de asesinar; Junior (Alex Koch), el joven amante, decide secuestrar a su amada en un refugio antibombas, con la excusa de protegerla; y ‘Big Jim’ (Dean Norris), el concejal que ha comprado el silencio del jefe de la Policía, teme que salga a la luz que ha estado guardando grandes cantidades de gas propano en el pueblo. Los personajes no son héroes o villanos, dice el actor Mike Vogel. “En el primer episodio la audiencia se hace una idea de cómo son, pero luego se da cuenta de que tal vez no es así. Como sucede en la vida real, crees que conoces a alguien pero puedes estar equivocado”. Y esto es lo que sucede con ‘Barbie’. Tras la caída del ‘domo’, el exmilitar se convierte en una especie de héroe: salva a un joven de morir aplastado por los restos de una avioneta y organiza a todo el pueblo para apagar un incendio. Lo contrario ocurre con Junior, el hijo del concejal, quien es la imagen del joven exitoso que logró salir del pueblo para ir a la universidad, pero que los conflictos con su padre lo han perturbado profundamente, al punto de secuestrar a su amante Angie (Britt Robbertson) solo por verla hablando con ‘Barbie’. “Aunque mi personaje en la serie no es tan oscuro como el del libro, como actor creo que no debo juzgarlo para no poner barreras a la interpretación. No pienso que sea un loco o un psicópata, como lo hace la audiencia, sino que él de verdad cree que está protegiendo a Angie”, explica Koch. “Creemos que el ‘domo’ no escogió el pueblo para aislarlo, sino a quienes estaban en él. Muchos de los personajes, como el mío, no son residentes, iban de paso, pero debían pasar por esto”, afirma Mackenzie Lintz, quien interpreta a Norrie, una adolescente rebelde de Los Ángeles que es llevada por sus dos madres a un reformatorio cercano. Efectos de películaEs en el momento de la caída de la cúpula en el que los efectos especiales demuestran quiénes están detrás de esta producción, que en un principio fue concebida por trece capítulos, pero que ya tiene asegurada su segunda temporada. El propio Stephen King, acompañado de veteranos de historias de ciencia ficción como Steven Spielberg y los productores Brian K. Vaughan y Jack Bender (Lost), supervisan los detalles de las grabaciones que se extendieron por seis meses para la primera temporada, así como cada efecto que es acomodado en postproducción. A quienes vieron el primer capítulo les quedó en la memoria la escena en la que una vaca es partida en dos por la caída del domo. “Cuando la grabamos no se veía tan creíble. Fabricaron la vaca y la dejaron lista para que se partiera a la mitad sola. Fue algo de segundos. Nos preguntamos: ¿cómo va a quedar? ¿si se verá bien? Pero el resultado fue increíble”, recuerda Mike Vogel.Para el elenco, uno de los retos ha sido interactuar con el ‘domo’ en las escenas, pues éste solo aparece en la sala de edición. “La mayor parte del tiempo toca imaginar el ‘domo’ o trabajar con un plexiglas (resina sintética que tiene el aspecto de un vidrio). Algunas veces bromeamos con que tenemos que tomar clases de mimos, pero esto nos exige a usar más la imaginación”, cuenta Vogel, quien ya hizo parte de producciones de ciencia ficción como Cloverfield (2008). Para Lintz, “muchos de los efectos especiales que hoy utilizamos en la serie antes eran exclusivos del cine. Es genial que ahora podamos ver cada semana una mini película”.Los actores coinciden en que en los últimos años se ha entrado en una nueva ‘era dorada’ de la pantalla chica, por lo que -dice Vogel- “me he encontrado con mejores propuestas en televisión que en el cine, respaldadas por personas importantes en Hollywood”. Una de estas personas es el mismo King, del cual aseguran que no sólo ha estado detrás de escenas, sino que se ha involucrado activamente en las grabaciones. De hecho, el primer capítulo de la segunda temporada será escrito por el ‘maestro’ del thriller. “De ese primer capítulo esperamos lo inesperado. Lo único que sabemos es que desde ahí se establecerá el tono de toda la temporada”, cuenta Koch.Lo cierto es que millones de estadounidenses, y ahora de latinoamericanos, esperarán con ansias conocer qué sucederá con los habitantes de Chester’s Mill y hasta dónde se soportarán los unos a los otros debajo de un ‘domo’ que, si bien al principio parece un objeto, luego “termina convirtiéndose en otro personaje, en una especie de ser humano”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad