Totó La Momposina vuelve a arremeter contra el reguetón, dice que "embrutece"

Totó La Momposina vuelve a arremeter contra el reguetón, dice que "embrutece"

Octubre 13, 2017 - 07:15 p.m. Por:
Redacción de El País - Palmira 
Totó La Momposina

Totó La Momposina

Colprensa

Totó La Momposina invitada de honor al 23º Festival de Arte Ricardo Nieto de Palmira, estuvo este jueves en el parque La Factoría donde se concentran los choladeros de la ciudad, disfrutando de una ensalada de frutas y hablando sobre la necesidad de proteger la música ancestral, de la cual ella es una de las más fieles exponentes de este país, al tiempo que criticó duramente el reguetón.

La folclorista indicó que esta música no dice nada, "pero si muchos improperios", al señalar que venía de participar en un simposio con periodistas de Medellín donde tocaron el tema.

"Yo les dije que lo que pasa es que hay estrategias para poder encontrar la manera de embrutecer el raciocino a través de ciertas palabras, de ciertos toques. Es un plan, una estrategia que ahora se tiene, para embrutecer a nuestra juventud, para que no tenga gusto musical", enfatizó.

Dijo también que esto se estaría dando porque no hay un sentido de pertenencia que viene del conocimiento, de la manera como públicamente se van entregando las manifestaciones culturales.

"Cuando uno tiene sentido de pertenencia se pone a estudiar como debe estudiar. Mi abuelo dirigía una banda y tocaba el clarinete. Él tenía una filosofía: el que no estudia do, re, mi, fa, sol, la, sí, do; el que no canta afinado y el que baila con los pies trocados tiene que estudiar bastante (risas)", insistió Totó La Momposina.

Sostuvo, igualmente, que la música ancestral es simple, pero debe ir acompañada de ese sentimiento de pertenencia.

Sin embargo, advirtió que ese sentimiento de pertenencia no viene como se dice en el argot popular de larín larán, porque aseguró la artista, la música ancestral es una música que sale de la contemplación para decir y expresar lo que se siente en el corazón.

"Yo digo ra ra y eso no quiere decir nada", reiteró haciendo alusión al reguetón.

"Es la utilización de improperios, pero no solo improperios, sino también es la degradación de la mujer y del hombre, y eso uno no lo puede permitir porque eso es como trasgredir una historia; porque nosotros tenemos una historia y esa historia viene de la historia sagrada. En Juego de Tronos nos enseñan que el viejo continente es mucho más avanzado que nosotros, pero nosotros tenemos que aprender a tener valor y respetar lo que somos. Nosotros tenemos muchas culturas, pero todos hablamos un solo idioma", resaltó la ganadora del Grammy Latino quien fue declarada la noche del jueves, durante la apertura del festival, como huésped de honor de la ciudad.

Al reconocer su origen campesino - su padre y abuelo fueron zapateros -, Totó La Momposina, reiteró que su bandera ha sido entregar la verdadera música de su país, ya sea en Europa o en cualquier otro continente donde ha tenido la oportunidad de ir diciendo: "Esto es lo que vale la pena, porque un país o continente que no respete su música y su sabiduría, siempre será un pueblo subordinado, sin sentido de pertenencia", puntualizó.

Criticó, asimismo, que ya no se escuche la música ancestral como pasaba en otros tiempos cuando ella con su madre y los Tolimenses, junto a Gloria Valencia de Castaño, inauguraron la televisión nacional.

"Por qué se perdió esa mística, porque en este momento hay un sentimiento de que lo que está afuera es lo mejor, pero resulta que lo mejor lo tenemos nosotros porque tenemos todos los climas. Si uno se pasea por toda Colombia va a entender el mensaje que estoy dando en este momento. La cosa es que estamos bien perdidos porque se quiere imitar a los otros países y nosotros tenemos que mostrar lo que somos y lo que tenemos", enfatizó.

Recordó que cuando Buitrago y sus muchachos llegaron a Bogotá, ella también lo hizo con su grupo, pero la gente de la capital no sabía bailar, ni conocían esa música.

Para la artista algo similar ocurre con los muchachos de ahora porque no escuchan música, ni les enseñan música en el colegio.

"También les quitaron la cívica, (la enseñanza de las ramas del poder público), la historia sagrada y la Urbanidad de Carreño. Entonces cuando se van sacando todos esos patrones que son importantísimos en la vida, pues entonces se va degenerando la sociedad", sentenció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad