ENTRETENIMIENTO

Tras 50 años de carrera, la actriz francesa Catherine Denueve conserva su majestuosidad

Diciembre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso | Especial para El País

Hablamos con la legendaria actriz francesa Catherine Deneuve, quien sigue vigente tras 50 años de carrera. En Cali se exhibe su más reciente película, ‘Potiche, mujeres al poder’.

Su imagen quedó inmortalizada como Séverine, la heroína del español Luis Buñuel en el famoso filme ‘Bella de día’ (1967). Allí interpreta a una esposa recatada y pudorosa que, a escondidas, ejerce como prostituta en un burdel, con el propósito de realizar recónditas fantasías sexuales. ‘Bella de día’ la convirtió en actriz de culto pero no es, sin embargo, su película preferida de Buñuel. “Me gusta más ‘Tristana’”, afirma ella. Y añade: “Mi relación con Luis siempre fue profesional. Me parecía un hombre sombrío y algo despótico. Jamás escuchaba ninguna sugerencia”.‘Bella de día’ fue la plataforma que la convirtió no sólo en la mujer más deseada del planeta, sino en ‘musa de musas’ de los diseñadores de alta costura, comenzando por su compatriota Yves Saint Laurent, creador del vestuario de la película.Medio siglo después y con 69 años recién cumplidos, Catherine Denueve continúa haciendo un sorprendente promedio de cuatro películas por año. Majestuosa, así apareció en la reciente ‘Astérix vs. Obélix: Al Servicio de su Majestad’, enfundada en el traje de la reina Cordelia.“Soy consciente de que la belleza me abrió la puertas del cine, pero a fuerza de trabajo me hice reconocer como actriz”, aclara. Y la Academia de Hollywood también lo admitió, al concederle una nominación al Óscar por ‘Indochina’ (1992).Y es que toda la vida de esta mujer ha estado marcado por el empeño, el coraje y la resistencia. De hecho, Catherine Fabienne Dorléac (su nombre de pila), nació en plena ocupación nazi, época difícil para sus padres, también actores, Maurice Dorléac y Renée Deneuve.Tan difícil, que muchos años después, se ha descubierto al mundo que su padre fue colaborador de los alemanes, en un desesperado intento por preservar el bienestar de su familia. La explosiva revelación la hizo el periodista investigador Bernard Violet en la única biografía ‘no autorizada’ que se haya publicado sobre ella, en 2007. Fue un año caótico, debido a la comidilla de la prensa. Violet averiguó en los Archivos Nacionales de Francia que Maurice Dorléac figuraba en la ‘nómina’ de los nazis, e incluso hizo numerosos programas de radio y algunos cortometrajes de propaganda, en el estilo del falso documental que pretendía venderle al mundo la supuesta nobleza alemana en los países ocupados.“Francamente, estoy cansada de que me pregunten por eso. Considero ofensivo que se haga un libro sobre una persona con la que ni siquiera has hablado. Eso no me cabe en la cabeza”, alega ella. Por su parte, Violet declara que le insistió muchas veces por una entrevista, tanto a ella como a su madre Renée, sin obtener más resultados que una amenaza judicial.A la fecha, el alegato de Catherine Deneuve no tuvo eco legal. Y se arrojó una sombra sobre su imagen perfecta. El libro la describe como “egoísta, tacaña, obsesionada por el dinero y manipuladora”. Sus allegados concluyen que esto ha sido un duro golpe para la diva, quizá la segunda mayor desgracia que enfrenta en su vida, luego de la trágica muerte de su hermana y también actriz, Françoise Dorléac, en 1967.Al margen de escándalos, Catherine siempre será la eternamente ‘bella de día y de noche’. Y a directores como Roman Polanski, Marcel Camus, Dino Risi, Agnès Varda, André Téchiné, François Truffaut y Lars von Trier, que su imagen como gran dama de la pantalla haya quedado escrita con cincel, en la historia del cine.Lea la entrevista realizada por El País a la diva francesa Catherine Denueve, quien cuenta detalles de su vida.Conozca la más reciente película, ‘Potiche, mujeres al poder’, que protagonizó Catherine Denueve.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad